Comienza la segunda "tuiterlectura" del año: asoma Don Quijote

Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat
Daniel Gigena
(0)
1 de junio de 2018  • 02:12

Después del éxito de #Dante2018, la lectura masiva de La Divina Comedia en Twitter ideada por el profesor y ensayista Pablo Maurette, que comenzó con el año nuevo, asoma en el horizonte de la red social de los 280 caracteres el perfil de Don Quijote de la Mancha. Luego de una votación por Twitter, en la que los lectores debieron elegir entre varios clásicos de la literatura universal, se decidió que el Quijote, obra cumbre de Miguel de Cervantes publicada en 1605 y completada por el autor en 1615, sería material de lectura durante el segundo semestre de 2018. De esa votación participaron trece mil personas.

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha es considerada la obra fundadora de la novela moderna. Lectores prestigiosos del mundo entero dedicaron ensayos a la obra de Cervantes, entre otros, Harold Bloom, Gérard Genette, Miguel de Unamuno y Francisco Rico. El escritor (y lector) argentino por antonomasia, Jorge Luis Borges, le dedicó ensayos, conferencias y el magistral relato metaliterario "Pierre Menard, autor del Quijote". "Siempre pienso que una de las cosas felices que me han ocurrido en la vida es haber conocido a don Quijote", declaró el autor de Ficciones.

A partir del viernes, #Cervantes2018 comenzará a competir por un puesto en el trending topic. ¿Vencerá el caballero de la triste figura? "Será un capítulo por día y 128 días en total. Termina el 6 de octubre", detalla Maurette (@maurette79), que recomienda la edición del Quijote que publicó la Real Academia Española cuando se cumplieron cuatrocientos años de la publicación de la segunda parte de la novela, en 2015. No obstante, aclara que cualquier edición que tenga el texto entero y que no esté adaptada (¡horror!) al español moderno servirá. El profesor argentino residente en Chicago, además, sugiere seguir los tuits de @kgalperin, @leyendo_quijote, @fusonegro, @JSantibanez00, @bbonifatt y @JotaDO. También se sumó al elenco quijotesco el especialista Frederick de Armas.

"#Dante2018 fue muy sorprendente -dice Maurette a LA NACION-. Es casi imposible saber cuánta gente participó, pero en un momento había unas cinco mil personas de más de veinte países, leyendo y participando en Twitter y Facebook". El autor de El sentido olvidado: ensayos sobre el tacto (Mardulce) rescata el entusiasmo que generó la iniciativa y el tono variopinto de la conversación. "Había desde expertos hasta gente que jamás había leído a Dante, todos conversando de manera perfectamente horizontal", comenta.

Cúspide de la novela moderna, el Quijote parodia las novelas de caballería y crea una figura de narrador autoconsciente, crítica y audaz. "Sin Cervantes, autores como Joyce, Kafka, Borges y muchos más son impensables", aventura el promotor de #Cervantes2018. Hoy se leerá el prólogo y los poemas dedicatorios de la primera parte; mañana, el capítulo primero de la novela se comentará vía tuits.

Hoy a las 19, en el Auditorio David Viñas del Museo del Libro y de la Lengua, se celebrará un acto oficial de lanzamiento de la "tuiterlectura". Participarán de una mesa redonda sobre el Qujiote Federico Jeanmaire, Karina Galperín, Marina Tabaso, Sebastián Noejovich y Clea Gerber. Con entrada libre y gratuita, los asistentes podrán conocer nuevas y mejores razones para leer o releer la novela. Los próximos encuentros están programados para el 27 de julio y el 31 de agosto, a la misma hora y en el mismo museo.

A diferencia de #Dante2018, que fue un proyecto de la comunidad virtual hispano-parlante, para esta nueva proeza digital se prevé que habrá grupos de personas que leerán y participarán en inglés, portugués, italiano, polaco y checo. "Esperamos que se sumen otras comunidades lingüísticas y de este modo generar una lectura no solo global sino también políglota", concluye Maurette. Una insólita aventura del lector apasionado que enloqueció leyendo novelas de caballería del siglo XVI recién comienza.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.