Tras escuchar a más de 700 expositores, los legisladores cerraron las audiencias

Rubinstein, ministro de Salud de Macri, hizo un fuerte alegato en favor de la despenalización
Rubinstein, ministro de Salud de Macri, hizo un fuerte alegato en favor de la despenalización Crédito: Prensa Diputados
Laura Serra
(0)
1 de junio de 2018  

Tras un mes y medio de trabajo y la presencia de más de 700 expositores, el plenario de las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Familia y Salud de la Cámara de Diputados dio por concluida ayer la ronda de exposiciones sobre el proyecto de ley sobre la legalización del aborto. Ahora será el turno de los legisladores, convocados para el 12 del mes próximo a firmar el dictamen.

Quienes impulsan la iniciativa apostaron ayer su mejor carta con la presencia del ministro de Salud, Adolfo Rubinstein. Con un fuerte alegato a favor de la legalización de esta práctica, Rubinstein exhibió cifras oficiales para justificar su postura.

"El aborto existe y es algo que no podemos soslayar, más allá de todos los dilemas éticos, científicos, morales, económicos y espirituales. El aborto es un problema que tenemos que abordar y que ustedes tienen que decidir", sostuvo el funcionario del presidente Macri.

"Los países con marcos legales restrictivos no han visto reducido el número de abortos, sino que han aumentado los abortos inseguros", resaltó Rubinstein. Expresó, además, que "la evidencia es muy robusta respecto de que la despenalización del aborto reduce las muertes maternas, las complicaciones graves y el número de abortos totales".

"Los países que no tienen leyes restrictivas prácticamente no tienen muertes por aborto", enfatizó, y agregó que en los países desarrollados, la tasa de aborto cayó. "En los países con leyes restrictivas, se mantuvo igual. Existe una relación clara entre la despenalización y el número de abortos", sostuvo.

Aborto y FMI

En contra del proyecto se expresó el padre Pepe Di Paola, aunque con un argumento más político que religioso.

"Aborto es FMI y FMI es aborto", enfatizó el sacerdote, quien vinculó el impulso que tuvo el debate con las negociaciones que el gobierno nacional encaró con el organismo internacional.

"A muchos de ustedes los veo preocupados y manifestándose contra el FMI y, al mismo tiempo, inclinándose a aprobar una de sus mayores exigencias", asestó el cura villero, en alusión a los diputados de la oposición que apoyan la despenalización de la práctica.

"Aborto es sinónimo de FMI, le guste o no al mundo conservador, que no ve con malos ojos que los pobres tengan menos cantidad de hijos o no los tengan, y también al mundo pseudoprogresista que levanta banderas de presunta libertad, sabiendo que este genocidio es inspirado y promovido por el FMI", enfatizó.

Una de las expositoras más aplaudidas fue la actriz Dolores Fonzi. "Somos mujeres pariendo una ley; vamos a hacer que nazca", exclamó. "En menos de dos semanas éramos un colectivo de más de 500 actrices argentinas. Y en menos de un mes había 70.000 cartas firmadas por mujeres de todas las disciplinas", exaltó.

Entre las figuras del espectáculo también desfiló por el plenario de las comisiones Paz Ferreyra, más conocida como Miss Bolivia. Frente a los legisladores, la cantante reveló que abortó en 1996.

"Lo hice porque pude, porque tuve la suerte de tener a mi alcance los recursos económicos y simbólicos y los privilegios de clase cuando decidí que no podía y no quería ser madre. Lo que no quitó que sea un aborto exprés, clandestino, inseguro y abandonado al azar en un consultorio improvisado en el barrio de Flores", describió.

En contra de legalizar la práctica, uno de los testimonios más conmovedores fue el de Verónica Camargo, madre de Chiara Páez, quien fue asesinada en mayo de 2015 por su novio y su familia cuando se negó a abortar. El caso de Chiara desató una sucesión de marchas en todo el país bajo la consigna "Ni una menos".

Camargo reclamó que la respuesta ante los embarazos no deseados sea "una buena educación pública, un mejor sistema de salud y un buen sistema judicial que imponga penas en los casos de abusos y maltrato".

"Las chicas sufren presiones y violencia de los hombres que eligen no hacerse cargo y ese sentimiento puede trasladarse a la vida de la madre. Lo puedo asegurar, porque ese fue el caso de Chiara", señaló la madre, quien no pudo disimular sus lágrimas.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios