"No teníamos agua; la pasamos muy mal"

El vocero presidencial, Iván Pavlovsky, relató cómo vivieron las 20 horas hasta el rescate
(0)
3 de junio de 2018  

El vocero presidencial, Iván Pavlovsky, y seis funcionarios que vivieron la conmoción por la emergencia en Catamarca, regresaron pocas horas después que el presidente Mauricio Macri. "La pasamos muy mal, pero por suerte nos rescataron y estamos todos bien", dijo Pavlovsky al llegar al Aeroparque Jorge Newbery.

El contingente de Pavlovsky, que permaneció 20 horas y una noche a bajas temperaturas a 3000 metros de altura, arribó después de las 16 a Buenos Aires, en el avión Tango 10. "Durmieron poco y comieron poco, están muy conmovidos", contó a la nacion un allegado a Pavlovsky.

Macri llegó alrededor de las 15 en el avión Tango 04, junto con sus ministros Patricia Bullrich (Seguridad), Rogelio Frigerio (Interior) y Guillermo Dietrich (Transportes), además de Fernando De Andreis, secretario general de la Presidencia, y su subsecretario Darío Nieto.

"No teníamos ni agua ni vestimenta", dijo Pavlovsky. En declaraciones a medios televisivos al llegar al Aeroparque, añadió: "Pensé en mis seres queridos para estar bien. A las 18 se hizo de noche, nos dijeron que al otro día nos rescatarían y los seis tripulantes de la Fuerza Aérea hicieron todo lo posible para que ese momento no fuera tan duro".

El funcionario aseguró que Macri se interesó por la situación en forma permanente. "El Presidente estuvo informado al minuto a través de la Casa Militar", dijo Pavlovsky.

Completaban la comitiva en el helicóptero de la Fuerza Aérea el secretario privado presidencial, Mariano Lomolino; el jefe de la custodia, Alejandro Cecatti, el responsable de las redes sociales, Isidro Escalante, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo, el coordinador de Planeamiento y Gestión de Infraestructura Vial, Eduardo Plasencia, y el fotógrafo David Sisso. "Nos hicieron la revisación médica apenas llegamos al aeropuerto de Santiago del Estero. Estamos bien, a pesar del frío que padecimos y las malas condiciones en que dormimos", dijo Pavlovsky.

"Vimos que intentó bajar y volvió por la acumulación de hielo en las hélices", señaló. Indicó que cuando "vio que teníamos escaso combustible tomó la decisión acertada de volver a los cerros de Aconquija por donde habíamos pasado y buscar un claro para aterrizar".

"Supimos que estábamos complicados, la noche fue muy fría, teníamos poca gasolina para calefaccionar, por lo que se encendía cada dos horas", comentó. "Lo peor fue que no teníamos la vestimenta adecuada, fue una noche larga", dijo, pero destacó el "excelente comportamiento" de los efectivos de la tripulación.

A las 11 de ayer, dijo, llegó el cuerpo de rescate de la Policía de Catamarca integrado por Marcos Herrera, Juan Soria, Diego Bahamonde, Juan Córdoba y Jesús Maza, con quienes emprendieron el regreso a pie. "Se hizo imposible dormir entre el frío, el hambre y no saber cuándo nos podían rescatar", dijo Pavlovsky.

Elogio de Bullrich

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que "el piloto tomó una buena decisión, que fue ir a una zona despejada, con una planicie. Aterrizó y avisó, nunca declaró la emergencia". En declaraciones a radio Mitre, la ministra Bullrich señaló que la aeronave aterrizó en una zona que "está a 3442 metros de altura" y que permanecieron "con el motor prendido toda la noche para estar calefaccionados".

"Se han comunicado por teléfono satelital", informó Bullrich. Dijo que el helicóptero "no podía seguir dando vueltas porque tenía un problema que se llama de engelamiento, que es como un congelamiento", señaló que el contacto con Pavlovsky se dio porque "el comisario Cecatti, miembro de la Policía Federal y jefe de la custodia presidencial, con su teléfono satelital podía establecer comunicación cada tres horas, para no gastar la batería".

Dijo que el rescate tardó "diez horas" en llegar porque "el tiempo era malo y el camino, complicado". Pero tuvo un final feliz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?