Zaira Nara, Jakob Von Plessen y su hija Malaika, de safari por Sudáfrica

Juntos desde hace cuatro años, volaron con Malaika a Ciudad del Cabo y Kapama para redescubrir la vida de los elefantes rescatados del cautiverio
Juntos desde hace cuatro años, volaron con Malaika a Ciudad del Cabo y Kapama para redescubrir la vida de los elefantes rescatados del cautiverio Fuente: HOLA
Jacqueline Isola
(0)
31 de mayo de 2018  • 16:58

"Estoy sin línea en el celular, pero tengo wi-fi", avisa Zaira Nara (29) desde algún rincón del campo en Sierra de los Padres, su lugar en el mundo desde que conoció a Jakob von Plessen (37) en 2014. Después de haber estado siete días en Sudáfrica (el viaje incluyó Ciudad del Cabo y Kapama) con su novio y su hija Malaika (2), Zaira (modelo y conductora de Multitalent) volvió a Buenos Aires para retomar Morfi, todos a la mesa, el programa que se emite por Telefe. Eso sí, apenas llegó el fin de semana largo, se sumergió nuevamente en la naturaleza. "Es mi momento de conexión que sólo comparto con Jako y Mali. Necesito estar en este campo que aprendí a amar", dice tras su safari familiar. Invitados por la reconocida marca de licor Amarula, Zaira y Jakob tuvieron la oportunidad de conocer de cerca a los elefantes en su hábitat natural e interiorizarse sobre el rescate de estos "gigantes" de la situación de cautiverio.

Zaira alimenta a Jabulani, un elefante huérfano que fue criado y devuelto a su hábitat natural. "Pude descubrir lo agradecidos que son y cómo lo demuestran", dijo.
Zaira alimenta a Jabulani, un elefante huérfano que fue criado y devuelto a su hábitat natural. "Pude descubrir lo agradecidos que son y cómo lo demuestran", dijo. Fuente: HOLA

-¿Cómo fue la experiencia?

-Muy impresionante. Yo ya había estado en Sudáfrica y en Kenia, incluso viajé embarazada. Como Jako también conocía esta vez quisimos que Mali viviera todo lo que nosotros habíamos vivido antes. Hacía rato que dábamos vueltas con la idea de traerla hasta que llegó esta invitación y pudimos compartir con ella nuestro amor por todo esto. Fue un sueño cumplido. Recorrimos la sabana y vimos los animales en libertad. Fue magnífico.

-Mali pinta para aventurera, como su papá...

-Sí, seguramente. Le impactaron los elefantes, pasó de verlos en los cuentos infantiles a tenerlos cara a cara. [Se ríe]. Me sorprendió que nunca se asustó y siempre se mostró curiosa y divertida. Tampoco le costó levantarse temprano para ir a las excursiones. Le decíamos que íbamos a ver animales y se ponía loca de contenta. Y eso a Jako y a mí nos llenaba el corazón. Fuimos felices a través de sus ojos.

-¿Qué descubriste de los elefantes?

-Son animales inmensos, salvajes y a la vez, muy amorosos. Nosotros tuvimos la posibilidad de conocer algunos huérfanos que habían sido rescatados y ya desde chicos tenían contacto con el ser humano. Entonces, en vez de tenernos miedo, enseguida se nos acercaron. Los pudimos tocar, estar a su lado y descubrir que son muy agradecidos.

Desde que conoció a Jakob von Plessen -que se encarga de coordinar exclusivos safaris por África y cabalgatas por el sur argentino-, Zaira comparte el amor por la naturaleza con él.
Desde que conoció a Jakob von Plessen -que se encarga de coordinar exclusivos safaris por África y cabalgatas por el sur argentino-, Zaira comparte el amor por la naturaleza con él. Fuente: HOLA

-Desde que estás con Jakob, estás muy conectada con la naturaleza.

-Creo que para que te guste la vida de campo, tenés que llevar dentro algo de ese amor por la naturaleza. A mí me pasó un poco eso. Hoy mi vida tiene el balance perfecto. Los días en la ciudad me llevan a tener una agenda muy cargada, siempre con un plan para hacer, al ritmo que te marcan las obligaciones. Todo el tiempo estás haciendo algo. En el campo, en cambio, somos sólo nosotros, manejamos nuestros tiempos y nadie nos corre. En mi casa también me desconecto completamente. Ahí mi familia es todo, es nuestro lugar.

-¿Alguna vez te habías imaginado con un hombre como Jakob, de bajo perfil y una vida bastante distinta a la tuya?

-No soy muy de imaginar, ni soy soñadora. Nunca me llamó la atención habernos cruzado porque creo que todas las relaciones y las elecciones que fui haciendo de alguna manera me llevaron a conocer a Jako. Las diferentes experiencias te llevan a saber que hay cosas que querés repetir y otras que no. Es lo que te ayuda a encontrar lo que realmente te hace feliz. Por eso pude conocer a Jako, enamorarme de él, enamorarme de su vida, que en algún punto es muy diferente a la mía. Después de estar tan expuesta, que todos supieran mis pasos, de repente conectarme con alguien que estaba en otro camino, me hizo bien. ¡y qué bueno que supe verlo!

-¿Qué heredó Mali de Jakob?

-Ella tiene la libertad y ese costado salvaje que tiene él. Mali es un ser libre y sé que es chica, pero de verdad veo sus ganas de estar en contacto con la naturaleza. Hoy a la mañana se despertó y nos dijo "quiero mucho a los caballos". Y lo dijo porque realmente lo siente y ve cómo el papá está con los caballos y cómo los tratamos.

Zaira ayuda a su heredera "Mali" a sacarle una foto a los elefantes
Zaira ayuda a su heredera "Mali" a sacarle una foto a los elefantes Fuente: HOLA

Una postal de la familia unida en Sudáfrica que ella compartió en su cuenta de Instagram. "Somos manada", escribió.
Una postal de la familia unida en Sudáfrica que ella compartió en su cuenta de Instagram. "Somos manada", escribió. Fuente: HOLA

-En tu cuenta de Instagram, comparaste a tu familia con una manada. ¿Hay planes de agrandarla?

-Con Jako estamos tan enamorados de Mali que todavía no estamos con planes de agrandar la familia. Primero queremos disfrutarla porque está en una edad lindísima. ¿Por qué tiene que ser todo una carrera? Enamorarse, mudarse, tener un hijo, darle un hermanito. Mali no va a ser hija única, pero por ahora no es el momento.

-Hace cuatro años que estás con Jakob. ¿Qué te enamora de él?

-Las cosas más simples son las que me vuelven loca. Que me acerque un mate mientras me maquillen, desayunar juntos... eso es lo que más me gusta de él. Somos muy compañeros, a veces nos miramos y no podemos creer la suerte que tenemos de habernos encontrado. Vemos a nuestra hija crecer y nos reconocemos en ella, mitad mía, mitad de él y eso es puro amor. Es una alegría enorme poder decir encontré a "mi" compañero.

"Estamos tan enamorados de Mali que todavía no tenemos planes de otro hijo. Primero queremos disfrutarla porque está en una edad lindísima", sostuvo Zaira.
"Estamos tan enamorados de Mali que todavía no tenemos planes de otro hijo. Primero queremos disfrutarla porque está en una edad lindísima", sostuvo Zaira. Fuente: HOLA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.