El fotógrafo presidencial, Víctor Bugge: "El síndrome de Tourette es mi hermano del alma"

Víctor Bugge: "El síndrome Tourette es mi hermano del alma"

1:13
Video
(0)
9 de junio de 2018  • 01:32

El fotógrafo presidencial desde hace 40 años, Victor Bugge, contó poco tiempo atrás que convive con el síndrome de Tourette . En una entrevista con la periodista Laura Di Marco, que conduce el programa La Trama del poder por LN+, Bugge repasó brevemente cómo se lleva con este síndrome.

"Algunas veces me ha generado algún conflicto. En esta época los movimientos están más controlados pero en otra época eran más bruscos. Es mi hermano del alma, lo quiero", dijo. "¿Eso influye en tu trabajo, te lo potencia?", indagó Di Marco. "Supuestamente sí, me lo potencia", respondió él.

Luego contó que en la década de los 80 ganó un auto 0 kilómetro por una foto de una pelea de boxeo que sacó bajo la influencia del síndrome. "Gané un concurso por la mejor foto deportiva del año y era una foto de boxeo en movimiento. Así que el mejor homenaje que le pude haber hecho a Tourette fue ese. Causó asombro y creo que estuvo asociado a mi tema porque yo lo tengo desde que estoy en la cuna", relató.

Menem y Alfonsín acordando el traspaso adelantado

Víctor Bugge: "Necesito sentir los momentos históricos"

2:49
Video

Raúl Alfonsín -por ese entonces Presidente de la Nación- y Carlos Saúl Menem caminan de espaldas por una calle de la Quinta de Olivos. Es una foto en blanco y negro donde Bugge pudo retratar la escena del diálogo que mantuvieron ambos: acordaban el traspaso de mando adelantado que se produciría poco después.

"Se reunieron en lo que era jefatura, en Olivos, que no es como ahora sino que eran todos compartimientos. Y uno de los despachos del Presidente era el adjudicado para la audiencia. Yo les hago la última foto y Alfonsín me dice: 'Vení, vení Victor. Te presento, Carlos, a Víctor, un buen chico'", contó Bugge mientras imitaba la sonrisa nerviosa que esbozó en ese momento. "¿Esas cosas no sabés cómo terminan, viste?", agregó entre risas.

Entonces explicó que tanto Alfonsín como Menem salieron de la sala donde estaban reunidos y decidieron hablar caminando por la Quinta, por temor a que un micrófono escondido los estuviera grabando. "Esa foto que muestra una armonía y un lugar de tranquilidad era la antítesis de lo que estaba pasando afuera con los saqueos y la inflación. Después, con los años, le pregunté a Alfonsín: 'Presidente, ahora que ya prescribió, ¿de qué hablaban?'. Me dijo: 'Yo le pregunté a Carlos cuándo quería asumir y me dijo: 'ya''".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios