Ordenan la captura de una búlgara por ser presunta testaferro de Ricardo Jaime

Hernán Cappiello
Paz Rodríguez Niell
(0)
6 de junio de 2018  • 09:59

Un tribunal pidió la captura internacional de Nina Lozeva, una ciudadana búlgara acusada de ser testaferro del ex secretario de transporte kirchnerista Ricardo Jaime .

La orden de detención fue dictada por el tribunal oral Federal Número 6, que tiene previsto comenzar a juzgar a Jaime por enriquecimiento ilícito desde el 1° de octubre próximo.

La búlgara está acusada de figurar como testaferro de Jaime en la compra de un departamento adonde Jaime se mudó apenas desembarcó en Buenos Aires al asumir la secretaría de transportes durante el gobierno de Néstor kirchner.

La captura de Nina Lozeva fue ordenada por que no se presentó para comparecer ante el juicio oral y público que comenzará en octubre. Además de Jaime, será juzgado el exministro de planificación Julio De vido por la compra de trenes chatarra a España y Portugal.

Lozeva está imputada en el caso como partícipe necesario de enriquecimiento ilícito del exsecretario de Transporte del kirchnerismo.

El año pasado ella había pedido permiso para ir a Bulgaria a ver a su madre enferma. Como el juicio todavía no tenía fecha fijada, se le concedió la autorización. Después, pidió extender la estadía y entre las pruebas que envió a la Argentina incluyó un diagnóstico psicológico de su hija en el que constaba que tanto la niña como ella habían sido amenazadas en la Argentina, pero resultó que ese diagnóstico estaba dirigido originalmente a un colegio de Bulgaria en el que ella pretendía inscribir a su hija. El tribunal le ordenó entonces que volviera y como no lo hizo, le dictó la captura internacional para extraditarla.

Lozeva irrumpió en este expediente en 2010, cuando hizo una intempestiva presentación en los tribunales de Comodoro Py adjudicándose ser la verdadera dueña del semipiso de la avenida Figueroa Alcorta 3050, a metros de Canal 7.

Había acompañado entonces aparentes copias del libro de directorio de la sociedad anónima Clamarán. Y afirmó que era suyo el $ 1,5 millón que costó el departamento de 250 metros cuadrados adquirido en noviembre, que estaba vacío.

Su presentación resultó llamativa porque Lozeva vivía en una zona semirrural de Berisso, casi sobre el límite con La Plata. Estuvo radicada varios años en la Argentina, donde se dedicaba a la cría, adiestramiento y venta de perros de pastores alemanes.

El caso será juzgado por los magistrados José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero. La fiscal será Gabriela Baigún.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.