Pese a perder a un aliado, la Casa Rosada no prevé cambios en la relación bilateral

El gobierno de Macri, que tenía afinidad con el destituido Rajoy, considera a Sánchez como un "socialista moderado" y a España como un socio clave; las inversiones son una prioridad
El gobierno de Macri, que tenía afinidad con el destituido Rajoy, considera a Sánchez como un "socialista moderado" y a España como un socio clave; las inversiones son una prioridad Fuente: Archivo - Crédito: Agustín Marcarian/Reuters
Mariano Obarrio
(0)
2 de junio de 2018  

Pocas horas después del cambio de gobierno en España , el gobierno de Mauricio Macri se preocupó por aclarar que las relaciones bilaterales "seguirán tal como estaban planteadas" con el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que ambos países son socios estratégicos. Además de los intereses comunes económicos y culturales, el embajador argentino, Ramón Puerta, aceitó desde hace meses la relación con el líder socialista Pedro Sánchez , el nuevo líder español.

Para el gobierno de Macri, las inversiones españolas son una prioridad. Los capitales españoles son el segundo inversor en nuestro país detrás de los Estados Unidos.

"Para nosotros, España es el socio más importante, porque son empresas con mucha creación de empleo", dijo a LA NACION un alto funcionario macrista.

El discurso de Rajoy: "Ha sido un honor ser presidente del Gobierno de España" - Fuente: Twitter

2:26
Video

Si bien la relación de Macri con el destituido presidente español Rajoy era inmejorable, en la Casa Rosada recibieron noticias tranquilizadoras desde Barcelona. Allí estaba Puerta, que llamó por la mañana a Macri, que estaba en Salta, y le informó todas las novedades del cambio de gobierno en Madrid.

Entre otras cosas, Puerta le recordó que Sánchez es el primer presidente del gobierno que no es diputado y que llega al máximo cargo en calidad de líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). También le contó que el 30 de enero, el mismo Puerta estuvo reunido durante una hora y media con el jefe socialista en una conversación animada en la que este se manifestó "muy interesado en los cambios en la Argentina".

"Yo sé que usted es peronista, pero no kirchnerista", le dijo Sánchez a Puerta, con la intención de hacerle un cálido elogio. Las únicas épocas en las que hubo nubarrones entre ambos países, que los españoles prefieren no recordar, fue en las guerras de la independencia, a principios del siglo XIX, y durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Destituido, Rajoy saluda a sus simpatizantes al retirarse ayer del Congreso
Destituido, Rajoy saluda a sus simpatizantes al retirarse ayer del Congreso Fuente: AFP - Crédito: Oscar Del Pozo

Sánchez, a su vez tranquilizó a Puerta: "Soy socialista, pero moderado". Y le manifestó que, si bien entonces no se vislumbraba su sorpresiva asunción en el gobierno español, como líder opositor de entonces estaba interesado en mantener las relaciones en el punto más alto en el que las habían puesto Macri y Rajoy. Si bien Sánchez llegó al poder con votos del partido Podemos (populismo de izquierda) y del Partido Nacionalista Vasco, el nuevo jefe del gobierno español quiere estimular los negocios en el país.

Puerta le dijo a Macri que el futuro ministro de Economía español podría ser Jordi Sevilla, un asiduo visitante de la embajada argentina en Madrid y economista del PSOE. "Las relaciones bilaterales siguen como estaban, porque nuestro vínculo histórico es de Estado a Estado y no de gobierno a gobierno", dijo Puerta consultado por LA NACION.

Otras fuentes en el Gobierno aseguraron también que Macri está seguro de que Sánchez podrá mantener los grandes avances en la política económica del gobierno de Rajoy, muy valorados en la Casa Rosada. Está claro que en lo ideológico, Macri se identificaba con el líder del PP más que con el socialismo.

Pedro Sánchez es el nuevo presidente de España tras una moción de censura a Rajoy - Fuente: Reuters

2:12
Video

Por lo sorpresivo del cambio de gobierno, todavía Macri no se comunicó con el nuevo presidente español y tampoco lo hizo con el líder destituido. Tampoco el canciller Jorge Faurie se ocupó ayer del conflicto español y dejó todo en manos de Puerta, que mantuvo contactos con distintos dirigentes políticos. Para un llamado de Macri a Sánchez, habrá que esperar unos días. "Hay que darle tiempo", dijeron en la Casa Rosada.

Para el Gobierno, fue totalmente sorpresivo el recambio. El expresidente socialista Felipe González le había pronosticado a Puerta 48 horas antes que no creía que podía caer Rajoy, que parecía fortalecido, y menos por un caso de corrupción que no rozaba directamente a funcionarios cercanos. "En estos dos años la relación bilateral avanzó muchísimo y se normalizó y se va a seguir enriqueciendo en esta nueva etapa", dijo Puerta. Las principales inversiones españolas están en telecomunicaciones, construcción, sector financiero, tecnología y energía, entre otras áreas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.