Las tres peleas del Gobierno por el tratamiento de tarifas

Jorge Liotti
Jorge Liotti LA NACION

Columna de Jorge Liotti

15:27
Video
(0)
29 de mayo de 2018  • 21:11

A continuación, los principales conceptos:

  • Las tarifas generaron roces en distintos planos y con distintos actores.
  • La primera pelea por tarifas se da dentro del oficialismo: Alfredo Cornejo y Elisa Carrió pidieron un mecanismo para evitar los picos de consumo con alto impacto en las facturas.
  • El ala dura, con Juan José Aranguren como referente, trataba de preservar el esquema acordado en audiencias públicas. Tras varias reuniones, se logró un esquema que amesetaba esos picos en las facturas.
  • Este planteo original, que enfrentó a palomas con halcones, habilitó a la oposición para accionar e ir a fondo con el proyecto que se debatió en Diputados.
  • El segundo enfrentamiento es entre el Gobierno y el peronismo. Para el oficialismo, el proyecto opositor tiene un costo fiscal de 170.000 millones de pesos. Cuando el proyecto se aprueba en Diputados, el peronismo se unifica. Todos votaron a favor de la iniciativa y eso generó resquemores en el Gobierno.
  • Macri busca repartir el costo político; quiso transferir parte de la responsabilidad a todo el peronismo, sin distinción entre racionales y radicalizados.
  • Miguel Pichetto dio un plazo de siete días para presentar una alternativa; como las negociaciones fracasaron, es probable que veamos a Cristina Kirchner y Pichetto votando juntos contra el Gobierno.
  • El tercer enfrentamiento es entre los gobernadores y los senadores. Es una disputa que no se había dado; la semana pasada cuatro senadores de Pichetto votaron en disidencia.
  • Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti propusieron un proyecto alternativo para bajar el IVA. Eso irritó a los senadores porque los descolocó.
  • El Gobierno sigue hablando con senadores para tratar de convencerlos.
  • Macri se reunió con el interbloque del Peronismo Federal, pero el bloque mayoritario de Pichetto es probable que acompañe el proyecto presentado.
  • A pesar de las gestiones, en el Gobierno admiten que no les da el número.
  • La oposición le impone una ley contraria al objetivo de bajar el déficit y obliga al Gobierno a vetar la ley.
  • Para muchos fue un error haber adelantado con tanto tiempo el veto presidencial, porque ello les quita responsabilidad a los legisladores.
  • Habrá que ver si la opinión pública entiende el discurso racional de que no se puede solventar de este modo; o siente demasiada asfixia en el bolsillo y espera un gesto en ese sentido. Macri no está dispuesto a darlo.
  • En un momento de muchísima confusión en el Gobierno, solo hay una cosa clara: bajar el déficit; y no hay un instante de duda de que no avanzará la iniciativa.
  • Es apresurado ver un inicio de reconstrucción del peronismo porque, por fuera de las tarifas, aún hay muchísimas diferencias.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.