Suscriptor digital

NBA: el show de Kevin Durant y Stephen Curry depositó a Golden State Warriors en otra final

Klay Thompson, Kevin Durant y Draymond Green, los rostros felices de Golden State Warriors
Klay Thompson, Kevin Durant y Draymond Green, los rostros felices de Golden State Warriors Fuente: AFP
(0)
29 de mayo de 2018  • 07:27

HOUSTON (DPA).- Golden State Warriors remontó y venció por 101-92 a Houston Rockets para quedar campeón de la Conferencia Oeste y concretar así la cuarta final consecutiva de liga ante los Cleveland Cavaliers , cuyo primer duelo se disputará este jueves.

Los actuales campeones de la NBA estuvieron por debajo en el marcador hasta 15 puntos en el arranque del encuentro. Su entrenador, Steve Kerr, no ocultó la frustración y calificó el primer cuarto como "el peor jugado en años". Llegaron a estar abajo 48-33 cuando promediaba el segundo período, pero recuperaron la desventaja gracias a un tercer cuarto electrizante que ganaron por 18 puntos (33-15) y se llevaron la victoria.

El trío estelar ofensivo de los californianos compuesto por Stephen Curry, Kevin Durant y Klay Thompson activó su potencia y fue determinante en la clasificación. "Sabíamos que ellos venían de jugar una buena temporada y que querían ganar, pero nosotros salimos a dar lo mejor y a jugar nuestro juego", dijo Durant, quien cerró con la mejor estadística de la noche con 34 puntos, 19 de ellos en la segunda mitad, cinco rebotes y cinco asistencias.

Los campeones de ambas Conferencias necesitaron de un séptimo partido, algo que no sucedía desde 1979. Los "Cavs" lograron su boleto el domingo, cuando vencieron como visitantes a Boston Celtics en el juego decisivo.

Curry, segundo del equipo con 27, también 19 en el segundo tiempo, más nueve recuperos y 10 asistencias, dijo que el secreto "está siempre en seguir adelante sin importar los desaciertos, sino simplemente disfrutar el momento y hacer que las cosas pasen".

Houston, que no disputa una final desde 1995 cuando ganó su segundo título ante Orlando Magic, cedió terreno en el tercer cuarto y revivió las esperanzas de los cinco veces campeones de la NBA. El desempeño de su estrella James Harden (32 puntos) no bastó.

Stephen Curry encara frente a la marca de James Harden, de Houston
Stephen Curry encara frente a la marca de James Harden, de Houston Fuente: AP

En la segunda mitad, el Toyota Center de Houston encontró invertidos los papeles ahora en favor de los Warriors, que vieron atentos la cantidad de desaciertos de sus rivales, entre ellos 27 lanzamientos de tres puntos seguidos sin encestar.

La desolación entre los Rockets, que una vez más tuvieron como principal ausencia por lesión a Chris Paul, fue evidente. "Están devastados, lo tenían y todo y luego quedaron sin nada, pero están orgullosos del trabajo que hicieron", afirmó el entrenador de Houston, Mike D'Antoni.

Como en las tres finales anteriores, los Warriors tendrán la ventaja de localía, por lo que la serie comenzará el jueves con el primer duelo en el Oracle Arena de Oakland.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?