Durísimas críticas de un ministro de Vidal a otro de Macri por su posición sobre el aborto

Macri y Vidal
Macri y Vidal Crédito: Captura
Marcelo Veneranda
(0)
1 de junio de 2018  • 21:43

El debate en torno a la legalización del aborto no admite medias tintas en buena parte de la sociedad. La situación al interior de Cambiemos no es distinta: así lo dejó en claro el ministro de Gobierno de María Eugenia Vidal , Joaquín De la Torre, quien cargó en durísimos términos contra el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein , por la defensa de la despenalización del aborto que hizo ante el Congreso.

"Me llenó de tristeza la exposición del Ministro de Salud. Lejos de echar luz y aportar datos relevantes para enriquecer el debate como había pedido el Presidente, su discurso quedó perdido en un laberinto de estadísticas usadas tendenciosamente, cifras que no pueden ser comprobadas y ausencia de datos científicos. Incluso llegó a confundir a la audiencia igualando un embarazo no planificado con uno no deseado", sostuvo De la Torre a través de un comunicado.

"Su parcialidad generó desconcierto, haciendo creer que su postura era la postura oficial. Quienes lo escuchaban no tenían claro si estaba hablando como médico o como ministro", agregó De la Torre, en referencia al funcionario de la Casa Rosada.

Hasta allí, las declaraciones de De la Torre pueden interpretarse como un contrapunto más dentro de los numerosos frentes abiertos por el debate sobre el aborto que se inició las comisiones de la Cámara de Diputados. Más aún si se tiene en cuenta la fuerte vinculación del ministro de Vidal con la curia.

Pero De la Torre dio un paso más: cuestionó los programas asistenciales del ministro Rubinstein y la merma de fondos que sufrieron varias de esas prestaciones: remedios, partos, vacunas e insumos. En otras palabras, criticó la política sanitaria de la Casa Rosada.

"En vez de preocuparse tanto por lograr aplicar las EXCEPCIONES [sic] del protocolo no punible, debería atender mejor sus OBLIGACIONES: programas que funcionan hace años para acompañar a las mujeres y a los niños en la primera infancia hoy se encuentran desfinanciados", atacó el ministro.

Y detalló: "De diciembre de 2015 a enero de 2016, se redujo drásticamente el monto que se paga por las distintas prestaciones del Plan Sumar. Por ejemplo, el control de niño sano pasó de los $120 a los $60, cifra que hoy se mantiene. Por un parto en 2014 se recibían $600, hoy $300. A esto se suma la ineficiencia en el reparto de vacunas".

"Municipios que llevaban a cabo importantes campañas, hoy no pueden hacerlas porque faltan los insumos. Algo parecido está pasando también con el Programa Remediar, que abastece de medicamentos los Centros de Atención Primaria: antibióticos comunes, remedios para la bronquiolitis o drogas que utilizan pacientes crónicos como hipertensos o con problemas de tiroides, están en falta", siguió De la Torre.

Entre crítica y crítica, el ministro provincial elogió la postura exhibida el jueves en el Congreso por el Padre Pepe, con quien se mostrará el miércoles que viene en San Miguel, municipio del que es intendente, aunque bajo uso de licencia desde que asumió en el gabinete de Vidal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.