Suscriptor digital

La potencia lírica del Indio Solari, como un pedido de auxilio

Fuerza vital y elocuencia en brillantes interpretaciones e imágenes
Fuerza vital y elocuencia en brillantes interpretaciones e imágenes
Mercedes Méndez
(0)
28 de mayo de 2018  

Poesía de Ricota. Dirección: Guadalupe Bervih y Gabriel Wolf. Intérpretes: Gabriela Biebel, José Formento, Marina Garré, Miriam Eva Rellán, Marcelo Saltal y Gustavo Slep. Ambientación y luces: Fernando Dopazo. Máscaras: Pablo Solís. Producción: Bibiana Glait. Sala: Pista Urbana, Chacabuco 874. Funciones: martes, a las 20. Duración: 70 minutos. Nuestra opinión: muy buena

Una mujer está leyendo el diario, mira para un costado y grita: "¡Mi amor, la libertad es fiebre!" ¿Quién es ella? ¿A quién le grita? ¿Por qué dice eso? ¿Qué es lo que leyó? Enseguida, se multiplican los sentidos de lo que sucede, pero no hay mucho tiempo para seguir imaginando porque, luego, pondrá más cara de hastío y dirá: "Otra vulgaridad social igual, siempre igual, todo igual, todo lo mismo". Las canciones del Indio Solari funcionan como himnos personales que resuenan en las personas de manera diferente, pero sus letras también tienen un poderoso sentido propio, más allá de su música. Algunas frases hasta se podrían representar como un pedido de auxilio, en el living de una casa.

Poesía de Ricota es un espectáculo que busca demostrar en un escenario la fuerza de la lírica de Carlos Solari. ¿Es posible olvidarse de canciones tan populares y detenerse solo en sus letras? ¿Qué universos podemos imaginar para esas palabras? ¿Quiénes son los personajes de esos textos? Los directores Gabriel Wolf y Guadalupe Bervih imaginaron esta forma de volver a presentar las canciones de los Redondos, una creación que construya un mundo nuevo -teatral- para letras que ya forman parte de la historia y la cultura argentinas.

La obra funciona como una varieté, en la que se representan diez historias (que antes fueron canciones), mientras el público bebe y come, rodeado de artistas que representan estas microescenas y muchas veces los interpelan de manera directa. Un hombre que se afeita y mira al espejo, una mujer vestida de traje y que muestra una fotografía antigua, otra que toca el piano mientras escucha a un personaje que la cuestiona. Lobos vestidos de traje que someten y amenazan a un cordero, referencia directa al disco Lobo suelto, cordero atado. Los universos son heterogéneos, pero en esta puesta logran relacionarse por la impronta de la poesía. El peso de las palabras adquiere una fuerza vital y las situaciones se vuelven significantes, porque tienen la impronta de la lírica.

Así, uno dice: "¿Por qué no dejás de pensar en labios que besan frío?", y luego se impone un silencio. Una mujer piensa en voz alta: "Ciertos fuegos no se encienden frotando dos palitos". Un actor llora y agrega: "Mientras tanto, muy lentamente, se les mete la muerte".

De los seis artistas que hay en escena solo uno mantiene siempre el mismo personaje, y es el del maestro de ceremonias, quien relaciona las distintas historias, sin que nunca deje de hablar el Indio. Pero en su caso no interpretará las letras de sus canciones, sino textos del cantante que fueron publicados en revistas, cartas y prólogos de discos.

En un tono absurdo, las actuaciones parten del clown y ciertos estereotipos para lograr momentos que van de la sátira y el humor a situaciones dramáticas y de mayor intimidad. Poesía de Ricota reivindica la pasión por la poesía del Indio y la capacidad de darle pluralidad de sentidos a toda su obra. Una nueva forma en la que este artista único puede preparar su lengua para hablar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?