Las oportunidades y los temores que despierta la banca digital

Roberto Rigobon, director del claustro docente del MIT Sloan
Roberto Rigobon, director del claustro docente del MIT Sloan
María Julieta Rumi
(0)
29 de mayo de 2018  • 19:29

En el mundo y en la Argentina se abren escenarios nuevos con jugadores que antes no existían, generalmente startups, que salen a competir con bancos tradicionales ofreciendo billeteras virtuales, cajas virtuales y préstamos online, entre otras posibilidades que abre la tecnología como Blockchain y la Inteligencia Artificial. Esto trae beneficios como el acceso al sistema bancario de quienes antes no llegaban, la formalización de sectores de la economía y una reducción de los costos operativos. Sin embargo, también surgen problemas como la falta de responsabilidades y regulación y el anonimato detrás del cual se pueden esconder delincuentes.

De esto se habló en la conferencia "Transformando la revolución Fintech", organizada por la Escuela de Negocios del MIT Sloan, a través de su oficina para Latinoamérica, junto a IDEA, en el Hotel Hilton, que se realizó esta semana.

El anfitrión del evento fue Roberto Rigobon, director del claustro docente del MIT Sloan y profesor de Economía Aplicada en esa escuela, que disertó sobre cómo la data puede cambiar radicalmente a la industria financiera. "El gran reto es formalizar las transacciones financieras: 2.000 millones de personas no tienen acceso a bancos y, si acceden, tienen un alto costo financiero. En un ranking global de países, hay algunos que tienen un acceso al sistema financiero del 98% y 30 países que tienen el 10% o menos del 10% de bancarización", aseguró.

En este sentido, explicó que los bancos tradicionales tienen como actividad principal tomar depósitos de corto plazo y convertirlos en créditos a largo plazo, y alrededor de esto, tienen sistemas de pagos, ofrecen seguros, etcétera, pero "lo interesante es que las innovaciones fintech están en la frontera". "Tenemos sistemas de préstamos, Robo advising (un tipo de asesor financiero que proporciona información mediante algoritmos y con una mínima intervención humana), sistemas de micro crédito o seguro. Esto va a generar confianza en el público, pero va a haber que repensar instituciones porque los problemas van a ser distintos", afirmó.

Como ejemplo, señaló a las corridas bancarias que, en su versión tradicional, implican que la gente tiene que moverse hasta el banco mientras que una corrida digital puede ocurrir en un nanosegundo. "Por ahora las Fintech me parecen muy útiles en términos de innovación, pero una cosa que le pregunté al profesor Chester Spatt es: ¿Quién es responsable si una compañía ofrece un contrato que la contraparte no entiende? Si yo no entiendo algo, no lo hago, pero los profesores Silvio Micali y John Williams están horrorizados con lo que está pasando con las criptomonedas ya que la gente no entiende qué pasa, pero igual invierte cientos de millones de dólares", advirtió.

Y comparó a las ICO con lo que pasó con la crisis de las hipotecas subprime en los Estados Unidos. "En 2008, pasó. Había un instrumento que nadie entendía, pero eso no evitó que la gente hiciera casas. Todo el mundo sabía que no podía pagar, pero la excusa era que no entendían el sistema financiero", sostuvo.

"Otro tema es la liquidez de la que habla la profesora Tavneet Suri. Cuando hagamos estas apps hay que pensar en los riesgos y la liquidez. Solo pensamos en cómo la gente entra al sistema digital, pero no sabemos cómo sale. Yo entro en la moneda Bitcoin, pero no sé cómo se sale. La gente entra con una expectativa y cuando alguien no pueda salir, van a salir corriendo todos", agregó.

Más allá de esto, Rigobon celebró que el Banco Central de la Argentina (BCRA) haya autorizado el funcionamiento de dos bancos digitales y la posibilidad de una confianza descentralizada que ofrece Blockchain, lo que consideró va a cambiar radicalmente el sistema financiero y va a traer bienestar social.

Base de datos de alias bancarios y alias no bancarios

Además de los profesores del MIT, en el evento estuvo presente el vicepresidente del BCRA, Lucas Llach, quien dijo que la filosofía de la entidad es que los actores del sistema interactúen entre sí ya que eso hace que el ecosistema crezca.

En este sentido, dijo que permitieron que los bancos puedan tener fintechs, que puedan evolucionar para ser más digitales con procesamiento en la nube y mencionó la aprobación de los dos bancos digitales con la misma regulación que los tradicionales. Y adelantó que, en breve, la Argentina va a ser el primer país con un base de datos de alias bancarios y alias no bancarios (CVU) para realizar transferencias.

Contratos de crédito basados en Ethereum

Por último, el cofundador y CEO de la billetera virtual Ripio, el argentino Sebastián Serrano, habló de un desarrollo reciente en el que trabajaron, que ya está operativo, llamado Ripio Credit Network (RCN).

"Es una red entre pares con contratos de créditos basados en Ethereum que, a diferencia de bitcoin, permite hacer contratos de cualquier naturaleza. El contrato es una plantilla en la que se pone la información y, una vez que está completo, se publica. Cualquier criptomoneda puede fondear el crédito. Los 800 usuarios de la billetera Ripio pueden acceder y hay 3000 inversores asiáticos ya que en Asia hay más adopción de esta tecnología. Esto muestra el potencial de construir redes globales y el bajo costo lo hace viable", finalizó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.