Lanzamientos

Franco Varise
Mauro Apicella
Sebastián Ramos
(0)
1 de junio de 2018  

Courtney Barnett

Tell me how you really feel: "Hopefulessness", "City Looks Pretty", "Charity", "Need a Little Time", "Nameless", "Faceless" y otros (Mom + Pop Music).

La última princesa del rock indie acaba de editar su segundo álbum, luego de que el año pasado volviera a confirmar su talento en el disco compartido junto a Kurt Vile. "Contame cómo te sentís realmente", inquiere ahora desde el título la joven cantante y guitarrista nacida en Melbourne, Australia, y esa parece ser la clave compositiva del disco, con letras que exploran lo vivido tras su repentino y acelerado éxito en el mundo de la música y sus consecuencias. Un viaje que va desde la densidad de "Hopefulessness" hasta el cierre en su versión más "poptimista" de "Sunday Roast". En el medio, la melancolía se cruza con las angustias y la rabia directa. Barnett no tiene demasiadas vueltas y logra así un disco tan simple como efectivo. Y si "Nameless Faceless" suena muy The Breeders, la influencia queda al descubierto dos temas más tarde, cuando en "Crippling Self Doubt And A General Lack Of Self Confidence" aparecen las voces de las mismísimas Kim y Kelley Deal. Además, sobresalen el pequeño grito punk/grunge de "I'm Not Your Mother, I'm Not Your Bitch" y la encantadora "Charity".

Sebastián Ramos

The Brian Jonestown Massacre

Something else: "Hold That Thought", "Animal Wisdom", "Psychic Lips", "Skin and Bones", "My Poor Heart" y otros

A pesar de que a la guitarra le auguran un futuro negro frente a las nuevas tecnologías, todavía tiene bastante para dar. Y el nuevo disco de The Brian Jonestown Massacre, Something Else, llega para confirmarlo: acústicas y eléctricas reverberantes apoyadas sobre colchones de un sonido de órgano tipo Hammond. El delicioso menú de esta vieja-nueva banda de San Francisco, que sería algo así como un capricho del patilludo Anton Newcombe, devuelve algo de esperanza al rock crepuscular sin la mano insidiosa de productores codiciosos. La diferencia de Something Else respecto de los discos anteriores es el "saborizador" Echo & The Bunnymen ("Psychic Lips") o The Jesus and Mary Chain ("Silent Stream") que se permiten sin perder identidad norteamericana. El planteo de retomar cierta tradición vintage para sonar moderno no es nada nuevo en el rock... Pero en los de San Francisco suena natural porque a mediados y finales de los 90, cuando Oasis, Blur y Pearl Jam eran ineludibles, ellos tenían más poder de fuego que todos, aunque menos salud comercial, cabe añadir.

Franco Varise

Lorena Mayol

Nido: "Las horas que te di", "Mi piel", "Bonito", "Nada que temer", "Amor de río", "Florece", "Alegría", "Será canción" y "El jardín" (Edición independiente)

Lorena Mayol es hacedora de canciones desde que editó su primer disco solista, Mío. Y desde antes también, con proyectos compartidos en bandas. Pero se puede decir que desde aquel álbum de 2001 y luego con otras dos producciones, Resbalar y 1090 días, construyó su pequeño cancionero editado que ahora suma a los diez títulos de Nido, esta flamante edición.

Lorena es más cantautora que intérprete y en este álbum se muestra bastante en primera persona con sus canciones pop -siempre tan ajenas a los cambiantes parámetros de moda- y a partir de una sonoridad bien amalgamada con sus versos. Se podría pensar en Nido no como un refugio sino como un mundo personal. A veces lo que mejor resuelto está es una canción sencilla donde no importa si la instrumentación logra ser abundante o si hay invitados famosos que aportan sus voces. En "Alegría", por ejemplo, Mayol pone las palabras justas con los acordes justos y, bien rodeada de algunos nombres que le resultan familiares, saca una canción redonda.

Mauro Apicella

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?