Xiaomi Mi 8: el desafío chino al iPhone X lo sigue demasiado de cerca

El Xiaomi Mi 8 tiene un aspecto muy parecido al del iPhone X
1 de junio de 2018  • 00:44

Ni siquiera Xiaomi , que fue pionera en la popularización de los teléfonos móviles con un frontal en el que casi todo es pantalla, se ha librado de la fiebre que convierte los bordes rectos de ese panel en una "ceja" (la muesca o notch, como se lo conoce en la industria). Concretamente, en la que dibuja la muesca que Apple ha incluido en el extremo superior del iPhone X. Las tres versiones del nuevo Mi 8, presentadas ayer en Shenzhen, incluyen este elemento de diseño que, poco a poco, ha ido infectando los principales smartphones de sus competidores. "Hay tres tipos de pantalla completa, y ninguno es perfecto", ha reconocido el consejero delegado de Xiaomi, Lei Jun, adelantándose a las críticas de los usuarios. "Si no les gusta el notch, lo pueden quitar", ha concluido, en referencia a una función de software que lo esconde.

Sin duda, las comparaciones con Apple no son gratuitas. Los nuevos Mi 8 se parecen al iPhone X tanto en el panel frontal de la polémica "ceja" como en la parte trasera, donde Xiaomi ha optado por un acabado de cristal y una alineación vertical de la cámara dual en la parte superior izquierda de los terminales. Hasta el flash está situado en el mismo lugar, entre los dos objetivos. Y el propio Lei no ha ahorrado comparaciones con el buque insignia de la compañía californiana para demostrar las fortalezas de Xiaomi. "Es mejor que el iPhone X", ha apostillado más tarde el director de Marketing de la marca, Donovan Sung, durante una entrevista con diferentes medios extranjeros.

Lei Jun con un Xiaomi Mi 8 en la mano Fuente: Reuters

GPS dual y reconocimiento facial

No en vano, los nuevos Mi 8 incluyen algunas novedades tecnológicas interesantes. La más llamativa es el GPS dual que estrena. "Los móviles del mercado utilizan solo una frecuencia, la L1, y eso provoca que la precisión en la localización a veces sea muy frustrante. Por eso, hemos desarrollado un aparato que combine la L1 con otra frecuencia, la L5. Eso permite acelerar la ubicación 10 veces y mejorar la precisión entre 3 y 5 veces", ha explicado Lei mientras mostraba las notables diferencias de precisión en la pantalla. "El Mi 8 abre la era de la doble frecuencia en el GPS móvil, y va a marcar la diferencia", ha rematado orgulloso.

Como hace el iPhone X, la versión más avanzada del Mi 8 -llamada Mi 8 Explorer- también incluye un sistema de reconocimiento facial en 3D para desbloquear el terminal. Pero, a diferencia del que adopta Apple, el de la marca china utiliza rayos infrarrojos para hacer un mapa del rostro. "Recopila 20 veces más información que una huella digital, así que es extremadamente seguro", ha afirmado Lei. Y este sistema también permite el uso de los "animojis" que convierten al usuario en diferentes animales.

La presentación del sistema de desbloqueo por identificación facial en el Mi 8 y en el iPhone X

Finalmente, el Mi 8 Explorer también incorpora el primer sistema de lector de huellas digitales bajo la pantalla que discrimina la presión que se ejerce. "Los sistemas existentes - que han nacido con el también chino Vivo X21UD- están siempre activos y gastan demasiada batería. Nosotros hemos desarrollado un método que discrimina la presión, de forma que se activa únicamente cuando se aprieta y permite ahorrar recursos", ha contado Lei. El usuario no tiene más que apretar en el tercio inferior de la pantalla para desbloquear su terminal.

A pesar de su parecido más que razonable con el iPhone X, Xiaomi ha querido distanciarse de su competidor con una curiosa característica en el panel trasero: la semitransparencia. El Mi 8 Explorer negro permite ver los componentes del aparato. "Parece fácil, pero nos ha obligado a reubicar todas las piezas del interior para que se vean bonitas", ha reconocido Lei ante los 7000 asistentes al evento. El resto de los terminales la familia que celebra el octavo aniversario de la empresa, el Mi 8 y el Mi 8 SE -el más económico-, cuentan con acabados en diferentes colores y un lector de huellas en la tapa trasera.

El Xiaomi Mi 8 SE, la versión más económica

Cámara

Xiaomi tampoco ha escatimado en el resto de componentes. De hecho, Lei ha asegurado que su cámara doble - la misma que monta el Mix 2S- es superior a las del iPhone X y el Huawei P20, y ha sustentado esta aseveración con el índice DxoMark que le otorga 99 puntos , dos más que al móvil de Apple. En concreto, se trata de dos lentes de diferente distancia focal, que permiten hacer un zoom óptico, y que están emparejadas con sensores de Sony (IMX363) y de Samsung (S5K3M3) con 12 megapíxeles cada uno. Las ópticas de luminosidad f/1.8 y f/2.4, acompañadas de un estabilizador óptico, ofrecen resultados notables incluso en condiciones de poca luz.

Y, como no podía ser de otra forma, Xiaomi también ha echado mano de la inteligencia artificial para crear su particular "modo belleza". "Hemos conseguido que haga microcirugía para lograr que las mujeres parezcan Barbie. Aumenta la barbilla y la hace más puntiaguda, crea una nariz más respingada, y mejora el tono de la piel. Esculpimos el rostro con un algoritmo que utiliza 206 modos en 25 categorías y logramos resultados muy naturales", ha afirmado Lei. Para favorecer el egocentrismo, el Mi 8 cuenta con una cámara frontal equipada con un generoso sensor de 20 megapíxeles.

El Xiaomi Mi 8 tiene un sensor de huellas digitales integrado a la pantalla

Precio

El resto de las especificaciones técnicas de los Mi 8 están a la altura de las de cualquier teléfono de gama alta: procesador Qualcomm Snapdragon 845 -a una frecuencia máxima de 2,8 Ghz.-, 6 u 8 GB de memoria RAM, 64 o 128 GB de memoria interna, y pantalla FHD+ de 6,2 pulgadas (aunque su tamaño es equivalente a un smartphone estándar de 5,5 pulgadas gracias al máximo aprovechamiento del espacio), y una batería de 3400 mAh. El precio en China del aparato más económico de las líneas Mi 8 y Mi 8 Explorer es de 2699 yuanes (360 euros al cambio); y el del más caro es de 3699 yuanes (500 euros).

En el caso de la versión SE, Xiaomi estrena el nuevo chip Qualcomm Snapdragon 710 presentado la semana pasada, fabricado con tecnología de 10 nanómetros, lo acompaña de 4 o de 6 GB de memoria RAM, cambia la cámara dual por otra de 12 y 5 megapíxeles, y reduce el tamaño de la pantalla a 5,88 pulgadas. El precio también es más asequible, ya que comienza en 1799 yuanes (240 euros). "Nuestro compromiso es no superar nunca un 5% de beneficio en la venta de nuestros aparatos, y también continuar fabricando buenos móviles en torno a los 2.000 yuanes (250 euros)", ha afirmado Sung.

Las tres versiones del Xiaomi Mi 8 Fuente: Reuters

Pulsera MiBand

Además de los móviles, Xiaomi ha renovado su accesorio estrella: la pulsera MiBand. La tercera versión de este aparato, el más vendido del mundo en su categoría con más de 50 millones de unidades colocadas desde que se lanzó, amplía el tamaño de su pantalla OLED a las 0,78 pulgadas, aumenta la resistencia al agua a 5 atmósferas, y mejora tanto el diseño como la vida de la batería. Todo por 169 yuanes (22 euros).

Sin duda, esta nueva generación de smartphones va a ser clave para Xiaomi, que en los próximos días protagonizará en Hong Kong la salida a bolsa más esperada de los últimos años con la intención de ampliar el capital entre 7000 y 10.000 millones de dólares. Afortunadamente para Lei, llega con unos sólidos datos empresariales. Según ha informado el consejero delegado, Xiaomi cuenta ya con 190 millones de usuarios activos de su sistema operativo MIUI (basado en Android), las ventas han crecido por encima del 40% y han aupado a la marca al liderazgo en mercados tan complicados como India.

"En Europa ha sido más fácil todavía tener éxito", ha dicho Lei antes de mostrar un gráfico en el que se reflejaba el crecimiento del 999%, que ha llevado a Xiaomi al tercer puesto del ranking de ventas en España, donde apenas lleva unos meses operando de forma oficial. "Ya somos líderes en 14 países, y estamos en el top 5 de otros 20", ha anunciado el directivo. De momento, es evidente que su estrategia está funcionando.

La versión Explorer del Xiaomi Mi 8 tiene un diseño de la tapa trasera que simula el hardware interno Fuente: Reuters