Anomia y seguridad vial

(0)
9 de junio de 2018  

Los accidentes de tránsito encuentran sus causas en una diversidad de variables. Los expertos afirman que cerca del 90 por ciento de estos se producen por fallas humanas del conductor, señalando la imprudencia al conducir como la principal causa de estos sucesos, seguida del exceso de velocidad, de la ingesta de alcohol y drogas, así como de las deficiencias en las calles y rutas, y de las fallas mecánicas de los vehículos.

Un reciente estudio mencionó que las faltas de tránsito son consecuencia de las costumbres argentinas a la hora de conducir vinculando el uso del celular, comer, tomar mate o fumar como prácticas inadecuadas, pero frecuentes al volante. Otro estudio, realizado en septiembre y octubre pasados por el Observatorio de Seguridad Vial, dependiente de la Secretaría de Transporte porteña, determinó que la principal distracción de los conductores porteños es el uso del celular. Sobre un total de 5742 automóviles y camionetas observados, se registraron distracciones en un 16,2% de los vehículos. La más frecuente fue el uso del celular (12,2%). Le siguió fumar (2,4%) y beber o comer (1,6%).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las distracciones en la conducción pueden ser de cuatro tipos: visuales, como apartar la vista del camino; cognitivas, como reflexionar sobre un tema de conversación del que se esté hablando por teléfono o estar absorto por una preocupación; físicas, como cuando un conductor sujeta o manipula un aparato, en lugar de tener las dos manos al volante, y auditivas, como responder un celular. En una llamada telefónica, esas cuatro distracciones ocurren en simultáneo, lo que implica un alto riesgo para la conducción.

Así, por ejemplo, cuando un conductor mira el celular durante tres segundos a 40 kilómetros por hora, recorre 33 metros a ciegas. Pero la imprudencia y el riesgo de causar un accidente vial es aún mayor cuando se utiliza el celular a más alta velocidad. Un relevamiento realizado por Autopistas del Sol y Autopistas del Oeste reveló que el 15 por ciento de los conductores que viajan por la Panamericana y el 12 por ciento de los que circulan por el Acceso Oeste usan el celular mientras manejan, en estos casos a velocidades mucho mayores que en las calles y avenidas.

Los accidentes de tránsito representan un grave problema y por lo general no se mencionan las discapacidades que dejan los accidentes de tránsito, toda vez que lo que acapara la noticia es el número de muertos que ocasionan. Sin embargo, quedar discapacitado es, en rigor, haber perdido una buena parte de la vida. Por consiguiente es necesario concientizar, educar y, sobre todo, controlar adecuadamente el respeto por las normas de tránsito.

Es de esperar que las autoridades y los particulares tomen clara conciencia de lo que ocurre en materia de accidentes viales cuando las normas en vigencia no son cumplidas, cuando las sanciones no se imponen y cuando los controles y las campañas de educación vial no son sostenidas en el tiempo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.