Día del padre 2018: 10 cosas tiernas que hacen los papás primerizos

Crédito: Clara Lagos
Clara Lagos
(0)
7 de junio de 2018  • 00:20

Ellos nos hacen reír y suspirar de ternura.

No tienen idea de los talles cuando compran ropa.

Crédito: Clara Lagos

Y ni hablar de cuando los visten siguiendo el "me cago en la elegancia style". Para ellos gana siempre la practicidad, así que proponen dejarlos descalzos y en pañales todo el día.

Pretenden transmitir sus pasiones desde la cuna.

Crédito: Clara Lagos

¡O incluso desde la panza! Empiezan comprándole el babero del equipo de fútbol, la camiseta talle 0 de su banda favorita o el peluche de Luke Skywalker. Que aprovechen cuando son bebés, porque seguro que en unos años sus hijos se coparán con (exactamente) lo contrario.

Son fans de los dispositivos para facilitar las cosas.

Crédito: Clara Lagos

Por eso, vas a verlos muy amigos del microondas para calentar leche en la madrugada. Y si hay algún gadget que les falta..., ellos lo inventan.

Una febrícula es capaz de generarles un pico de estrés.

Crédito: Clara Lagos

Son exagerados y bastante hipocondríacos, y ante el mínimo síntoma quieren salir corriendo a la guardia. Si pudiesen vacunarlos contra los mocos, seguro que lo harían.

Se vuelven instagrammers y suben 10.000 fotos por día.

Crédito: Clara Lagos

Se quejaban de sus amigos monotemáticos... y ahora creen que semejante maravilla no puede pasar desapercibida, ¡el mundo debe enterarse! "Ehhhh... ¿ por qué no dejás un toque el celu y venís a ayudarme, que no puedo bañarlo sola?".

No le tienen miedo al ridículo.

Crédito: Clara Lagos

Pasean al bebé con el chupete abrochado en el cuello de la campera o una mantita con ositos colgando del hombro sin pudor. Hacen morisquetas, sonidos guturales e inventan palabras con tal de calmarlos. ¡Y lo logran!

Le hablan a la panza.

Crédito: Clara Lagos

Le nombran a todos los abuelos, tíos y primos, le cuentan cómo es la casa y cuántas cosas harán juntos. A veces le cantan canciones muy tiernas... ¡y un poco extensas! "Sorry que interrumpa el momento mágico, pero me hago pis otra vez".

Les encanta jugar.

Crédito: Clara Lagos

Enseguida les aflora el niño interior y se divierten con cualquier cosa. También juegan a lo bruto con almohadonazos o revoleos aéreos. ¡El bebé, encantado..., y la mamá, aterrada!

Lloran en el parto (¡o les baja la presión!).

Crédito: Clara Lagos

Pensás que él te va a calmar y pondrá su hombro para que lo estrujes con cada contracción. Pero no: los nervios le juegan una mala pasada y la emoción lo arrincona y lo deja inmóvil nivel mueble...

Los quieren dormir... y a veces se duermen ellos primero.

O se autofelicitan porque lograron una siesta de 5 horas a la tarde... sin saber que esa noche ¡no va a dormir nadie!

¿Viviste alguno de estos momentos? ¿Qué situación agregarías a la lista? También fijate: Horóscopo: qué les espera a los hombres en junio

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.