Muertes que no conmueven

Fabián Pons
Fabián Pons PARA LA NACION
(0)
10 de junio de 2018  • 03:44

Los informes oficiales tienen múltiples puntos de análisis, opiniones y cuestiones fácticas. Empecemos por las cifras. Más allá de la precisión de los datos y de sus métodos de obtención es increíble que en 10 años que transcurrieron desde la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) no se haya logrado que la totalidad de las jurisdicciones se sumen "íntegramente" a un sistema único y completo de colecta de datos siniestrales. Entiéndase bien, en este caso las responsabilidades son compartidas entre el gobierno central y las provincias. En un país "federal" donde las provincias retuvieron para sí la cuestión del tránsito, no podemos cargarles todas las tintas a los organismos nacionales.La realidad indica que gran parte de las provincias en estos últimos 10 años han dicho a todo que sí, pero en concreto han hecho bastante poco.

Las muertes en siniestros viales exceden por más del doble a las generadas por hechos violentos. El problema es que ya no nos conmueven. Nos hemos acostumbrado a "los muertos nuestros de cada día en siniestros viales" y eso los políticos lo saben. Todos, nación, provincias y municipios. Es por eso que en sus propuestas de campaña el tema vial no aparece, salvo honrosas excepciones. Saben que como ciudadanos no nos interesa, no lo demandamos.

¿Cómo puede ser que todavía tengamos tan deplorable sistema de otorgamiento de licencias de conducir, más parecido a un trámite administrativo que a una demostración de que somos merecedores de que se nos conceda el privilegio de conducir un vehículo en la vía pública? Si no se quiere afectar a las arcas de los municipios por el hecho de otorgar licencias de conducir, por lo menos que se ejerza la presión necesaria para que haya un "sistema único nacional", muy exigente y con revalidación de los que ya tenemos la licencia. Esta propuesta siempre tiene una respuesta similar.no es fácil tratar con los gobernadores y los intendentes en un país federal. Es cierto. ¿Será el momento de ejercer algún otro tipo de persuasión hacia ellos?, tal vez por el lado económico se logren los resultados que hoy la vocación política no logra.

Algo similar ocurre con los enfoques de los controles. Las estadísticas son simples números, si no se las analiza, se establecen prioridades, se delinean planes, se los ejecuta y se vuelve a medir para buscar la mejora continua. Si a usted lector le dicen que después de recolectar las cifras de toda la nación, el 38% de los muertos son motociclistas cuya franja etaria más afectada es la de 15 a 34 años ya que ahí están el 40% de los fallecidos, ¿a que le daría prioridad? No es tan difícil, ¿no? Mientras tanto nos concentramos en temas menores y los gobernadores e intendentes miran para otro lado. Casco, registro, multiplicidad de ocupantes, menores en moto. Empiecen por ahí en serio y dejen de repetir que los controles son "piantavotos".

Lo que es muy loable son las mejoras en la infraestructura vial en todo el país. Se las prometió, se están cumpliendo y van a ser una gran contribución para la baja de la siniestralidad y para el desarrollo económico del país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.