Inédito desaire de Trump al G-7: le retiró su apoyo a la declaración final

Tras el fin de la reunión, rechazó un acuerdo con consensos mínimos por sus diferencias con Trudeau en materia comercial; acusó al premier de haberle mentido
Tras el fin de la reunión, rechazó un acuerdo con consensos mínimos por sus diferencias con Trudeau en materia comercial; acusó al premier de haberle mentido Fuente: AFP
(0)
10 de junio de 2018  

QUEBEC.- Con la Cumbre del G-7 concluida y a bordo del Air Force One, Donald Trump rompió con todos los protocolos y retiró su apoyo al comunicado final de la reunión en Canadá, en un inédito desaire a sus socios del grupo de países industrializados que habían trabajado durante dos días por alcanzar una declaración con mínimos consensos en temas comerciales para evitar el quiebre total.

En vuelo hacia Singapur para su cumbre con Kim Jong-un , Trump concretó su decisión vía Twitter tras tomar conocimiento de las declaraciones del primer ministro canadiense, Justin Trudeau , a quien acusó de haberle mentido.

"¡Basado en las declaraciones falsas de Justin [Trudeau] en su conferencia de prensa y el hecho de que Canadá está imponiendo aranceles masivos a nuestros agricultores, trabajadores y empresas, instruí a nuestros representantes no adherir al comunicado [del G-7], mientras revisamos los aranceles a los automóviles que inundan el mercado norteamericano!", escribió Trump.

Trudeau había dicho que su país seguiría adelante con la imposición de medidas recíprocas contra Estados Unidos a partir del 1° de julio y que consideraba "insultante" que Trump hubiera usado el argumento de "seguridad nacional" para poner aranceles al acero y aluminio canadienses.

Trump había puesto en escena durante su estadía en la localidad canadiense de La Malbaie el papel de Estados Unidos como víctima inocente de "tratados comerciales infames", y ratificó sus posturas proteccionistas. Pero todos los presentes se las habían arreglado para cerrar la reunión con un ánimo conciliador y el compromiso a trabajar en conjunto por la reducción de aranceles.

El presidente norteamericano había comenzado el día con amenazas contra la toma de represalias de los demás gobiernos a su abanico de medidas proteccionistas. "Estarían cometiendo un error", advirtió. Y si bien no culpó a los demás jefes de Estado y de gobierno por firmar acuerdos que considera perjudiciales para Estados Unidos, advirtió: "Si eso no cambia, no tendremos comercio con ellos".

Parecía que el clima viraba hacia la conciliación, en convergencia con los otros líderes del grupo de potencias -Alemania, Japón, Gran Bretaña, Francia, Italia y Canadá- que buscaron acortar distancias con el socio mayor. "Tuvimos debates extremadamente productivos", dijo Trump en conferencia de prensa. En sintonía con esos aires de convergencia, el documento final de la cumbre había marcado el compromiso del grupo de trabajar por la reducción de aranceles y la modernización de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El texto consensuado dejaba de lado el malestar que causaron los recientes aranceles de Washington al acero y el aluminio, en perjuicio de sus aliados, y las declaraciones de Trump previas a la cumbre cuando dijo que viajaba a "pelear" por los intereses de Estados Unidos.

"Subrayamos el papel central de un sistema internacional basado en reglas y continuamos combatiendo el proteccionismo", señaló el documento final. "Nos comprometemos a modernizar la OMC para hacerla más justa lo antes posible. Nos esforzamos por reducir barreras arancelarias y no arancelarias y subsidios".

Palabras amables, de distensión y visión de futuro, que parecían sellar formalmente la grieta que de todos modos dejaba intactos los desacuerdos con Estados Unidos en temas comerciales, así como los desencuentros en otros temas cruciales como el cambio climático y el tratado nuclear con Irán, que Washington abandonó por considerarlo, una vez más, un mal acuerdo.

"No hemos resuelto los problemas en detalle, tenemos opiniones diferentes de Estados Unidos", había dicho la canciller alemana, Angela Merkel. Y lo reafirmó el presidente francés, Emmanuel Macron, al señalar que la declaración final sobre el comercio no resolvía todos los problemas. Las represalias europeas contra el proteccionismo de Estados Unidos que mencionó Trump ya están listas. Apuntan contra 180 productos, entre ellos muchas marcas simbólicas del Made in USA, como las motos Harley Davidson y los jeans Levi's, que a partir del 21 de junio tendrán tarifas suplementarias del 25%.

Además, la premura con que Trump se fue de Canadá lo hizo saltarse las reuniones sobre cambio climático y medioambiente, temas sobre los que siempre fue a contramano de sus socios europeos con el argumento de que los remilgos por la ecología van en colisión con la productividad norteamericana.

Agencias AP, AFP, DPA y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.