Suscriptor digital

Biografía y testimonio

HAROLDO CONTI Por Néstor Restivo y Camilo Sánchez (Homo Sapiens)-236 páginas-($ 17,50)
(0)
19 de abril de 2000  

HAROLDO CONTI tenía 50 años cuando fue secuestrado de su casa una noche de 1976. El año anterior, Casa de las Américas le había otorgado el primer premio por su novela Mascaró, el cazador americano y una mención por los cuentos de La balada del álamo carolina . La noche de su secuestro, acababa de terminar un relato en homenaje a una tía recién muerta, "A la diestra", que su mujer llevó consigo al escapar de la casa.

Con el relato que hace su compañera de aquella fatídica noche se abre esta biografía, fruto de una paciente investigación realizada por los periodistas Néstor Restivo y Camilo Sánchez, cuya primera versión, Haroldo Conti, con vida , fue publicada en 1986. Esta reedición agrega testimonios y una minuciosa bibliografía de escritos sobre Conti, y actualiza datos sobre su desaparición.

El libro reúne entrevistas a amigos y familiares, que los autores organizan alrededor de distintos momentos de la vida de Conti, a las que se agregan semblanzas, homenajes y ensayos críticos de escritores y periodistas como H. Costantini, D. Moyano, J. Manzur o D. Viñas. Entre estos testimonios, se intercalan fragmentos de textos de Conti. Mientras que los párrafos de cartas y reportajes del escritor interesan porque agregan algo a la voz del entrevistado, las líneas de cuentos y novelas funcionan como interrupciones que parecen duplicar los testimonios y simplificar en exceso las complejas relaciones entre vida y arte. Obturan, además, el placer del lector de encontrarlas por sí mismo (al relato que hace alguien de cómo Conti construyó su barco, por ejemplo, le sigue un fragmento de un cuento donde un personaje decide armar un barco).

Como muchos de los que empezaron a escribir en los sesenta, Conti cruzaba ficción y periodismo, arte y política, cine y literatura. Curioso de las vidas ajenas, le gustaba rodar tierras y mares. Se definía como un escritor, pero no como un literato, y aspiraba a "juntar la vida y la literatura". Esta figura de escritor fuera del gueto es también la que destacan sus amigos y el modelo que valoran los autores, evidente en la selección final de reflexiones de Conti sobre la literatura y sus tensiones con la vida y la política.

Pese a que a menudo el trabajo biográfico está al borde de caer en el homenaje y la sacralización que llevan a transformar finas reflexiones en consignas, el lector disfrutará del encuentro con las voces de quienes conocieron a Conti y encontrará muy rica información sobre su vida y su trabajo de escritor. El libro se cierra con el último cuento del autor, en memoria de su tía. Tal vez Conti, que se sabía buscado y en peligro, haya deseado para sí mismo una muerte "a lo pajarito" como la de su relato, seguida de una juerga fenomenal en el cielo, con vino Falasco y payadores de altura.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?