Hipocresía mediática: ¿por qué premian a un programa que sigue denostando a la mujer?

Jorgelina Albano
Jorgelina Albano MEDIO: Ideóloga y directora de Alabadas.com
(0)
4 de junio de 2018  • 15:26

Anoche, domingo 3 de junio, cuando se cumplían tres años de la primera marcha de Ni una Menos, en pleno debate sobre el aborto legal, como el derecho a la libertad, y en el mayor de los apogeos del feminismo en la historia de humanidad; en medio de mensajes por un mundo inclusivo y de paridad con las mujeres, Polémica en el bar ganó un Martín Fierro.

Programa machista si los hay. Leí que el mismo Mariano Iúdica dijo: "No es un programa para las mujeres, es para los hombres". Y eso es justamente lo condenable en una sociedad que busca igualdad: que haya cosas de hombres y cosas de mujeres, porque deja ver que en las cabezas de esos hombres o de este en particular, no hay inclusión y mucho menos igualdad.

Polémica en el Bar es un programa en el que se sigue objetivando a la mujer. Siguen teniendo a la chica sexy detrás de la barra para que les sirva, mientras ellos hablan de sus cosas: fútbol, política, economía, en fin, "cosas de hombres", como la de besar a una compañera de trabajo a la fuerza cuando él es el conductor y ella una de las panelistas.

Muestra un mundo que ya no queremos, un mundo en el que los hombres son los poderosos, en el que no hay mujeres o, si las hay, están expuestas como objeto de deseo y para servir.

Este programa se presenta como el mayor exponente de la hipocresía mediática, en la que, algunos medios, solo tratan el tema de las mujeres porque es inevitable o porque da rating.

Un programa como este ,y como tantos otros que hubo en el pasado, generan cultura, reafirmando que a los hombres no se les pasa por la cabeza que las mujeres tengan opinión, y sea tomada de la misma manera, que la que da un hombre, sobre los temas que ellos tratan.

Un programa que sesga la mirada hacia un bar que sigue siendo masculino, salvo que las mujeres sean las mozas o la escultura corporal a la deseen, seduzcan y acosen cuando le dé la gana.

Una mirada que atrasa a toda la sociedad y que ignora lo que está sucediendo en las calles, en las redes, en las organizaciones y en las vidas de las personas. La ignorancia de querer sostener un mundo que intenta avanzar hacia otra realidad y pagar una deuda histórica con la discriminación más grande que haya tenido lugar en la historia de la humanidad.

Esta mirada anoche fue premiada, galardonada y aplaudida. Un histórico de la Televisión Argentina que muestra los resabios de la sociedad que fuimos, que en la cabeza de muchos, aún somos y que ya no queremos ser.

Por Jorgelina Albano

Ideóloga y Directora de Alabadas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.