srcset

Recorrido por el Bajo Núñez: bares, restaurantes y take-outs

Nathalie Jarast
(0)
4 de junio de 2018  • 14:33

El Bajo Núñez o "BaNu", como se conoce últimamente esa zona entre Vuelta de Obligado y Avenida del Libertador, se convirtió en un polo gastronómico en constante crecimiento. En los últimos años, surgieron en el barrio modernas construcciones, así como muchas empresas que instalaron sus oficinas allí. Esto atrajo nuevos cafés, take-outs, bares, patisseries, cervecerías y restaurantes que combinan calidad e innovación. De fácil acceso y lejos del amontonamiento de Palermo y Belgrano, sumado al aire de barrio, la calma de sus calles y mucho verde, es uno de los destinos más elegidos para ir a comer o tomar algo. Con una amplia variedad para elegir, BaNu es el hotspot del sector norte de la ciudad.

Botánica

Crédito: Estrella Herrera

Catalina Schunemann y Estela Ruggiero un día decidieron dejar sus profesiones y embarcarse en crear una tienda de comida al paso que ofreciera productos saludables y sabrosos. Ellas mismas definen la carta, hacen las pruebas de platos y reciben a los clientes en Botánica. Junto con el equipo de cocineras, preparan los diferentes platos de "comida real", como le llaman ellas: se trata de alimentos sin conservantes, con los mejores ingredientes, frescos, sanos y nutritivos. Podés llevar ensaladas, sándwiches y wraps durante todo el año y en invierno se agregan platos calientes, como sopas y guisos. También tienen hamburguesas de arroz yamaní con vegetales y hamburguesas de hongos portobello. De postre, hay algunas tentaciones dulces, como brownies, cuadrados de coco y dulce de leche, y también yogures de diferentes sabores elaborados con leche de coco.

Lo mejor: las comidas se preparan en el día, no vas a encontrar algo del día anterior y eso se nota en la frescura y la calidad de los platos que comprás.

El dato: la limonada y el jugo de naranja exprimido son las dos bebidas imperdibles. También hay opciones de jugos prensados en frío y embotellados.

Dónde: Iberá 1643.

Cuándo: lunes a viernes, de 11:30 a 17.

Namaskar sabores

Crédito: Estrella Herrera

Kari y Pablo comenzaron con un puesto de especias y condimentos exóticos en la feria Sabe la Tierra de San Fernando. En septiembre del año pasado, decidieron volver al barrio de su infancia y abrieron un almacén natural con toda la onda, donde podés encontrar alimentos agroecológicos y sustentables. No utilizan productos enlatados ni con conservantes o agroquímicos. La idea central fue reunir a los productores en un solo espacio. Desde yerba orgánica hasta platos de comida saludable, es una parada obligada para los oficinistas que eligen Namaskar para sus almuerzos. También podés comer en la barra que da a la calle, desayunar u optar por una rica y nutritiva merienda. De estilo industrial, no pierde el toque barrial con una antigua balanza roja en el mostrador y un pizarrón donde consultar las especialidades del día.

Lo mejor: las hamburguesas vegetales, el wrap de falafel y las samosas (empanadas indias) son los imperdibles de la casa. También tienen jugos detox embotellados para llevar.

El dato: en junio darán un taller de masas, tartas y empanadas (dulces y saladas) con y sin gluten. Para las vacaciones de invierno preparan un taller de cocina para grandes y chicos. Inscripciones y más información: namaskar.sabores@gmail.com.

Dónde: Ramallo 1659.

Cuándo: lunes a viernes, de 9 a 19. Sábados, de 10 a 15.

Oporto rotisería

Crédito: Facebook Oporto Almacén

Ya un clásico del barrio. Lo que muchos no saben es que Oporto tiene también un local de cocina al paso sobre el pasaje Irlanda. La rotisserie, como la llaman sus dueños, abrió al mismo tiempo que el restaurante. Al comienzo compartían el espacio, pero creció y se mudó al lado. Allí preparan sabores cotidianos para que lleves a la oficina o a tu hogar. Podés elegir entre zapallitos rellenos, empanadas de humita, sándwiches, ensaladas varias y surtidos de verduras al horno. En junio abre completamente remodelada e incorpora nuevos sabores, como tarta de espinaca y hongos, calabaza y gruyere, ensalada de quínoa y cinco platos del día más elaborados.

Lo mejor: solo trabajan con productos frescos y de estación, por lo que los platos se renuevan constantemente.

El dato: tienen take away de jugos naturales exprimidos.

Dónde: Pasaje Irlanda 1711.

Cuándo: lunes a viernes, de 12 a 15.

Santa Pinta

Crédito: Estrella Herrera

Hace un año que esta cervecería y bar de tapas está en el barrio. El ambiente rústico y moderno lo vuelve un gran punto para juntarse con amigas. Tienen 14 canillas de las mejores cervezas artesanales de Argentina. Dentro de la carta hay una amplia variedad de tapas para acompañar: papas en diferentes formas, batatas con cebolla morada, queso azul y mozzarella, tequeños con salsa de la casa, buñuelos de espinaca y las Santas Bombas de papa rellenas con queso. En materia de hamburguesas, la Pinta Vegetariana es lo más. Lleva hamburguesa casera de arroz, lentejas y porotos en pan integral, con palta, tomate, cebolla caramelizada y una exquisita mayonesa de zanahoria.

Lo mejor: el doble happy hour que hacen jueves, viernes y sábados, de 18 a 20 y de 00 a 02.

El dato: abrieron un segundo local en Arribeños 3498.

Dónde: Manuel Ugarte 1684.

Cuándo: lunes a sábado, de 18 a 2.

Bandol

Crédito: Estrella Herrera

En el corazón de BaNu está este delicado restaurante-patisserie, que abrió en 2010. Es una esquina con deck y mesitas bajo un grupo de casuarinas, que hacen que sientas que estás de vacaciones en el medio de la ciudad. Bandol es el nombre de un pequeño poblado de pescadores de la Costa Azul y tanto la estética como los sabores del local se inspiran en el aire mediterráneo. Tienen desayunos, almuerzos y patisserie.

Lo mejor: la pastelería caserísima; nuestros elegidos son el Petit Gâteau de peras, la tartine de frutos secos o el crumble de manzanas.

El dato: en un rincón del local tienen una minibiblioteca, donada por vecinos del barrio, para que te sientes a leer mientras disfrutás tu café.

Dónde: av. Comodoro Martín Rivadavia 1696.

Cuándo: lunes a domingo, de 8 a 21.

Los Cohiues

Crédito: Estrella Herrera

Si buscás un oasis en medio de la ciudad, solo basta con adentrarte en el patio de este vivero que trajo al barrio Héctor Gustavo Viñolo hace 11 años. Con mucha experiencia en el rubro, atiende a adultos, jóvenes y chicos que buscan ponerles verde a sus casas. En Los Cohiues podés conseguir plantas de interior y exterior, florales, suculentas, macetas, tierra, productos para fertilizar, herramientas, regaderas y todos los elementos necesarios para armar tu rincón verde. Además, tienen macetas divinas de todos los estilos: de fibrocemento, de zinc, de barro y patinadas. Para el interior de un departamento, Héctor recomienda poner Marginatas, Ficus pandurata, Sansevierias o Arecas, que son todas de muy bajo mantenimiento. Igual, dice que es clave conocer el tamaño del ambiente donde vas a colocarla y recién ahí elegir la que te guste.

Lo mejor: el trato personalizado y el asesoramiento que te brindan. Cualquier problema que tengas con tus plantas, podés consultarles y ellos te ayudan.

El dato: también hacen construcción y diseño de parques, jardines y balcones y delivery de plantas e insumos.

Dónde: 11 de Septiembre 3776.

Cuándo: lunes a viernes, de 9 a 13 y de 14 a 19. Sábados, de 9 a 13 y de 14.30 a 18.30.

Occo

Crédito: Estrella Herrera

Esta heladería artesanal es nueva en el barrio y ya es un boom. Todo empezó con un grupo de amigos a los que les gustaba mucho el helado. Decidieron abrir Occo con un concepto diferente: un ambiente relajado que mantuviera el contacto directo con el cliente. Por eso, quienes atienden no llevan uniforme y generan un clima de entrecasa con los consumidores. El helado es casero, sigue los modos de fabricación antigua y no lleva aditivos ni conservantes. Con gustos raros como chocolate ahumado con menta, remolacha y frutilla o chocolate con cerveza negra, atraen a los vecinos que buscan calidad, innovación y amabilidad.

Lo mejor: te dan para probar todos los gustos que quieras en el local. Los mejores son el cheese-lemon y el pistacho italiano, realizado con el fruto que viene de Italia de verdad.

El dato: este invierno, estrenan una sección de pastelería propia.

Dónde: Montañeses 2908.

Cuándo: todos los días, de 12 a 00.

Qotur

Crédito: Estrella Herrera

Con apenas dos meses, es el nuevo enclave del barrio. Maga, la jefa de cocina, trabajó muchos años en un restaurante sirio. Allí aprendió todos los secretos de la comida de Medio Oriente y después creó, junto con un grupo de emprendedores, Qotur, cuyo nombre remite al lunfardo de "turco". Con una ambientación minimalista, pequeñas macetas colgantes, música árabe de fondo y un gran mural con una lámpara gigante, que te hace sentir en un palacete árabe, es el lugar elegido para probar nuevos sabores: desde falafel y ensalada tabulé hasta mhambra -puré de morrones- o mousaka, una especie de lasaña de berenjenas.

Lo mejor: los mosaicos de la fachada te transportan a otra latitud.

El dato: solo abre de noche y, además, tiene para llevar. Podés llamar y encargar tu pedido o comprar directo en el mostrador.

Dónde: Núñez 1616.

Cuándo: domingo a miércoles, de 20 a 00. Jueves a sábado, de 20 a 1.

Bodegón Núñez

Crédito: Estrella Herrera

Una cita del reconocido chef Pietro Sorba te recibe al entrar: "Los bodegones son antiguos, pero están surgiendo algunos de última generación". Esta filosofía, según la cual la comida es clásica pero con algún toque especial, sumada a una ambientación moderna y chic, es el eje principal de este restaurante al que acude todo el barrio. Pionero en la zona, el ambiente es familiar y los platos, caseros, ricos y abundantes. La tortilla de papas es uno de los must, pero también podés probar los buñuelos de espinaca y las mozzarellitas rebozadas, que son un boom.

Lo mejor: los zapallitos en almíbar y la degustación de dulces regionales.

El dato: hay delivery y take away.

Dónde: Arribeños 3198.

Cuándo: lunes a viernes, de 20 a 00.30. Sábados y domingos, de 12 a 16 y de 20 a 1.

Los bares escondidos del barrio

Este increíble mural es la fachada de El pollo Gómez, uno de los bares escondidos del barrio
Este increíble mural es la fachada de El pollo Gómez, uno de los bares escondidos del barrio Crédito: Jade Sívori

Te pasamos la data de algunos speakeasy imperdibles en el barrio.

  • No Tan Santos: de afuera, un cartel tímido y apenas visible avisa que por acá hay una parrilla. Detrás, se abre un jardín con árboles, enredaderas y luces de feria que invita a comer y tomar algo (Núñez 1650).
  • El Pollo Gómez: una esquina con una puerta de vidrios de color sin señalización da lugar a este "bar de amigos" con tragos de primera, un patio interno y un DJ todas las noches. Abre de jueves a sábado (Arribeños 3091).
  • Luz Mala: detrás de un paredón negro, una puerta de madera y un timbre, se esconde un bar speakeasy con grandes "pociones", como ellos llaman a sus tragos. De decoración vintage y con barra a cargo de Omar Benítez (Arcos 2950).

Real Estate

Por Deborah Sosa Inmobiliaria

De a poco, BaNu está dejando de ser un barrio plenamente residencial, gracias a los innumerables edificios y nuevos emprendimientos. Se ha creado un área, principalmente ubicada en el corredor Libertador, de edificios corporativos, adonde han migrado muchas empresas en busca de mejorar calidad de construcción, seguridad, amenities y el excelente acceso a la avenida General Paz, Panamericana y Lugones.

Valor del m2: aprox. US$2800 (puede llegar a US$6000 en edificios premium).

Alquileres: monoambiente: entre $8000 y $9000 / 2 ambientes: desde $10.000 hasta $14.500 / 3 ambientes: desde $18.000 hasta $25.000.

Además te mostramos Moda: de paseo con la influencer China Calé (@mindthegapchica) y 9 cafeterías que se suman a la movida del slow coffee

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.