De los lectores: cartas & mails

(0)
10 de junio de 2018  

Carta de la semana

Se necesita sacrificio y compromiso

El préstamo del FMI ya fue aceptado. Ahora tenemos que entender la enorme responsabilidad que acarrea esta medida y pensar en el futuro, evitando caer en los errores del pasado. No hay receta perfecta para administrar un país, menos aun uno como el nuestro, que arrastra problemas estructurales desde su fundación. La falta de continuidad, la inoperancia y el desinterés de sucesivos gobiernos nos alejaron de una solución. Hoy, quienes tuvieron la posibilidad de resolver esos problemas aparentan ser catedráticos de la economía y la administración pública. Desconociendo sus fracasos, intentan revivir los fantasmas del pasado y pronostican escenarios fatales. Paralelamente, sindicatos y movimientos sociales -algunos de ellos liderados por mafiosos- aprovechan la adversidad económica para incurrir en prácticas extorsivas y perversas que profundizan la incertidumbre y el malestar. Por culpa de los interesados e irresponsables aún estamos lejos de la unidad, el sacrifico y el compromiso que se necesitan para salir adelante. Solo así podremos superar las adversidades y embarcarnos, finalmente, en la senda del progreso y el desarrollo sostenido.

Enzo Scaletta

DNI 40.731.894

"Desendeudadas"

Días pasados se realizó una marcha bajo el lema "Ni una menos", pero sus organizadores agregaron otra consigna más: "Desendeudadas". Si bien podría argumentarse con toda razón que un tema económico no tiene nada que ver con un tema de género, puede adoptarse otra visión. En efecto, marchar bajo el lema "Desendeudadas" también puede interpretarse como una saludable toma de conciencia de las limitaciones económicas de nuestro país. Todos sabemos que tanto en la economía familiar como en la economía de una nación, la única forma de no endeudarse es no gastar más que los ingresos con que se cuenta. Y esta es, ni más ni menos, la definición de "ajuste".

Horacio Marcucci

DNI 8.591.525

El Senado

El Senado es una institución fundamental del régimen republicano. Contra lo que se cree, no es solo un órgano legislativo, pues posee prerrogativas coejecutivas. Las ejerce cuando presta acuerdos para designar jueces, directorios, embajadores o para el ascenso de los militares. Bienvenido que el Senado se haga valer como factor de equilibrio. Es el benéfico sistema de compensaciones para que todo gobierno respete libertades y derechos ciudadanos. Sin embargo, el Senado actual parece últimamente inclinado a aplicar sus funciones de un modo opinable, para decirlo con suavidad. Por ejemplo, va a contramano de una de las demandas más clamorosas de la ciudadanía, que se resarza al país lo saqueado por la sistémica corrupción. Al cajonear el proyecto de ley de extinción de dominio, con media sanción de Diputados, el Senado da una pésima señal a la desconfiada sociedad. Lo mismo sucede con el blindaje férreo en materia de fueros a sus miembros, desnaturalizando esa inmunidad. Expresa el más encumbrado senador opositor que "solo si hay sentencia firme habrá desafueros". Es lo mismo que decir que jamás un senador cumplirá una pena, con lo cual la ejemplaridad de los dirigentes que pide el pueblo se opaca, favoreciendo el descreimiento.

Un Senado poderoso es positivo, pero un Senado con actitud corporativa es peligroso para la república.

Alberto Asseff

Diputado nacional M.C.

DNI 4.385.932

Causa Larrabure

Pretendiendo inconstitucionalmente inmiscuirse en decisiones que competen al Poder Judicial, diputados santafesinos han declarado su más enérgico repudio ante los intentos de reabrir la "causa Larrabure" para que el crimen de mi padre, el coronel Argentino del Valle Larrabure, sea considerado de lesa humanidad. Su actitud revela ignorancia de las normas del derecho internacional humanitario que invocan, comprometiendo a la vez la responsabilidad internacional del Estado Argentino quien se encuentra obligado a respetar los tratados internacionales que ha ratificado, entre otros, las Convenciones de Ginebra de 1949, ratificadas por nuestro país en l957 por ley 14.442, que impiden atentar contra los prisioneros detenidos. Cínicamente el diputado Carlos Del Frade sostuvo que en la causa penal "siempre se habló de un suicidio. Ni siquiera hubo asesinato". Al menos por respeto al dolor de la víctimas del terrorismo guerrillero debería haber comenzado por leer la carátula del expediente que expresa: " N.N.S/ homicidio agravado p/el concurso de dos o más personas, privación ilegal de libertad (art. 144 bis inc. 1) e imposición de tortura (art.144 Ter. Inc. 1). Denunciante: Larrabure, Arturo Cirilo, víctima, Larrabure, Argentino del Valle".

Los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema, por unanimidad, han concluido que fue víctima de una muerte violenta, habiendo sido estrangulado. Descartaron la existencia de una asfixia por ahorcadura autoprovocada, pues " no se describen protrusión de la lengua ni lesiones corporales compatibles con esquimosis, excoriaciones y/o hematomas capaces de generarse durante el período convulsivo de colgamiento". El surco además es de recorrido completo, mientras que en la ahorcadura es incompleto. Especial relevancia dieron a la determinación de alcohol etílico en sangre visceral de 3,49 gramos por mil mililitros en promedio, guarismo que los llevó a concluir que "Larrabure se encontrara en estado de indefensión o por lo menos con disminución de su capacidad de reacción al momento de su muerte".

Señores diputados: mi padre murió sin quebrarse, como el "quebracho que al caer hace el ruido que sigue estremeciendo la tranquilidad del monte". Para los terroristas del ERP que le ofertaron canjear su libertad por la traición, la verdad y los ideales son simples monedas de cambio. Son amorales, y por ello ni siquiera advierten que las condiciones infrahumanas de cautiverio constituyen en sí mismas, y más allá de las circunstancias de su muerte, una tortura psíquica y física tipificada como crimen de lesa humanidad. Al pedir que el delito se tipifique de tal manera no estoy defendiendo al Proceso. A mi padre lo mataron antes de que comenzara. Pretendo, sí, extirpar la lógica de violencia que ha otorgado a los terroristas el derecho de secuestrar, torturar y asesinar en momentos que la Argentina tenía solo el 4%de pobreza y vivía en democracia.

Arturo Larrabure

DNI 13.410.395

Video

Sería conveniente que en este momento se diera rápida difusión al video que muestra los movimientos desesperados de defensa de un embrión ante una maniobra abortiva. Como es un video breve, podrían y tendrían que verlo también los legisladores en el Congreso, antes de votar. Así más allá de lo que piense cada uno, tendríamos bien en claro del horror de que se trata.

Guillermo Mendoza

DNI 4.204.499

Fundamento

Acerca del aborto, sus promotores han dicho de todo, por ejemplo, un médico con relevancia ante la opinión publica como escritor, el doctor Marcos Aguinis, afirmó en un programa de televisión, que aceptaba el aborto hasta los tres meses de embarazo. Le pregunto si tiene algún fundamento serio que sustente semejante sentencia. ¿Cuál es la diferencia entre matar un chiquito de tres meses de gestación, con uno de cuatro o cinco o hacerlo con uno de diez días o un mes o bien recién concebido? El señor Aguinis es consciente de que lo que se está matando es un ser humano ya que si no lo fuera desde el inicio, no lo sería nunca. Concluyo que, además de dejar de lado el juramento hipocrático, en Aguinis prima la ideología antes que la verdad.

Alberto Solanet

asolanet@estudiosolanet.com.ar

Desarrollo marítimo

El 31 de mayo pasado, a bordo del buque escuela español Juan Sebastián Elcano, se fundó el Cluster Marítimo Iberoamericano, promovido en el país por la Asociación Argentina de Ingeniería Naval en pro de un mayor desarrollo de los intereses marítimos. Tras la firma en representación del país, entregué al comandante de esa nave un ejemplar de mi reciente libro Industria Naval-100 años, con una nota de agradecimiento al emotivo homenaje realizado por ese buque escuela al navegar por donde se supo del ARA San Juan por última vez. Leída la dedicatoria, y a pesar de que importantes autoridades demandaban su atención, el comandante cerró los ojos e hizo un profundo y prolongado silencio. Luego me dio un fuerte abrazo. Nos unirá por siempre el recuerdo de nuestros héroes de mar. Con los ojos húmedos de emoción, este duro marino gallego nacido en el Ferrol hizo un aparte en el protocolo para transmitir a los presentes el sentido dolor de toda su tripulación por la pérdida de sus 44 hermanos de mar, y contó cómo ese sentimiento llevó a realizar el homenaje, cuyo video luego se viralizó de modo sorprendente.

Fue quizás esta muestra de fraternidad lo que le otorgó el más profundo significado al nuevo Cluster Marítimo.

Ing. Naval Raúl Eugenio Podetti

DNI 11.988.801

En la Red

Facebook

Avelluto y el aborto:"La Iglesia no legislael Código Penalen la Argentina"

"Estamos hablandodel derecho a la vidaque establece el Código Penal, no de religión"

Mercedes Caturla

"Todavía no entendieron que no es una cuestión religiosa, se tratade defender la vidade un niñopor nacer"

Alicia Leal

"No es la Iglesia,ministro, es la ciudadanía que se expresa a travésde sus legisladores.Los representa o no,esa es la cuestión"

Verónica Crotto

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.