Los lugares que los vecinos de Villa Crespo no se cansan de recomendar

Juliana Mendoza
(0)
7 de junio de 2018  • 18:28

Algunos le dicen Palermo Queens, pero a pesar de la invasión de outlets, bares y restaurantes de moda, Villa Crespo sigue guardando su esencia barrial. Desde teatros independientes, galerías escondidas, talleres y espacios de arte, el boom del barrio no alejó las movidas artísticas de su costumbre. También, la nueva meca de la gastronomía guarda secretos a voces que se convirtieron en lugares imprescindibles que suman a la idiosincrasia de Villa Crespo.

Es así que para celebrar el Día del Vecino, Airbnb encuestó a 800 anfitriones de la página para que elijan los lugares que no se cansan de recomendar a sus huéspedes. Estos sitios son favoritos conocidos y otros, joyas por descubrir.

La Internacional Argentina

La Internacional Argentina. Foto: Airbnb.
La Internacional Argentina. Foto: Airbnb.

Esta librería, que se inspiró en una novela de Copi para su nombre, es una verdadera joya escondida del barrio. En este local se alzan bibliotecas de usados, tomos de afiches de la Rusia comunista y dibujos y zines de artistas independientes. Es más que una librería: es una editorial, a veces funciona como una sala de arte o de ensayos y casi siempre es un centro de tertulias intelectuales. Venden desde literatura latinoamericana y universal, tanto en español como en otros idiomas, poesía, ensayos y autobiografías, de ediciones antiguas y libros de editoriales independientes.

Dirección: Padilla 865.

Café Crespín

El deli favorito de los fanáticos del brunch dominguero. Hablamos mucho de Café Crespín, es que pasan los años y este lugar sigue siendo infalible para los que gustan de la comida norteamericana. Un dato de color: la canela de sus famosas tostadas francesas y de sus rolls es importada.

Dirección: Vera 699.

Vico Wine Bar

Vinos y copas es la prerrogativa de este local que coquetea con el límite de Palermo. Con cavas con más de 140 etiquetas que cambian semanalmente, Vico Wine Bar es la contraoferta de las cervecerías para los amantes del vino. El bar funciona con una tarjeta precargada que se inserta en cada cava. Desde ahí podés elegir tus medidas de degustación, media copa, o copa, cada una con su precio correspondiente.

Dirección: Gurruchaga 1149.

878

La famosa barra de 878. Foto: Airbnb.
La famosa barra de 878. Foto: Airbnb.

Algunos dicen que es Palermo, pero los que trabajan en el "8" dicen con orgullo que son de Villa Crespo. Este bar fue el primero que empezó la movida de la coctelería porteña y nunca bajó su calidad. Cuando abrieron en 2004, era un "bar oculto". Ahora las redes sociales ayudaron al marketing, pero en esos años este bar se servía del boca en boca para su promoción. Sin carteles en la puerta, los turistas más curiosos llegan a la barra gracias a los fumadores que salen a la vereda a despuntar el vicio. En este bar, se pueden probar tragos de autor, pero las hamburguesas de cordero son imperdibles.

Dirección: Thames 878.

Salgado Alimentos

Salgado, una ex fábrica de pastas que es un hit gourmet en Villa Crespo

02:01
Video

Es la fábrica de pastas que se convirtió en el restaurante más querido de Villa Crespo. Todos los comensales que llegan al restaurante se encuentran con el estilo típico de los bodegones de barrio. Las pastas son caseras y se hacen de forma manual. Hay opciones clásicas como los ravioles de calabaza, pero la carta sorprende con versiones de osobuco o de morcilla.

Dirección: Juan Ramirez de Velazco 401.

La Crespo

El clásico del pastrón en Buenos Aires. La Crespo nació hace unos años como casa de comidas para llevar y hoy ya tiene algunas mesas altas para comer en el lugar las mismas delicias de la cocina ashkenazi que elaboran con las recetas familiares de siempre. Además de su sanguche de pastrami, este restaurante ofrece hummus, lajmayín o kippes y deliciosos varenikes, goulash y kneidalaj.

Dirección: Thames 612.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?