Cuando los periodistas son también personajes literarios

Sonia Budassi, autora de las ficciones de "Periodismo" Gentileza Fundación TEM
Sonia Budassi, autora de las ficciones de "Periodismo" Gentileza Fundación TEM
Daniel Gigena
(0)
7 de junio de 2018  • 09:28

Se los conoce por sus actividades como periodistas en medios gráficos, radiales, digitales y televisivos. Algunos de ellos cuentan con una extensa obra narrativa y de no ficción, que supo anticipar debates de interés público. Es el caso de Jorge Asís (1946), novelista destacado, perteneciente a una generación en la que figuran autores como Irene Gruss, Jorge Aulicino y Marcelo Cohen. Al escritor Haroldo Conti, secuestrado y desaparecido en 1976, le dedicó Flores robadas en los jardines de Quilmes, novela best seller indiscutida de los primeros años 80. Asís también entregó durante el kirchnerismo una serie de investigaciones que abrieron sendas para periodistas de distintos medios. Una vez terminado el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (que en el elenco de personajes políticos diseñado por Asís recibe el nombre de "la Doctora"), expuso los traspiés de Cambiemos en su visitada página web, en entrevistas y declaraciones públicas.

La obra literaria de Reynaldo Sietecase (1961) crece en paralelo a su trabajo como periodista desde hace varios años. Ha publicado libros de poemas, cuentos y crónicas, y tres novelas signadas por el género policial y nutridas por las formas que la violencia adopta en América Latina. También es autor de un ensayo fotográfico con fotos de maniquíes y un largo poema. En sus novelas, los periodistas cumplen las funciones de detectives e investigadores, que los representantes de la Justicia suelen descuidar.

Otros autores debutaron en la ficción luego de años de trabajo estrictamente periodístico en redacciones de diarios y revistas y estudios de radio y televisión. En ambos casos, Edi Zunino (1963) y Ernesto Tenembaum (1963) reciclaron materiales de la agitada coyuntura nacional en los años de los gobiernos kirchneristas para crear sus ficciones con recursos de la novela policial y la picaresca política. En cambio, la editora, cronista y docente Sonia Budassi (1978) mantiene un equilibrio entre la realidad y la ficción. Ya publicó libros de crónicas e investigaciones y, en la editorial Entropía, el libro de cuentos Los domingos son para dormir. Su último libro de relatos está dedicado por entero a las vicisitudes del trabajo periodístico. Budassi fue editora, junto con Violeta Gorodischer, Hernán Vanoli y Félix Bruzzone, del sello Tamarisco.

Elegimos cinco libros de ficción escritos y protagonizados por periodistas, que fueron publicados en años recientes y en los que se juegan claves personales, estéticas y políticas.

Tulipanes salvajes en agua de rosas (Sudamericana), de Jorge Asís

La novela sentimental del escritor, periodista y exdiplomático Jorge Asís
La novela sentimental del escritor, periodista y exdiplomático Jorge Asís

Publicada en 2012, la novela cuenta una historia de amor en la que intervienen tres personajes exiliados en París. Como el propio autor, los tres tienen ascendencia árabe. Fahd es un profesor egipcio; Yashira, una estudiante marroquí, y Jalil, un periodista del Líbano con aspiraciones literarias. La historia transcurre durante uno de los sempiternos conflictos en Medio Oriente y se inicia con la relación amorosa entre Fahd y su discípula. Cuando el profesor universitario asiste a una fiesta, invitado por su amigo, conoce a una seductora mujer llamada Samara. Contada desde el punto de vista del periodista (nombrado como "el Poeta"), la historia de celos y obsesiones alcanza ribetes mágicos cuando Yashira empieza a recurrir a una serie de hechizos para recuperar el vínculo con Fahd. La novela también registra las experiencias de los inmigrantes árabes en lo que Asís llama, con desenfado, "las ciudades superiores" del primer mundo. Aún no se le preguntó al autor de Carne picada si esta novela, en apariencia una comedia amorosa, guarda claves de su vida como embajador en Europa durante los años 90. Asís ya había publicado en 1984 una contundente ficción sobre el periodismo gráfico, Diario de la Argentina, que le valió la condena al ostracismo de un poderoso grupo mediático. El título del nuevo libro de no ficción de Asís, donde examina los dos años de gobierno de la alianza Cambiemos, es elocuente: La mafia del bien. El tercer gobierno radical de Macri.

Locos de amor, odio y fracaso (Planeta), de Edi Zunino

Edi Zunino, de la realidad al thriller de la política argentina
Edi Zunino, de la realidad al thriller de la política argentina

Los protagonistas de la primera novela del director de la revista Noticias son "la Jefa" Hortigoza y "el Ingeniero" Month. Luego de publicar los libros de no ficción Patria o medios (2009), Periodistas en el barro (2013) y Cerrar la grieta (2015), Zunino empleó los copiosos materiales que provee la realidad nacional para dar vida a Anselmo Valdivia, un periodista exitoso que está terminando de escribir una obra sobre el fracaso nacional. Corre 2015. Poco tiempo después de la muerte del procurador Gómez Pardo, que se alistaba para presentar pruebas irrefutables contra la Jefa, el periodista cree haber resuelto el dilema que divide al país. ¿Gómez Pardo fue asesinado o se suicidó? Mientras reúne pruebas y descubre atajos inesperados en la sinuosa relación entre la Jefa y el Ingeniero, y que aportan los momentos más graciosos de la novela, Valdivia se vincula con un grupo de utópicos cibermilitantes y queda envuelto en la pesquisa policial por la muerte de una joven. Con ribetes de suspenso y ficción conjetural (¿Cristina Kirchner y Mauricio Macri en verdad hicieron pactos secretos pese a sus posiciones antagónicas?), la novela de Zunino se interroga además sobre el apogeo y la crisis del periodismo, que puede ocasionar consecuencias inesperadas tanto en la esfera pública como en la vida privada.

Periodismo (17 Grises), de Sonia Budassi

Portada de la nueva edición del libro de cuentos de Sonia Budassi
Portada de la nueva edición del libro de cuentos de Sonia Budassi

Casi todos los cuentos de Periodismo están protagonizados por personajes femeninos y transcurren en el ambiente de sets televisivos, redacciones de diarios que agonizan, campos de entrenamiento de estrellas del fútbol local o palcos de prensa en legislaturas provinciales. En uno de los cuentos, la autora parece mostrar el envés de su crónica sobre Carlos Tevez, publicada en 2010. Nacida en Bahía Blanca, Budassi combina en su escritura elementos autobiográficos de su trabajo como periodista con los de la literatura. En los relatos, la voz narrativa deja entrever que no habría tantas diferencias a la hora de construir una noticia o escribir un cuento. Los testimonios de los personajes sobre el oficio periodístico están determinados por una encrucijada no solo económica, sino también política. "Me interesaba de esos personajes su doble estatuto y sus contradicciones; su trabajo creativo e intelectual, su condición de funcionales o no a ciertos ecosistemas laborales y simbólicos que habilitan la desigualdad y los estereotipos", declaró Budassi sobre los actores de sus cuentos. Además de las relaciones de poder en diversos ámbitos del periodismo local, se expone en los relatos el machismo que aún campea en algunas redacciones. "En el diario, tu editor llega y no saluda. A los gritos, desde su escritorio, te pide algo. Para ser editor tenés que saber gritar bien. Ser redactor te obliga a cierto masoquismo", reflexiona la protagonista del cuento "Tenía que despedirme".

No pidas nada (Alfaguara), de Reynaldo Sietecase

Portada de la novela de Reynaldo Sietecase
Portada de la novela de Reynaldo Sietecase

En No pidas nada, tercera novela de Sietecase, el protagonista es el Tano Gentili, un periodista crítico de la profesión, que sigue los rastros que dejan militares y paramilitares para averiguar las causas del suicidio de exrepresores antes de ser llevados a juicio. Uno de ellos se acaba de ahorcar en una obra en construcción, otro tomó veneno, y otro (como hizo la madre de Gentili) dejó abierta la llave de gas para pasar al otro mundo. Cuando se entera de que dos exrepresores se fugaron a Brasil, Gentili, con la autorización de su jefe de Redacción, viaja a ese país para investigar la relación entre los militares de uno y otro lado de la frontera. Escribirá una nota sobre el caso. Narrada en dos escenarios distintos, Río de Janeiro y Buenos Aires, la novela condensa modos de accionar de mafias paraestatales y de narcotraficantes en una y otra ciudad. En la novela reaparece el abogado Mariano Márquez, personaje central de las novelas anteriores de Sietecase, A cuántos hay que matar y Un crimen argentino. Según contó el autor, el protagonista, sin llegar a ser su álter ego, posee rasgos suyos: es un apasionado lector de literatura y un periodista romántico, al que le interesa la verdad y no el poder. "En el periodismo estoy un poquito más armado porque son muchos años de laburo. Pero en la literatura, en la narrativa, siento que estoy aprendiendo", indicó el autor al momento de publicación de la novela, en julio de 2017.

Una mujer única (Planeta), de Ernesto Tenembaum

Portada de la primera novela de Ernesto Tenembaum
Portada de la primera novela de Ernesto Tenembaum

Autor del best seller de no ficción Qué les pasó, Tenembaum publicó su (hasta ahora) única novela en 2014. A partir de un problema de salud, la Presidenta de la Argentina debe descansar durante un mes. Aislada e irascible, observa con impotencia el accionar de jueces millonarios, agentes de inteligencia despechados, narcotraficantes y un vicepresidente con deseos de usar el poder en beneficio propio. Al mismo tiempo, cede a los efectos misteriosos de una obra de arte. En Una mujer única, el investigador es Garmendia, un periodista político desencantado con la profesión al que, sin embargo, no le faltan atributos. "Podía ser seductor, chispeante, creativo, agudo. Sus relatos tenían una riqueza magnífica. Era detallista, observador, cáustico, puntilloso", describe el narrador. Ficción ambientada en los años finales del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, la primera novela de Tenembaum fue escrita a partir de hechos reales protagonizados por barras bravas, sindicalistas, políticos y la propia expresidenta entre 2011 y 2015. En la trama se filtra, además, una historia de amor. Respecto del trato con las fuentes para que una investigación periodística salga a la superficie, Garmendia se expresa sin eufemismos: "Soy periodista. Si hay información atractiva, es difícil negarse, aun cuando haya que encontrarse con gentuza".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.