El exjefe de Operaciones de Facebook: "No podía seguir trabajando ahí sabiendo lo que hacían"

3 de junio de 2018  • 00:42

Su trabajo era supervisar la privacidad de los datos de los usuarios de Facebook , garantizar que ningún software de terceros se quedaba con información personal. Sandy Parakilas fue director de operaciones de la red social que dirige Mark Zuckerberg hasta 2012. Se dio cuenta de que los desarrolladores externos a la compañía podían acceder con relativa facilidad a los perfiles de los usuarios. Expuso el problema a sus superiores y, al ver que no le hacían ni caso, presentó su dimisión.

Cinco años después estalló el escándalo de la filtración de datos personales de Facebook empleados de forma fraudulenta por Cambridge Analytica a favor de Donald Trump durante su campaña presidencial. En 2016, antes de que saliera a la luz la noticia, Parakilas publicó este artículo en The New York Times en el que reclamaba un mayor control sobre su exempresa.

"Empecé a preocuparme después de las elecciones de 2016 sobre la manera en que Facebook y otras redes sociales manejaban los datos y el impacto que tenían en esas elecciones", explica Parakilas a El País en esta videoentrevista grabada durante una visita a Madrid del actual director de producto en Uber para participar en el ciclo de conferencias Tech & Society, organizadas por el Aspen Institute España y la Fundación Telefónica.

Exjefe de Operaciones de Facebook: "No podía trabajar ahí sabiendo lo que hacían" - Fuente: YouTube

3:21

"Me volví mucho más crítico después de que se revelase en septiembre de 2017 que la Agencia Rusa de Investigación de Internet había comprado una gran cantidad de anuncios que habían llegado a más de 126 millones de personas en EE UU durante las elecciones", confiesa el ejecutivo. Lo que más violenta a Parakilas no es que agentes externos a Facebook puedan saber más sobre los gustos de consumo de los usuarios de red social, sino que puedan usar la información que tienen sobre vos "para enviarte anuncios y tratar de que hagas algo que quizás no quisieras hacer. Quizás puedan convencerte de que no votes", alerta.

"Realmente no podía seguir trabajando para una de las mayores compañías en las que todo esto está sucediendo", subraya. "Mi esperanza es que podamos afrontar estos problemas y mejorar la tecnología y, en algún momento, volver a crear tecnología más saludable".

Sentido común en la red

Hasta entonces, este experto en privacidad recomienda a los internautas sentido común. Nada de publicar información que nos pueda comprometer en algún sentido. "Si quieres compartir algo con cierta gente, probablemente sea mejor que lo hagas solo con esas personas de una forma privada", recuerda.