Suscriptor digital

Sube la tensión: Merkel y Macron critican la actitud de Trump en el G-7

"La retirada a través de un tuit es deprimente", dijo la canciller alemana
"La retirada a través de un tuit es deprimente", dijo la canciller alemana Fuente: Reuters
(0)
11 de junio de 2018  

QUEBEC.- La cumbre del G-7 finalizó en llamas anteayer en Canadá y el fuego parece que todavía no se apagó. Alemania y Francia criticaron ayer la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump , de retirar de manera abrupta su respaldo a la declaración final de la cumbre, en tanto importantes asesores de la Casa Blanca arremetieron contra el primer ministro canadiense, Justin Trudeau .

La cooperación internacional "no puede ser dictada por ataques de ira", dijo el presidente de Francia, Emmanuel Macron , en referencia a Trump, quien tras el fin de la cumbre rechazó vía Twitter el comunicado final del G-7, que horas antes había aprobado, por diferencias con Trudeau en materia comercial.

"Seamos serios y dignos de nuestros pueblos. Nos comprometemos y cumplimos", afirmó Macron en una declaración del Palacio del Elíseo emitida por la cadena británica BBC.

"La retirada a través de un tuit es sin duda decepcionante y un poco deprimente", dijo, por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel , en el programa de la cadena ARD, Anne Will, en el que destacó el respaldo de su gobierno a lo establecido en el comunicado final.

Ante la pregunta de la periodista sobre su calma ante Trump, Merkel argumentó que aumentar la tensión durante las conversaciones no facilita las cosas. De todas formas, consideró que la decisión del presidente estadounidense tampoco ayuda y aseguró que continuará el diálogo con él en la cumbre de la OTAN que se celebrará en julio en Bruselas.

La cumbre del G-7 estuvo marcada por el disenso entre Estados Unidos y sus aliados históricos. En una conferencia de prensa, Trudeau dijo que su país seguiría adelante con la imposición de medidas recíprocas contra Estados Unidos y que consideraba "insultante" que Trump hubiera usado el argumento de la "seguridad nacional" para poner aranceles al acero y aluminio canadienses. Furioso, Trump acusó a Trudeau de haberle mentido y retiró su apoyo al comunicado final del G-7.

Ayer la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, le respondió a Trump. "Canadá no conduce su diplomacia a través de ataques ad hominem [...] y nos abstenemos de ataque s ad hominem particularmente cuando vienen de un cercano aliado", aseguró Freeland a periodistas en Quebec.

Como si fuera poco, la inminente cumbre de Trump con el líder norcoreano, Kim Jong-un (ver aparte), incrementó la tensión, y el asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow acusó a Trudeau de traicionar a Trump con declaraciones "polarizantes" sobre una política comercial y dijo que esas declaraciones corrían el riesgo de dejar al líder estadounidense en situación de debilidad antes del histórico encuentro con Kim.

"[Trudeau] realmente nos apuñaló por la espalda", afirmó Kudlow, que acompañó a Trump a la cumbre, en el programa de CNN State of the Union. Por su parte, el asesor en comercio de la Casa Blanca Peter Navarro dijo a Fox News Sunday que había "un lugar en el infierno para el que intenta apuñalar a Trump por la espalda" y que "eso fue lo que hizo Justin Trudeau."

Agencias Reuters, AP y DPA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?