Suscriptor digital

Capitán de Barbarians y ovación en Twickenham: Juan Fernández Lobbe tuvo una despedida a la altura de su carrera

Juan Fernández Lobbe tuvo una despedida a la altura de su carrera
Juan Fernández Lobbe tuvo una despedida a la altura de su carrera
Alejo Miranda
(0)
28 de mayo de 2018  • 08:00

La despedida estuvo a la altura de su carrera. Llevó la cinta de capitán, anotó una conversión sobre el final, fue el encargado de levantar la copa y recibió una sentida ovación de parte de todo el estadio de Twickenham. Juan Martín Fernández Lobbe le puso el broche de oro a una ilustre carrera profesional en un partido inolvidable con la camiseta de Barbarians .

Corcho Fernández Lobbe tuvo una despedida a la altura de su carrera
Corcho Fernández Lobbe tuvo una despedida a la altura de su carrera Crédito: www.aplenorugby.com.ar

Corcho lideró al equipo invitación a una victoria 63-45 ante el seleccionado de Inglaterra en la Catedral del rugby mundial. Una entorno ideal para que se despida uno de los jugadores que más profunda huella dejaron en el seleccionado argentino, reconocido mundialmente tanto por su capacidad dentro de la cancha como por su contribución intangible en cada equipo que le tocó jugar.

No puedo pedir más. Hice el duelo hace un rato, estoy muy contento de lo que me tocó vivir. El rugby me dio muchísimo más de lo que yo le di.
Juan Fernández Lobbe

"No puedo pedir más. Hice el duelo hace un rato, estoy muy contento de lo que me tocó vivir", dijo Corcho a A Pleno Rugby tras el encuentro. "Desde que empezó el año ya sabía que éste era el último. Lo fui disfrutando de a poquito y que me tocara esto como frutilla del postre fue impresionante. El rugby me dio muchísimo más de lo que yo le di".

Formado en Liceo Naval, debutó en los Pumas a los 22 años y no tardó en convertirse en imprescindible, como ala u octavo. El Mundial de Francia 2007 significó su consagración y en 2012 recibió la cinta de capitán, honor con el que cargó por 20 Test Matchs hasta la llegada de Daniel Hourcade a la conducción, dos años más tarde. Luego de una actuación magnífica ante Irlanda en el Millennium de Cardiff, su 71° y último partido con la celeste y blanca se produjo en el partido por el tercer puesto del Mundial de 2015. La elección de seguir jugando en Europa lo marginó de los Pumas por la veda impuesta por la UAR.

En el Viejo Continente tuvo una carrera ejemplar. Aterrizó en Sale Sharks de Inglaterra a los 24 años, fue capitán y en 2009 pasó a Toulon, donde marcó una época hasta su reciente despedida. Allí conquistó Europa tres años seguidos (2013, 2014 y 2015) y el Top 14 de Francia en 2014, además de alcanzar otras tres finales.

Cifras fulgurantes que no alcanzan a reflejar las mayores virtudes de Corcho Fernández Lobbe: su compañerismo, su humildad y su entrega inclaudicable.

A los 36 años Twickenham lo despidió a lo grande, pero el rugby seguirá beneficiándose de su sabiduría, ya que hay fuertes rumores de que seguirá en Toulon como entrenador asistente. Su legado apenas comienza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?