Suscriptor digital

Gracias a su relación con Asia Argento, Anthony Bourdain se convirtió en un vocero del movimiento #MeToo

La actriz italiana Asia Argento y el conductor Anthony Bourdain en septiembre último, en la entrega de los premios Emmy
La actriz italiana Asia Argento y el conductor Anthony Bourdain en septiembre último, en la entrega de los premios Emmy Fuente: AFP
(0)
8 de junio de 2018  • 12:15

Desde que se destapó el caso de abusos cometidos por Harvey Weinstein, que Anthony Bourdain se convirtió en un vocero del movimiento #MeToo, que lucha por erradicar las relaciones de poder entre hombres y mujeres en Hollywood. Además de hacer un mea culpa en nombre de la industria de la gastronomía, donde también existe una exorbitante mayoría de profesionales masculinos -en 2017, las chefs representaron menos de 5% de los cocineros que recibieron las 2800 estrellas Michelin otorgadas a restaurantes- y decenas de casos de abuso denunciados por víctimas, hay una razón que explica su actitud: su relación con Asia Argento .

La actriz y directora italiana no solo es una de las caras visibles de la causa a nivel global sino que fue una de las artistas de Hollywood que dio su testimonio a la revista The New Yorker , cuando estaban investigando la ola de abusos por parte del conocido productor a más de 50 mujeres. Allí contó que Weinstein la había forzado a tener relaciones sexuales en Cannes. Después de esa terrible confesión, Bourdain se mostró comprometido con cada paso que dio su mujer.

A lo largo de los últimos meses, el chef tuiteó contundentes mensajes sobre el tema y se mostró orgulloso de Asia en cada uno de los discursos que dio. Hace poco menos de un mes, la italiana tuvo su momento en el festival de cine francés, cuando contó su violación a manos de Weinstein en ese mismo lugar.

Además, el reconocido chef fue uno de los que más celebró la noticia del procesamiento de Weinstein."Cuando hablaste públicamente, pensabas que este día nunca iba a llegar, que ibas a ser aplastada y que estabas sola. Y lo hiciste de todos modos", escribió en Twitter junto a una foto donde se ve a Weinstein esposado.

Y también felicitó al periodista Ronan Farrow por el premio Pulitzer que ganó a raíz de la investigación que terminó con la denuncia y el procesamiento de Weinstein.

Sobre los casos de abuso en la gastronomía el chef, que murió hoy a los 61 años, había dicho: "Me di cuenta de que conocía a muchas mujeres que también habían tenido esas experiencias y que habían tenido la impresión de que yo no era el tipo de personas con quien podían hablar de eso".

Diez días antes de su muerte, el chef filmó a las órdenes de Asia, a quien conoció en 2016 tras invitarla a ser parte de su programa, uno de los capítulos de su ciclo Parts Unknown de CNN, en la ciudad de Hong Kong. Argento publicó en su Instagram una foto de Bourdain leyendo en un ferry a Kowloon.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?