ADN y negocios: lazos de sangre, la clave para potenciar la exportación

G. Zegna (Crucianelli)
G. Zegna (Crucianelli)
Cabrales y Talleres Metalúrgicos Crucianelli, entre los finalistas
(0)
30 de mayo de 2018  

Para el premio de "Empresa familiar exportadora" se buscó distinguir a aquellos que pueden hacer de los lazos de sangre una habilidad extra para competir en el mundo de los negocios. Talleres Metalúrgicos Crucianelli se encontró entre los finalistas por ser una de las empresas líderes del mercado local de sembradoras. Además de una cobertura nacional a través de más de 100 concesionarios, la producción de la compañía está presente en otros rincones del mundo, como Brasil, Rusia y el Caribe.

La empresa nació en Armstrong, Santa Fe, en 1956, y comenzó sus actividades bajo la conducción de Nazareno Crucianelli. Hoy, más de 130 personas trabajan en la organización, que es una de las líderes de la región desde que, en 1996, se convirtió en la primera fábrica de sembradoras de América del Sur. Desde 2015 cuenta con un protocolo familiar: el presidente actual, Raúl Crucianelli, y el CEO, Gustavo Crucianelli, pertenecen a la familia fundadora. En tanto, Guillermo Zegna es el responsable de comercio exterior de la firma.

Además, la empresa fabrica rastras de discos y repuestos de maquinaria agrícola, y posee el 20% del total del mercado local. También exporta a Uruguay, Brasil, Bolivia, Paraguay, Chile, Venezuela, México, Rusia, Ucrania, Kazajstán, Bielorrusia, Rumania, Angola, Australia y Nueva Zelanda.

Martín Cabrales (Cabrales)
Martín Cabrales (Cabrales)

Otra de las finalistas fue Cabrales. Es una empresa cuyo nombre es familiar para casi cualquier argentino por su reconocida marca de café. Desde los años 40 se dedica a la elaboración y venta de productos cafeteros. Antonio Cabrales Vega fundó el local La Planta de Café luego de haber adquirido experiencia trabajando como dependiente en un negocio similar. Desde entonces, la empresa se ha convertido en proveedor para el resto del mundo desde su planta de Mar del Plata.

En 1970, la compañía pasó a estar en manos de la segunda generación y hoy está a cargo de Martín Cabrales, la tercera generación de la familia, quien tomó las riendas del negocio en 2005. Comercializa cafés gourmet molidos y en grano, infusiones y chocolates. Sus productos tienen una fuerte presencia en restaurantes, hoteles y supermercados a nivel nacional. Inició sus exportaciones en 1997 a Uruguay y desde entonces amplió sus destinos: Chile, Paraguay, Bolivia, Polonia y Estados Unidos hoy forman parte de sus envíos al exterior. Este año la firma tiene el foco puesto en aumentar las exportaciones a Estados Unidos y apostar por Perú como destino final para desarrollar su presencia en el país. Hace unos años lanzó el formato de cápsulas como alternativa para aquellos que utilizan máquinas como las de Nespresso. Esta iniciativa demandó una inversión de $5 millones.

Según la empresa cafetera, para que el país pueda lograr su potencial exportador es necesario mejorar los acuerdos en términos de tributación y aranceles con otros países, así como la baja y eliminación de impuestos que existen actualmente. "El costo logístico y la conectividad son dos grandes temas. En el caso de Mar del Plata, la posibilidad de contar con un puerto de menor costo nos ayudaría a exportar a un precio mucho más competitivo y así poder llegar con nuestros productos a toda la región", señaló Delfina Santamarina, coordinadora de marketing.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?