El Tesoro venderá sus dólares en el mercado y no habrá canje de Lebac

Ambas definiciones surgieron en una inesperada cumbre del ministro de Finanzas, Luis Caputo, con banqueros
Ambas definiciones surgieron en una inesperada cumbre del ministro de Finanzas, Luis Caputo, con banqueros Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
Javier Blanco
(0)
5 de junio de 2018  

La convocatoria surgió de improviso, pero su éxito, dadas las circunstancias, estaba descontado. Después de todo, quien convocaba era el ministro de Finanzas, Luis Caputo , y los invitados fueron banqueros que si de algo están deseosos, es de tener alguna referencia sobre el nuevo rumbo que tomó el Gobierno en materia económica, ahora que su apuesta por el gradualismo murió de muerte natural.

La conversación giró en torno de la situación cambiaria y buscó influir sobre la visión que tenían del mercado muchos de los asistentes, de manera de dejarles en claro el cambio que ya puso en práctica el Gobierno sobre la plaza y aclarar que, si todo sale como se espera, esa no sería la única oferta de origen financiero que cabe esperar.

El ministro fue minucioso para explicar que las divisas que el Gobierno se asegure mediante un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) servirán para cubrir las necesidades de financiamiento hasta el final del mandato del presidente Macri. "Y aclaró que el Tesoro ya no va a venderle más los dólares al Central, como hacía antes, sino que cuando necesite monetizarlos los va a vender en el mercado por vía del Banco Nación, como viene haciendo en las últimas dos semanas", confió a LA NACION un banquero asistente al encuentro.

El cambio de operatoria apunta a que el BCRA deje de emitir pesos por comprarle dólares al Tesoro, para no verse forzado a esterilizar esos pesos luego emitiendo deuda ( Lebac ), y apunta, al mismo tiempo, a que esa deuda se vaya descomprimiendo progresivamente.

"¿Eso quiere decir que no habrá un canje de Lebac por bonos del Tesoro?", le consultaron a Caputo algunos banqueros. "Estamos trabajando con el BCRA para reducir ese stock, pero no está previsto nada disruptivo ni compulsivo al respecto", respondió el ministro, según coincidieron sus invitados al recordar el diálogo.

La aclaración buscó cortar con la especulaciones sobre un canje de parte de esa deuda por otra que asuma el Tesoro mediante un bono. "Al parecer intentarán ese tránsito ordenadamente cuando las tasas bajen y les permitan calzar algún vencimiento de Lebac con una subasta por un bono en pesos", interpretó uno de los asistentes.

Una corriente de alivio

La preocupación por terminar con la incertidumbre cambiaria para que la economía recupere horizontes llevó a Caputo a explicarles a sus invitados que no debían imaginar un mercado desequilibrado por la demanda. "Si con el acuerdo se acomodan las expectativas, queremos dejar abierto el acceso al financiamiento de las empresas. Eso quiere decir que, aunque el Tesoro no emita más, no desaparecerá la oferta de divisas por esta vía. Y somos optimistas al respecto", sostuvo.

La reunión se desarrolló en el quinto piso del Palacio de Hacienda, donde Caputo, acompañado de su jefe de Gabinete, Pablo Quirno, recibió a 12 banqueros, entre quienes se encontraban los presidentes de los bancos Santander-Río, Enrique Cristofani; Macro, Ezequiel Carballo; Nación, Javier González Fraga; BBVA, Carlos Elizalde; HSBC, Gabriel Martino; JPMorgan, Facundo Gómez Minujín, y Bapro, Juan Curutchet.

"¿No les pidieron plata prestada?", quiso saber LA NACION cuando los banqueros iban desalojando la sala. "Acá preguntan si nos pidieron plata. ¿Nos están pidiendo plata?", repreguntó al aire Claudio Cesario, presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), que fue parte del grupo. "No...", dijeron algunos, antes de escabullirse por los ascensores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.