Mató a su expareja y confesó el crimen por teléfono

Ahorcó a la mujer, que intentó defenderse con un cuchillo; él tenía una prohibición de acercamiento
(0)
4 de junio de 2018  

Una mujer de 68 años fue estrangulada ayer cuando regresaba a su casa de la localidad de Piedritas, en el partido bonaerense de General Villegas. Tras el femicidio, la expareja de la víctima llamó a la comisaría de la zona para confesar que él había cometido el crimen.

Según informaron a la agencia de noticias Télam fuentes policiales y judiciales, el hecho ocurrió a las 5.30 de ayer frente a la plaza principal de la localidad, ubicada en el cruce de las calles Salta y 9 de Julio, a casi 500 kilómetros de la Capital, cerca del límite de Buenos Aires con Santa Fe y Córdoba.

Las fuentes consultadas por Télam señalaron que la investigación comenzó cuando personal de la comisaría de Piedritas recibió un llamado de un hombre que se identificó como Arturo Godoy, quien confesó en el acto: "Acabo de matar a mi pareja".

Tras esa comunicación, los efectivos se trasladaron al lugar que había indicado el autoproclamado femicida y confirmaron que una mujer estaba muerta en la vía pública.

Según las fuentes citadas por Télam, la víctima, identificada como María Luisa Decaillet, que vivía a pocos metros del lugar donde se halló su cuerpo, tenía el rostro ensangrentado y en una de sus manos había un cuchillo, por lo que inicialmente se pensó que había sido apuñalada.

Sin embargo, el médico policial advirtió que la mujer tenía signos de estrangulamiento, por lo que el cadáver fue trasladado a la morgue de General Villegas para la realización de la autopsia correspondiente.

Entretanto, la policía detuvo pocas horas después a Godoy, que trabajaba como albañil y había confesado el femicidio en su llamado a la comisaría.

Aunque esa declaración no tiene validez judicial, las fuentes consultadas por Télam dijeron que la policía realizó un relevamiento en la zona y determinó que una cámara de seguridad de un hospedaje que da a la plaza de Piedritas captó el momento del ataque.

El hombre tenía cortes en la mano derecha, por lo que los investigadores del caso creen que la mujer se defendió del ataque con el cuchillo y que la sangre que había en su rostro pertenecía al presunto femicida.

Los pesquisas establecieron que la mujer había denunciado a Godoy el 9 de mayo pasado por "violencia de género" y sospechan que tenía en su mano el cuchillo por protección. El Juzgado de Paz de General Villegas había dictado una restricción de acercamiento a raíz de la denuncia de Decaillet, señalaron los voceros citados por Télam.

El hecho es investigado por el fiscal Fabio Arcomano, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 6 del Departamento Judicial Trenque Lauquen, que hoy indagará a Godoy -de 64 años- por el delito de "homicidio agravado".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?