Brasil: a cuatro meses de las elecciones, se mantiene la incertidumbre

Lula da Silva sigue a la cabeza de las intenciones de voto pese a que no podría competir
Lula da Silva sigue a la cabeza de las intenciones de voto pese a que no podría competir Fuente: Archivo
Alberto Armendáriz
(0)
10 de junio de 2018  • 11:01

RIO DE JANEIRO.- El escenario electoral en Brasil se mantiene incierto y estancado. Cuando faltan apenas cuatro meses para los comicios, y con Luiz Inacio Lula da Silva en prisión desde hace ya 63 días, el expresidente sigue a la cabeza de las intenciones de voto pese a que no podría competir, y el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro sería quien más apoyos lograría en la primera vuelta del 7 de octubre, según una encuesta de Datafolha publicada hoy por el diario Folha de São Paulo.

En el hipotético caso de que Lula, del Partido de los Trabajadores (PT), pudiera revertir su suerte judicial y ser autorizado por el Tribunal Superior Electoral (TSE) a competir, cosecharía un 30% de los sufragios. Por detrás de él se ubicarían Bolsonaro, del Partido Social Liberal (PSL), con el 17% de los votos, la ecologista Marina Silva, de la Red Sustentabilidad (Rede), con el 10%, y, empatados con el 6%, el exgobernador del estado de San Pablo Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), y el exgobernador del estado de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT).

Sin embargo, la legislación electoral brasileña es clara: ninguna persona condenada en segunda instancia por un órgano colegiado -como fue el caso de Lula, quien cumple una pena de 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero- puede ser candidato a un cargo electivo. El PT ha insistido, y lo reafirmó el viernes último al lanzar oficialmente la candidatura de Lula, que pretende registrar su nombre y pedir al TSE que se le permita competir ya que hasta ahora no han sido resueltas las apelaciones del exmandatario ante las instancias superiores de la Justicia (Tribunal Superior de Justicia y Supremo Tribunal Federal).

Sin Lula en carrera, Bolsonaro mantendría la delantera con un 19% de los votos, seguido muy de cerca -en empate técnico- por Marina Silva, con el 15%. Gomes obtendría el 10% de los sufragios y Alckmin el 7%. Poco importaría si el PT decidiera reemplazar a último momento a Lula por el exalcalde de San Pablo Fernando Haddad o el exgobernador de Bahía Jaques Wagner; cualquiera de ellos hoy apenas arañaría el 1% de las intenciones de voto, según Datafolha.

Los datos revelados por el sondeo son prácticamente los mismos que hace un mes atrás, y lo más llamativo es que el número de personas indecisas también permanece estable. Serían 21% si Lula compitiera, y aumentaría al 33% en caso de que el máximo líder petista no esté entre las opciones. Podría ser clave entonces lo que ocurra una vez que comience la campaña electoral de manera oficial, en septiembre, con la propaganda televisiva, para que esas personas decidan su voto.

No obstante la firme posición de Bolsonaro en cualquier escenario de primera vuelta, el respaldo por este polémico exmilitar que defiende la dictadura y ha atacado a mujeres, gays, negros e indios, parece estancado; no consigue crecer más allá del 20%. Y en una segunda vuelta, sus chances de victoria son más escasas.

En mediciones para el eventual ballottage del 28 de octubre, Bolsonaro perdería frente a Lula (49%-32%), frente a Marina Silva (42%-32%) y frente a Gomes (36%-34%). Empataría en un duelo frente a Alckmin con 33% cada uno, y sólo vencería ante Haddad (36%-27%) como candidato petista.

La encuesta de Datafolha dejó en evidencia también que el candidato del oficialista Movimiento Democrático Brasileño (MDB), el exministro de Economía Henrique Meirelles, no logra salir del pozo del 1% de las intenciones de voto aunque el presidente Michel Temer ya haya descartado buscar su propia reelección.

Asimismo, el sondeo mostró un deterioro aún mayor de la imagen de Temer tras la huelga de camioneros que paralizó al país el mes pasado. Su gobierno hoy es reprobado por un 82% de los brasileños, doce puntos más que en la anterior encuesta, en abril. Para un 14% su gestión es regular y sólo un 3% considera su administración buena o muy buena.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?