Pérez Volpin: declaró la anestesista y negó toda responsabilidad en la muerte

Fuente: Archivo
María Ayzaguer
(0)
7 de junio de 2018  • 12:46

A las 8.30 llegó acompañada de uno de sus abogados, Sebastian Maceda, al Juzgado Criminal y Correccional Nro. 57, el mismo lugar donde ayer declaró el médico endoscopista. Nélida Inés Puente, la anestesista que atendió a Débora Pérez Volpin, caminó a paso rápido y con el pelo ocultando su rostro. No contestó preguntas de la prensa.

Declaró alrededor de tres horas, en presencia del juez a cargo de la causa, Carlos Bruniard y la fiscal que lleva adelante la investigación, Dora Nancy Olivieri. También presentó un escrito. Las preguntas giraron en torno a cómo empezó la intervención, qué fue lo qué sucedió, cómo fue la reanimación y cómo encontró a la paciente en el momento en que ella advirtió el colapso.

Según trascendió, todas sus respuestas negaron cualquier responsabilidad en el hecho.

"Ella explicó que todo lo que hizo se ajustaba a las reglas del arte médico, que había actuado perfectamente bien, tanto en la inducción anestésica como después en las maniobras de reanimación", detalló Eduardo Gerome, su abogado.

"Lo sucedido excede largamente su intervención, es algo absolutamente ajeno a su accionar médico", expresó.

Al día siguiente de la muerte

El 7 de febrero, al día siguiente del fallecimiento de la periodista, Puente se presentó a la justicia luego de que la causa de muerte fuera catalogada como homicidio culposo. Por ese entonces, Eduardo Gerome dijo en declaraciones periodísticas: "No se descubrió ningún error en materia anestésica", y destacó que su clienta se puso a disposición de la justicia desde el primer momento.

Unos días más tarde, a fines de febrero, trascendió una carta que le envió a la fiscal de la causa en la que mantenía su inocencia. "No tengo ninguna responsabilidad", dijo entonces. Y que "la complicación" había sido producida por circunstancias absolutamente ajenas a su tara. "Expreso finalmente que, por lo expuesto, no tengo ninguna responsabilidad profesional en la muerte de Debora Pérez Volpin", sostuvo entonces. Es la misma línea que mantuvo hoy.

El punto de la polémica

Su defensa se articula alrededor de uno de los puntos de las conclusiones de la autopsia, el número cuatro, que dice: "Los hallazgos de autopsia permiten inferir que las maniobras de reanimación básicas y avanzadas que se realizaron eran las indicadas para el caso, si bien las mismas no fueron efectivas. La gravedad de las lesiones no permitieron revertir el resultado muerte".

Los abogados de la familia de Pérez Volpin impugnaron este punto porque creen que esta conclusión no se desprende del estudio de la autopsia.

Cómo seguirá

Como sucede en toda declaración indagatoria, a partir de hoy el juez de la causa cuenta con diez días hábiles para resolver la situación procesal de la anestesista. Esto es: el procesamiento, el sobreseimiento o la falta de mérito.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?