La Justicia decide si deben ser destruidas las escuchas del caso Maldonado

Ana Tronfi
(0)
6 de junio de 2018  • 00:09

COMODORO RIVADAVIA.- La Cámara Federal de Apelaciones pasó a cuarto intermedio y decidirá en las próximas horas si atiende el pedido del Juez Federal de Rawson, Gustavo Llerald, y destruye las escuchas telefónicas que fueron ordenadas en el marco de la investigación por la muerte de Santiago Maldonado .

La causa llegó a la Cámara Federal tras la resolución del juez federal en lo penal de Rawson, Gustavo Lleral, quien declaró la nulidad de las intervenciones a los teléfonos de Sergio Maldonado, Ariel Garzi (amigo de Santiago), Claudina Pilquiman y Marcela Anarda Stocovaz. Esas intervenciones habían sido ordenadas por el anterior juez de la causa, Guido Otranto, quien requirió la medida a través de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado. Lleral argumentó que se está frente a una clara violación a la intimidad de personas que no estaban señaladas en ningún delito. La resolución fue recurrida por la fiscal Silvina Ávila, quien solicitó que no sean destruidos los resultados de las escuchas, ya que podrían demostrar cómo se gestó una operación destinada a entorpecer y desviar el trabajo de la justicia.

Ayer se realizó una audiencia en la Cámara Federal de Apelaciones para analizar si hace lugar al requerimiento de los fiscales o si los audios son destruidos como lo solicitó el juez. Dicha audiencia pasó a cuarto intermedio.

Desde Comodoro Rivadavia, la abogada que representa a la familia de Santiago Maldonado, Verónica Heredia, indicó que el material en cuestión son "escuchas sobre Sergio Maldonado con integrantes de la comunidad mapuche, y habían sido ordenadas por el juez anterior de la causa". Por otro lado, la abogada reclama que "se conforme un grupo de expertos independientes para que lleven a cabo la investigación porque todo (lo vinculado con la causa) vemos que ha sido manipulado".

"[El juez Gustavo Lleral] estableció que la intervención telefónica es ilegal porque no hay fundamentos para intervenir teléfonos de testigos; para eso se los convoca a declarar y puede haber falso testimonio", señaló Heredia, y contrapuso este procedimiento legal a lo actuado por el juez Otranto, quien "decidió por medio de un habeas corpus hacer las intervenciones"

"Se interviene el teléfono, pero ocultaron y tomaron estas medidas persecutorias amparándose en legajos ocultos para las partes para perseguir a personas particulares", agregó la abogada.

"La justificación de por qué se oponen a que se destruyan [las escuchas] es porque entienden que el resultado les sirve para otros procesos, pero esto es convalidar que por el resultado se convierta en legal algo que era ilegal. Es como convalidar los dichos a través de la tortura. No hay nada que pueda decir bajo tortura y que un juez diga 'esto me sirve'", enfatizó Heredia.

Santiago Maldonado desapareció el 1 de agosto de 2017 cuando, durante una protesta de la comunidad mapuche en Chubut, Gendarmería Nacional realizó el desalojo de los manifestantes que ocupaban la Ruta Nacional 40. Su cuerpo apareció en las aguas del Río Chubut el 24 de noviembre.

Por: Ana Tronfi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios