Un experimento que se escapó del laboratorio, pero del que depende la economía global

(0)
28 de mayo de 2018  

"Internet empezó como un experimento. Solo que el experimento nunca se detuvo". Así lo expresaba Vinton Cerf, uno de los inventores de la Red, en 2007, cuando la nacion lo entrevistó en su paso por Buenos Aires. De cierto modo, el experimento terminó por escaparse del laboratorio y, una vez afuera, mutó de muchas formas y, sobre todo, evolucionó. Tanto, que la economía global depende de su funcionamiento. Esta dependencia ni siquiera es nueva. En mayo de 2000, el virus LoveLetter puso de rodillas durante unos diez días al correo electrónico y causó daños por más de 25.000 millones de dólares. Casi 20 años después, alcanza con que Facebook, WhatsApp, Gmail o Twitter se caigan durante un rato para despertar histeria y salir en los diarios.

Guerra Fría

Internet, no obstante, es el resultado de otro ensayo, uno que se gestó durante lo más caliente de la Guerra Fría. La antecesora de Internet se llamó Arpanet (por la Agencia de Investigaciones Avanzadas de Defensa de Estados Unidos, llamada por entonces ARPA, hoy Darpa, que nació como respuesta al lanzamiento del satélite soviético Sputnik).

Arpanet se puso en marcha el 29 de octubre de 1969 a las 22.30. Esa noche Leonard Kleinrock, uno de los pioneros de la Red, conectó una computadora en la Universidad de California en Los Ángeles con otra en el Instituto de Investigaciones de Stanford, a unos 560 kilómetros de distancia. Debían escribir la palabra login, pero todo el sistema se colgó cuando ingresaron la letra g. Kleinrock lo vio como una señal, porque en inglés Lo and behold! es una expresión de sorpresa ante algo inesperado. De allí tomaría Werner Herzog el título para su documental sobre Internet de 2016.

Durante la siguiente década, las redes informáticas se multiplicaron, y muy pronto se hizo evidente que no alcanzaba con conectar computadoras. Había que conectar redes. "Lo que Bob y yo hicimos fue encontrar una solución para el problema de interconectar varias redes diferentes. Eso es lo que llamábamos el problema inter-net, cómo vincular redes entre sí. Básicamente, lo que Bob y yo hicimos fue diseñar los estándares y convenciones para la comunicación entre redes, y la arquitectura básica de Internet. Lo hicimos en 1973, publicamos el paper en 1974, y luego de eso un montón de gente trabajó en los detalles acerca de cómo hacer para que esto funcionara", explicó Cerf a la nacion.

Pero no estaba en los planes que los particulares usaran esta red de redes. Su ámbito se circunscribía a la academia, las grandes empresas y algunas reparticiones estatales.

Increíble como pueda sonar, también el hecho de que hoy cualquiera pueda usar Internet (y a costos irrisorios, en comparación con 20 años atrás) fue el resultado de otro experimento.

Barry, el revoltoso

En noviembre de 1989, Barry Shein empezó a ofrecer conexiones con Internet en Brookline, Massachusetts. Muy pronto recibió cartas furibundas y reclamos de varias organizaciones detrás de la infraestructura de la Red, por lucrar con recursos del Estado. Pero de pronto, sin explicación alguna, dejaron de acosarlo. "En gran medida se convirtió en un hecho consumado -le dijo a la nacion en una entrevista en 2014-. En todo caso, en 1992, recibí una carta de la National Science Foundation en la que me decían que podía seguir adelante y hacer esto de darle conexión al público como un experimento".

En su condición de ensayo perpetuo e impredecible radica una parte del conflicto por la neutralidad. Y muy probablemente su solución.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.