El camino de San Martín de Tucumán a la gloria: cómo hizo el Santo para volver a Primera

El festejo
El festejo Crédito: Captura
Carlos Chirino
(0)
3 de junio de 2018  • 18:40

SAN MIGUEL DE TUCUMAN - Y un día regresó a la máxima categoría del fútbol argentino. Después de diez años, San Martín de Tucumán consiguió el ascenso y la próxima temporada se codeará con los mejores clubes del país en la Superliga . La tarea no le resultó sencilla al club de La Ciudadela, ya que durante toda la temporada tuvo que remarla desde abajo para conseguir el ansiado objetivo en forma directa.

En la primera parte del torneo de la B Nacional, el "Santo" estuvo lejos de mostrar el nivel de juego que se esperaba, de acuerdo a la riqueza de sus individualidades. Llegó a estar en el puesto 14 de la tabla de posiciones y el despegue comenzó a consolidarse en la fecha 16, luego del triunfo conseguido frente a Ramón Santamarina, en Tandil. A partir de ese momento, San Martín creció futbolísticamente, y aun sin ser un equipo brillante, mostró eficacia para conseguir los puntos necesarios y escalar a los primeros lugares.

El arquero Ignacio Arce, el enganche Matías García y el goleador Claudio Bieler fueron la columna vertebral del conjunto del "Jardín de la República". El guardavallas mostró una personalidad contagiosa. Desde el fondo apuntaló al resto del equipo. Con su excelente pegada, en muchas ocasiones fue el iniciador de jugadas que terminaron en gol. Además, sus atajadas resultaron determinantes para que el "Santo" se quedara con los tres puntos.

En el caso del cordobés "Caco" García, aunque le costó encontrar la regularidad necesaria y el protagonismo que tuviera en la temporada pasada, apareció cuando el equipo más lo necesitaba. De sus pies nacieron la mayoría de las jugadas que terminaron en festejo "albirrojo". Bieler, por su parte, terminó siendo gravitante, no solo por los goles que marcó (hoy hizo dos), sino por la personalidad y la ascendencia que evidenció sobre el plantel. Demostró que es un líder indiscutido, dentro y afuera de la cancha.

San Martín y Atlético volverán a protagonizar el clásico de Tucumán en primera después de 37 años. El último choque en primera entre ambos fue en el Campeonato Nacional 1981, con victoria por 2-0 para el 'Santo'.

El plantel que consiguió el segundo ascenso a la B Nacional fue formado por Diego Cagna, que al término de la primera parte del campeonato y ante una deslucida campaña, decidió alejarse del club para continuar su carrera en Bucaramanga de Colombia. El 4 de enero se hizo cargo del timón Rubén Darío Forestello, quien sumó como refuerzo al lateral uruguayo Emiliano Albín y al enganche Damián Arce, dos futbolistas que también aportaron su granito de arena para esta consagración.

Está claro que el gran objetivo de San Martín será mantenerse por primera vez en la máxima categoría, algo que no consiguió en sus tres ascensos anteriores. Para lograr esa meta, deberá sumar refuerzos de categoría. Ignacio Arce, Ismael Benegas, Matías García, Walter Busse, Juan Galeano, Gonzalo Rodríguez y Claudio Bieler, titulares indiscutidos durante la temporada, tienen condiciones para ser parte de una base del próximo plantel.

Párrafo aparte para los hinchas "albirrojos", que una vez más demostraron su amor incondicional con el equipo, que en los últimos tres certámenes le regaló dos ascensos

San Martín es nuevamente de Primera y por primera vez Tucumán tendrá un clásico en la máxima categoría del fútbol argentino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?