Suscriptor digital

Cómo fue el escándalo que llevó a Beatriz Salomón a iniciar una demanda múltiple

En 2004, la exvedette fue expuesta a una cámara oculta que tenía a quien era su marido, el cirujano plástico Alberto Ferriols, como protagonista
En 2004, la exvedette fue expuesta a una cámara oculta que tenía a quien era su marido, el cirujano plástico Alberto Ferriols, como protagonista
(0)
29 de mayo de 2018  • 17:48

En 2004, Beatriz Salomón disfrutaba de un buen momento profesional y personal: además de trabajar en teatro, estaba casada desde hacía cinco años con el cirujano plástico Alberto Ferriols, con quien había adoptado dos niñas, Bettina y Noelia. Muy atrás habían quedado los gloriosos 80, pero ella se mostraba muy orgullosa de ese presente que había sabido construir. Sin embargo, de un momento a otro, todo se desmoronó.

Salomón y Ferriols habían sido invitados a Intrusos de Noche, ciclo conducido por Jorge Rial y Luis Ventura, y no precisamente para hablar de su idílico presente. Según se supo, Punto Doc -periodístico producido por Cuatro Cabezas, que salía al aire inmediatamente después del programa de espectáculos- iba a emitir un informe sobre el médico y querían que ellos estuvieran ahí para ver en vivo de qué se los acusaba.

Aquí es donde las versiones comienzan a diferir. Según Salomón, Ventura, Rial y las autoridades de América TV estaban al tanto del contenido del programa que verían a continuación, mientras las cámaras captaban su reacción en vivo; según los acusados, la producción de Punto Doc había mantenido un estricto secreto sobre la investigación en cuestión, pero la exvedette se había enterado que el ciclo iba a tener a su marido como protagonista y, entonces, solicitó acudir a Intrusos en la Noche para tener su derecho a réplica.

Lo cierto es que el informe constaba de una cámara oculta realizada a Ferriols en su consultorio, y los mostraba ofreciendo sus servicios como cirujano a una travesti a cambio de recibir favores sexuales. La reacción de Salomón, en un primer momento, fue descreimiento: ella se negaba a reconocer que era su esposo ese hombre que estaba viendo en el monitor. El médico, en tanto, también se limitó a negar. Se trató de una suerte de reality que no demoró en generar polémica y en poner en discusión si era legítimo exponer de ese modo la intimidad de una familia.

"Me citaron a mí y a mi exmarido para ver cómo yo me enteraba en vivo de todo lo que no sabía", dijo Salomón, muchos años después, durante una entrevista radial. La recordada "chica Olmedo" no sólo decidió separarse de su marido, sino también aseguró haber vivido un constante hostigamiento mediático.

El juicio

Asesorada por la abogada Ana Rosenfeld, la actriz decidió iniciar una demanda múltiple por daño moral, intromisión en su vida privada y pérdida de chance profesional. Según ella, al hacer pública la infidelidad cometida por su entonces marido, su imagen artística fue completamente dañada y, por eso, las ofertas laborales habían empezado a escasear. También adujo que su nombre ingresó a una "lista negra" que la mantuvo vetada de todos los programas producidos y emitidos por América TV.

En enero del año pasado, el Juzgado Civil 40 falló a favor de Salomón, y condenó a la productora Eyeworks Argentina (ex Cuatro Cabezas), al canal América y a los periodistas Jorge Rial, Luis Ventura, Daniel Tognetti y Miriam Lewin -conductores de Punto Doc- a indemnizar a la actriz con 14.593.551 de pesos, más los intereses generados a lo largo de esos años de litigio. En total, la suma a desembolsar ascendía a los 30 millones de pesos.

"Después de 12 años de mucho dolor, donde pasé de todo, empezando por la censura, todos hicieron una tragedia de mi vida, todo se convirtió en un infierno, todo lo que te pueda decir es poco", decía por entonces la actriz de Extinguidas. "Traté de salir adelante, estoy endeudada, tuve que vender mis pieles, mis joyas, mi ropa cara, tuve que pedirle plata a mis amigos. (...) Yo estaba en el tope, y me bajaron de un ondazo. Sólo espero que estos sinvergüenzas no se atrevan a apelar".

La apelación

Ayer, a 16 meses de ese fallo histórico que Salomón percibió como una reparación, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, sala B, revirtió la condena a América TV, Tognetti, Lewin, Rial y Ventura, al considerar que no había prueba suficiente para culpabilizarlos. Del mismo modo, bajó el monto con el que Eyeworks indemnizará a Salomón: lo estableció en 600 mil pesos -con intereses, unos 3 millones de pesos- , pero le exigió que pague todas costas del juicio.

"Esto representa un golpe muy fuerte para Beatriz", le explicó Rosenfeld a LA NACION. "Nos duele porque es una lucha que llevamos adelante desde hace 14 años para que se reconozca no sólo el daño moral que se le ocasionó, sino también la pérdida de chance profesional a la que se vio expuesta".

Por el momento, Salomón no decidió si llevará el caso a la tercera y última instancia posible, la Corte Suprema de Justicia.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?