Franco Armani vs Eduardo Coudet: el duelo en la Copa Libertadores con malos recuerdos para el Chacho

Franco Armani: un mal recuerdo para Coudet
Franco Armani: un mal recuerdo para Coudet Fuente: AFP
(0)
4 de junio de 2018  • 22:49

El sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores le puso a River un escollo de riesgo: el Racing de Coudet . A falta de superclásico -sólo podría producirse en una hipotética final-, el Millonario se enfrentará con otro compatriota.

Para Marcelo Gallardo lo ideal era evitar el cruce argentino. "Suelen ser más difíciles los partidos contra equipos del fútbol argentino porque hay un nivel de conocimiento mayor", fueron las palabras que usó el Muñeco antes de jugar la semifinal con Lanús en la pasada Libertadores. Por eso, Colo Colo o Cerro Porteño eran las opciones que más cerraban: sin viajes largos (Santiago o Asunción) y ante rivales que aún no ha enfrentado.

Pero el sorteo puso en el destino a Franco Armani nuevamente enfrentando a Coudet. El arquero fue clave en la eliminación de Rosario Central -dirigido por el Chacho- en la Libertadores 2016, por entonces con Atlético Nacional, de Colombia, y viene de ser figura justamente ante Racing, en Avellaneda, por la Superliga. Tal fue la bronca que le quedó al Chacho de esos choques que, en una conferencia de prensa, vio que en un monitor estaban dando un partido de River y el DT dijo: "Por favor, apaguen el televisor que voy a soñar con Armani, es un gran arquero, pero no lo quiero ver más".

Para River, Racing afrontará un desafío extra: la misión será dejar afuera a un adversario que lo marginó en dos cruces previos por la Libertadores, en 1967 -en camino hacia el único titulo copero de la Academia-, y en 1997, por penales en los octavos de final.

En River saben que la preparación en el receso será vital. El plantel volverá a los entrenamientos el 20 de junio en el predio de Ezeiza, luego de 27 días de vacaciones. Siete días más tarde partirá a Orlando, Estados Unidos, para trabajar durante tres semanas. Desde el cuerpo técnico pretenden que se realice un trabajo similar al que se hizo en Sunrise, Miami, en julio de 2014, en la primera pretemporada de Gallardo como técnico del club.

Aquella vez, tras el Mundial de Brasil, el DT sentó las bases de lo que sería un primer semestre de alto vuelo futbolístico, coronado con la obtención de la Sudamericana 2014. Luego, debido a los apretados calendarios, solo pudo volver a repetir una extensa estadía en julio de 2016, cuando pasó 21 días en Orlando. Por eso, el prolongado receso por el Mundial es una buena noticia, con su lado negativo: el impasse llegó en el mejor momento del equipo en el año.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.