EE.UU.: La tasa de desempleo cayó al 3,8%, y la Argentina puede sufrirlo

Los salarios en los Estados Unidos crecieron en abril un 2,7% interanual y eso podría acelerar la inflación; en junio, la FED podría elevar su tasa de referencia, y eso implicaría mayores dificultades para el acceso al crédito por parte de la Argentina
Los salarios en los Estados Unidos crecieron en abril un 2,7% interanual y eso podría acelerar la inflación; en junio, la FED podría elevar su tasa de referencia, y eso implicaría mayores dificultades para el acceso al crédito por parte de la Argentina Fuente: LA NACION
Rafael Mathus Ruiz
(0)
1 de junio de 2018  • 11:12

WASHINGTON.- La economía de Estados Unidos está a tope, pero, esta vez, puede ser perjudicial para la Argentina.

La primera potencia global creó 223.000 puestos de trabajo en mayo, una cifra que rompió todos los pronósticos y empujó la tasa de desempleo al 3,8%, un piso histórico que antes sólo se había registrado en abril de 2000, unos meses después de la asunción de George W. Bush, en el epílogo de la larga bonanza económica que dominó la década de los 90 durante la administración de Bill Clinton , y en 1969, con Richard Nixon.

La renovada energía que mostró el mercado laboral estadounidense quedó plasmada en otro dato: los salarios crecieron un 2,7% respecto del mismo mes del año anterior, una suba que sugiere que los ingresos han empezado a dejar atrás largo letargo de los últimos años, y empiezan a ponerle una presión mayor a la inflación.

La solidez de la bonanza que evidencian los últimos datos elevó la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed, en la jerga financiera) acelere el ajuste de su política monetaria y suba la tasa de interés de referencia con un poco más de vértigo del que preveía el consenso del mercado para evitar una recalentamiento de la economía.

El presidente estadounidense Donald Trump junto a su par argentino Mauricio Macri.
El presidente estadounidense Donald Trump junto a su par argentino Mauricio Macri.

El directorio de la Fed, que dirige Jerome Powell, se reunirá a mediados de este mes. Analistas estiman que retocará la tasa, ahora en el 1,5-1,75 por ciento, una movida que podría repetir, ahora, dos veces más el resto del año, y no una, como estaba previsto.

La fortaleza del mercado laboral norteamericano llega en un mal momento para la Argentina, al reafirmar un contexto internacional financiero menos benigno para el "gradualismo" que intenta sostener el gobierno de Mauricio Macri , el cual necesita si o si de fondos del exterior dado el déficit de cuenta corriente que tiene el país.

Un ajuste monetario más rápido en Estados Unidos puede encarecer el costo de ese fondeo para el Gobierno y las empresas, además de desalentar la llegada de dólares frescos al país. De hecho, apenas conocida la noticia, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió del 2,83 al 2,91 por ciento, una señal de alerta si se tiene en cuenta que el último azote del mercado a los emergentes despuntó a fines de abril, luego de que ese rendimiento quebró la barrera psicológica del 3 por ciento.

La bonanza económica de Estados Unidos tiene un impacto positivo para el país a través del intercambio comercial, pero ese beneficio está atenazado por las medidas proteccionistas del gobierno de Donald Trump , que cerró el mercado para el biodiésel, principal producto que exporta la Argentina, y le puso un techo a las compras de acero y aluminio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.