Trump advirtió a Kim que tendrá una "única oportunidad"

Antes de iniciar su viaje hacia Singapur, dijo que reconocerá "en el primer minuto" las intenciones del líder norcoreano
Antes de iniciar su viaje hacia Singapur, dijo que reconocerá "en el primer minuto" las intenciones del líder norcoreano Fuente: AFP - Crédito: Saul Loeb
(0)
10 de junio de 2018  

LA MALBAIE, Canadá.- Mientras crece la expectativa por la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un, el presidente norteamericano advirtió ayer que el encuentro que sostendrán el próximo martes (mañana a la noche en la Argentina) será "una oportunidad única" para que el dictador norcoreano se desprenda de sus armas nucleares e ingrese a la comunidad de las naciones.

También señaló que se dará cuenta "en el primer minuto" de si Kim encara las conversaciones con seriedad.

Al abandonar ayer anticipadamente la Cumbre del G-7 en Canadá (ver página 4), Trump dijo que se embarcaba en una "misión de paz". Sostuvo que tenía un "objetivo claro en mente": convencer a Kim de que abandone su programa nuclear a cambio de "protecciones" no especificadas de Estados Unidos. Sin embargo, reconoció que la dirección que tomará la reunión es imprevisible. "Dependerá del momento", dijo.

"Es territorio ignoto en el sentido más real, pero realmente me siento confiado", dijo a la prensa. "Intuyo que Kim quiere hacer algo importante para su pueblo. Tiene esta oportunidad y no volverá a tenerla".

La reunión será la primera que tiene un presidente estadounidense con un líder norcoreano. Está previsto que Kim llegue hoy a Singapur.

Trump citó la naturaleza sin precedente del encuentro y dijo que estaba convencido de que Kim es serio sobre trabajar para su país. "Él podría llevar a ese país con ese gran pueblo y convertirlo en algo realmente grande, así que será la única oportunidad, es una oportunidad única, y creo que va a funcionar muy bien", dijo Trump. "Por eso es que me siento positivo, porque tiene bastante sentido".

También elogió a los norcoreanos. "Realmente han estado trabajando muy bien con nosotros" durante los preparativos para la cumbre, que Trump canceló el mes pasado luego de acusar a los norcoreanos de "amargura y hostilidad abierta". Pero poco después cambió de opinión y dijo que asistiría a la cumbre.

Delegados de ambos países entonces comenzaron un frenético período de negociaciones que se prevé culminen con la reunión.

El jueves pasado Trump había dicho que estaba dispuesto a levantarse de la mesa de negociaciones antes que firmar un mal acuerdo y, si bien expresó que si todo "iba bien" invitaría a Kim a la Casa Blanca, afirmó que tenía más de 300 nuevas sanciones preparadas en caso de que la reunión no sea fructífera.

En los últimos años Kim impulsó ensayos nucleares y misilísticos que hicieron escalar la tensión a un nivel sin precedente. Pero luego se embarcó en una sorprendente iniciativa diplomática hacia una posible desnuclearización.

Agencias AP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.