Un ministro porteño comió una torta con la forma de Cristo y la Iglesia elevó una queja a Larreta

El ministro porteño participó de una polémica instalación en la Feria de Arte Contemporáneo Argentina
El ministro porteño participó de una polémica instalación en la Feria de Arte Contemporáneo Argentina Crédito: Twitter
(0)
29 de mayo de 2018  • 19:59

"Es un agravio al espíritu religioso, no colabora ni a la pacificación anhelada de nuestra sociedad ni al debido respeto al ejercicio de las creencias. Este hecho nos duele profundamente y lo rechazamos con vehemencia", dijo el Cardenal Mario Poli al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, en referencia al hecho que protagonizó el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, en la Feria de Arte Contemporáneo Argentina.

En ese evento, Avogadro participó de una instalación artística que consistía en comer una torta con la forma del cadáver de Cristo. Videos y fotos del ministro de Cultura comiendo circularon por redes sociales durante los últimos días.

El video de Avogrado que generó rechazo en las redes - Fuente: Facebook

0:42
Video

"Las imágenes que han circulado nos muestran que la torta que seccionaban trató de imitar la forma de un cuerpo humano muerto que podría ser de cualquier persona. Sin embargo, las heridas sangrantes coinciden con la tradicional representación del Cuerpo de Cristo yacente que es objeto de devoción y adoración por la mayoría de nuestro pueblo. La presencia del señor Ministro de Cultura degustando alegremente el convite confirma su adhesión al acto", dijo Poli en la carta emitida al jefe de Gobierno.

El Cardenal destacó, en su carta a Larreta, que desea que se mantenga la "paz" en la Ciudad. "Elevo estas palabras haciéndome eco de muchísimas personas de variados sectores sociales, que en estas horas sienten vulnerados sus más caros sentimientos religiosos", dijo Poli.

Avogadro pidió disculpas por el incidente. "Tengo una opinión muy clara a favor de la libertad de expresión", escribió en sus redes sociales. "Pero entiendo, por otro lado, que los funcionarios tenemos un rol que trasciende lo personal y, por lo tanto, somos responsables de nuestras intervenciones. Lamento sinceramente si alguien se vio ofendido en sus creencias".

La disculpa no fue suficiente para Poli: "Aun la posterior excusa pública del Ministro de Cultura fundamentada en la defensa de la libertad de expresión artística -derecho que no objetamos-, no tuvo en cuenta el respeto a los hombres y mujeres que profesamos la fe de los cristianos, y que su libre ejercicio y expresión constituyen un derecho garantizado por la Constitución Nacional".

La carta completa de Poli

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios