Quién era Anthony Bourdain

Bourdain
8 de junio de 2018  • 10:21

Anthony Bourdain era, para muchos, el hombre del trabajo perfecto que incluía dos placeres: comer y viajar. Era chef y un crudo crítico gastronómico que, después de probar las ostras en un barco pesquero en sus primeros años, entendió que lo suyo siempre estaría ligado al mundo de los sabores. Estudió gastronomía en The Culinary Institute of America y trabajó como cocinero en restaurantes de renombre en Nueva York, Miami, Florida, y Washington D. C. E, incluso, dirigió las cocinas del Supper Club de Nueva York, One Fifth Avenue y Sullivan's.

Sin embargo, él no solo era un chef sino que entendía a la gastronomía como una manifestación de la cultura y así se sumergió en lo que sería su mayor aventura: un programa de televisión, donde él era el encargado de viajar por el mundo en busca de nuevos sabores, recetas e historias. Con acidez y sin filtro, Tony se dio el lujo de criticar platos, cenar con Barack Obama y conocer casi cada rincón de este planeta. Estuvo en Asia, donde visitó Irán, India, Tailandia y Filipinas, entre otros lugares. Recorrió Africa, Europa, Estados Unidos. También América del Sur -en la Argentina estuvo al menos dos veces con sus diferentes programas televisivos-.

La cena de Bourdain con Obama - Fuente: CNN

03:09

Bourdain tenía un equilibrio perfecto entre acidez y simpatía. Era una especie de rock star de la cocina , rebelde (con un pasado de adicciones) y trotamundos. Fue ese deseo de movimiento lo que lo llevó a escribir su primer libro, Confesiones de un chef: aventuras en el trasfondo de la cocina, uno donde no solo contaba sus secretos de la cocina sino que sumaba algunos más que no eran suyos. Fue ese el puntapié para lo que vendría, como un personaje de Julio Verne -pero de carne y hueso-, el neoyorquino de origen francés emprendió su vuelta al mundo en formato televisivo. En esa mezcla justamente agridulce radicó el éxito de su carrera como presentador: de la búsqueda de sus antepasados a las experiencias que no volvería a repetir.

Bourdain, en India - Fuente: CNN

01:39

Pero si hay algo que logró Anthony fue contagiar a los viajeros en la búsqueda. Se metió en las casas y les mostró a los televidentes cosas difíciles de conocer: la intimidad de otros hogares, especias e historias de la gastronomía del mundo. No se quedaba en lo superficial sino que investigaba y se metía dentro de la cultura que iba a retratar. Su afición por la escritura también continuó su curso: escribió cuatro libros más. Además publicó trabajos en The New York Times, The Times, The Observer, Scotland on Sunday, The Face, Limb by Limb, Black Book, The Independent, y en la revista Food Arts. Llegó a idear una lista de 10 tips para viajeros con la que se hizo referente para muchos trotamundos.

Bourdain y una comida iraní - Fuente: CNN

02:36

El chef fue reconocido con cinco premios Emmy por su trabajo en la pantalla chica. También recibió el premio Peabody, por su esfuerzo por "expandir nuestros paladares y horizontes en igual medida". En la actualidad, Bourdain era el responsable del programa de cocina y viajes Parts Unknown, de CNN, desde abril de 2013. Antes había conducido Anthony Bourdain: sin reservas en Discovery Travel & Living (de 2005 a 2012). Algunos lo definían como "el Elvis de los chefs".

El chef y crítico gastronómico ganó cinco Emmys por sus ciclos televisivos Fuente: AFP
Bourdain, que murió hoy a los 61 años, , había nacido el 25 de junio de 1956. Estaba en pareja con la actriz Asia Argento, una de las primeras estrellas de Hollywood en denunciar a Harvey Weinstein , quien había abusado de ella cuando tenía 21 años. Desde entonces, el chef se convirtió en su principal apoyo. Antes había estado en pareja con otra italiana, Ottavia Busia, entre 2007 y 2016, con quien tuvo a su única hija, Ariane. Previamente se había casado con Nancy Putkoski, con quien estuvo entre 1985 y 2005.
Anthony estaba en pareja con Asia Argento Fuente: AFP

Los días previos a su muerte, el crítico se encontraba trabajando en la temporada 11 de su ciclo en Francia junto al chef Eric Ripert, quien encontró su cuerpo sin vida en la habitación del hotel.

CNN quiso despedir a una de sus figuras centrales con una frase que resume su legado: "Su amor por las grandes aventuras, por los buenos amigos, por la buena comida y bebida y sus destacables historias del mundo lo convirtieron en un cronista único. Su talento nunca dejó de sorprendernos y lo echaremos mucho de menos".

TEMAS EN ESTA NOTA