A la tarde, con ritmo ágil y sostenido propio de la mañana

Oscar González Oro, el Negro
Oscar González Oro, el Negro Crédito: S. Cicchero / AFV
Ricardo Marín
(0)
1 de junio de 2018  

Oscar González Oro cambió el horario de la mañana, en el que acostumbraba a hacer sus programas, por el de la tarde. Sin embargo, el training que arrastra de aquella costumbre y el entrenamiento profesional que adquirió debido a esta hacen que en este nuevo programa mantenga un ritmo ligero y sin aminorar la marcha durante tres horas seguidas. En ese tiempo la actualidad es la materia prima que el Negro -como está acostumbrado a que se lo llame, más que por su nombre- y sus colaboradores van trabajando y observando desde los diferentes aspectos que la conforman. El resultado: conseguir que el oyente se mantenga atento a lo que se conversa en el programa de principio a fin.

El conductor esgrime la cualidad de no tener pelos en la lengua para expresar sus opiniones. Pero al mismo tiempo es capaz de mantener un diálogo, en términos de lo más amables, tanto con quienes coinciden ideológicamente con él como con quienes están en las antípodas de su forma de pensar. Es una obviedad, por supuesto, remarcar que su manejo de la técnica para entrevistar es impecable.

Por otro lado, con el objetivo de mantener el ritmo durante todo el programa, González Oro muestra una capacidad envidiable para hacer comentarios sobre el tema que sea que se presente en la agenda de actualidad. Esa necesidad de alimentar con su voz la conversación continuamente a veces hace que resbale con información no tan precisa. Afortunadamente, esto ocurre en general con temas tangenciales del panorama de noticias. Otro elemento que podría empañar el atractivo del ciclo es la repetición de alusiones o comentarios sobre temas que le molestan. Pero como los recubre de humor irónico, el tratamiento resulta gracioso.

El clima que se genera con los columnistas es muy cordial y ameno. Cada uno de ellos, trata su tema no solo desde lo fundamental del mismo, sino agregando contenidos desde diferente perspectivas que enriquecen su participación. Así, Rodolfo Cingolani, el Gringo, da la información importante de la actualidad deportiva, pero también agrega contenidos de color. Lo mismo ocurre con Julieta Camaño, que aporta información del espectáculo local y de la farándula, y con Alexis Puig, que habla de cine y series y agrega información de personajes de Hollywood. También resultan interesantes los tips de psicología que acerca con su presencia en la mesa Juan Manuel Brindisi.

La clave del programa

Ritmo sostenido

La experiencia radial que tiene el conductor y la buena relación con sus columnistas permiten que cada emisión se desarrolle con fluidez. La manera variada en que se trabaja la información resulta muy atractiva.

Negro y regreso

De lunes a viernes, entre las 16 y las 19, por AM 710 Radio 10

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.