Suscriptor digital

Emanuel Ortega y Delfina Campos, dos Amigos Raros unidos por la música

Emanuel Ortega y Delfina Campos son Amigos Raros
Emanuel Ortega y Delfina Campos son Amigos Raros Crédito: PATRICIO PIDAL/AFV
Cecilia Martínez
(0)
12 de junio de 2018  • 12:18

Durante largos meses, Emanuel Ortega solo salía del estudio de grabación que improvisó en un cuarto vacío de su casa de Miami para comer y dormir. "Me cargaban por eso", dice el músico al recordar cómo se gestó, dos años atrás, su nuevo proyecto musical: Amigos Raros.

El artista asume ahora el rol de productor y compositor y cede el de intérprete a otros vocalistas, como es el caso de la cantautora Delfina Campos, voz que lo conquistó y que eligió para lanzar su propuesta. La voz de Delfina es, además, la que cada noche suena en la pantalla de Telefe en la cortina musical de la exitosa serie 100 días para enamorarse , del tema "A punto", que Ortega compuso en su estudio.

Su encierro se tradujo en un nutrido puñado de canciones, las grandes protagonistas de esta nueva etapa musical del hijo de Palito. "Cuando escribís para cantar vos estás como dentro de una estructura; es muy condicionante y existe el prejuicio que uno se autoimpone. Escribir despojado de eso te da libertad para probar otras cosas, inclusive en las letras", explica.

Para Delfina, que se considera esencialmente cantautora, fue "desafiante ponerle la voz y generar su impronta" en las canciones de otro. "Yo debía aportar lo mío desde mi lugar interpretativo y me encantó. Son canciones que tienen alma, canciones pop con una vuelta de tuerca", cuenta.

Amigos Raros - Fuente: YouTube

03:22
Video

La artista, de 27 años, canta desde los siete y a los 12 ya escribía sus canciones. Posee una amplia trayectoria en la escena independiente y acaba de lanzar, de forma paralela, Aurora, su segundo EP como solista, que el 18 de julio presentará en La Tangente (en 2016 grabó Los Valientes, en los Estados Unidos).

Ella es la voz de "A Punto" y de "Quien salvará mi alma", y aporta lo suyo en "Que no muera la noche", los tres temas iniciales del EP, los tres compuestos por Ortega. "El último es quizás el más contemporáneo, muy canción pero planteado desde un lugar menos orgánico y con más fusión de instrumento real con percusiones electrónicas", señala el autor.

En "Quién salvará mi alma", Delfina es la voz principal y Emanuel aporta "su magia", dice ella. "Es la que más nos gusta, es más canción tranquila", añade él, tras aclarar que el EP tiene influencia de varios géneros: del soul, del folk y de la canción de los 60, inspirado en autores como Serge Gainsburg, "pero con un giro moderno".

Emanuel considera que hay "algo atemporal en la producción" de este repertorio, con influencias "de lo que pasaba musicalmente en esa época, los años 60", que es mucha de la música que él escucha. Aunque sin caer en generalizaciones, el artista opina que, de cierto modo, "en la música ya se hizo todo, y cuando uno se da cuenta de eso empieza a revolver el pasado; intenta entender por qué existen los artistas que existen y las bandas suenan como suenan; ves un poco el origen. Y yo de un tiempo a esta parte empecé esa búsqueda para entender mucho de lo que pasaba hoy y de mí, me di cuenta de que había algo inconsciente de toda esa era. No sé si a través también de mi papá, pero en esta última parte de mi vida encontré una conexión muy grande con todo eso", cuenta.

Amigos Raros, el dúo que une a Emanuel Ortega y Delfina Campos
Amigos Raros, el dúo que une a Emanuel Ortega y Delfina Campos Crédito: PATRICIO PIDAL/AFV

En cuanto al tema de la novela, Emanuel explica que la letra narra vivencias suyas, aunque, al hacerlo, siempre se imaginó que iba a ser cantado por una mujer. "Jugar con eso fue entretenido", sostiene. La canción ya estaba grabada y, cuando le contaron que buscaban un tema para la serie, producida por su hermano Sebastián Ortega, la presentó.

El tema suena en la pantalla, en las radios y en el subte, lo cual para Delfina es una gran satisfacción. "Soy una artista independiente y para mí esa llegada de mi voz es sorprendente", dice.

Emanuel no conoció a Delfina hasta después de iniciar su proyecto. "Yo quería una voz femenina para Amigos Raros y pasaron muchas cosas en el medio. Cuando la escuché por primera vez, sentí que iba a ensamblar muy bien con estas canciones, por su impronta y por su personalidad. Me parece que tiene una de las voces femeninas más interesantes en nuestro idioma que yo escuché últimamente. No me refiero tanto a su caudal vocal, que lo tiene, sino a su carácter interpretativo y a su estilismo". Ambos se conocieron a través de una "celestina, una amiga en común, también cantante".

El trabajo con Delfina comenzó a la distancia y no exento de dificultades, pero se generó "una confianza y un entendimiento desde el vamos", dicen.

Atrás quedaban los días de Emanuel en el estudio y, a cada paso, se reafirmaba más su decisión de no producir un disco solista sino de trabajar en colaboración con otros artistas. Así se lo había trasladado incluso al propio presidente de Warner en los Estados Unidos cuando le enseñó el material y cuando éste le insistió en que fuera él la voz cantante del proyecto, pero la decisión ya estaba tomada.

A los 15 años no estás muy seguro de si te gusta cómo te llamás; imaginate de grabar un disco que va a quedar para siempre
Emanuel Ortega

Ortega, autor de numerosos hits (entre ellos "Quiero", "Timidez" o "A escondidas") y quien abrazó la música desde la cuna, cuenta que nunca dejó de escribir y de cantar, pero ahora su interés se centra en la producción. "Me gusta mucho la cocina de la música, es lo que más disfruto. Todo lo que viene después es lo que menos me nutre", afirma.

Al hacer balance de su carrera, reconoce que empezar desde tan chico "te marca, para bien y para mal. A los 15 años no estás muy seguro de si te gusta cómo te llamás; imaginate de grabar un disco que va a quedar para siempre. Y ante todo ese mar de ignorancia y de dudas, las figuras externas toman protagonismo en lo que uno hace: productores, compañías discográficas, managers. Mi camino arrancó en esa tesitura y es muy difícil cambiar el concepto que la gente se arma de uno; pero creo que tal vez el de afuera quizás nunca me terminó de conocer bien", reflexiona.

Emanuel le enseñó a Palito las canciones que compuso para Amigos Raros, "y sí, le gustaron". Este proyecto, creado para tomar vida en otras voces, comenzó con esta primera participación de Delfina Campos, con quien Ortega no descarta seguir trabajando.

Ambos coinciden en que "los discos están medio obsoletos; la gente hoy consume canciones. Es la industria en este momento, se sacan singles o EP y, de esta manera, lográs darle el empuje y la polenta que requiere cada tema para que pasen menos desapercibidos", señala la cantautora.

Los temas de Amigos Raros pueden escucharse en las distintas plataformas y ambos esperan realizar próximas fechas para presentarlos en vivo junto a material personal de cada uno. "Ojalá sigamos colaborando con Delfina -agrega Emanuel-, ella dejó la vara bastante alta, no sé qué va a pasar, si se hará una colaboración con otra voz o no. Por ahora es ella, una puerta que se abrió".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?