Con un "pañuelazo", alumnos y docentes de Derecho de la UBA se manifestaron a favor del aborto

Fue a las 18.30 en las escalinatas de la Facultad
Fue a las 18.30 en las escalinatas de la Facultad Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Mercedes Uranga
(0)
11 de junio de 2018  • 20:15

Con el correr de los minutos, los pasillos y las escalinatas de la Facultad de Derecho de la UBA comenzaron a poblarse de verde. Anudado en los bolsos y carteras, al cuello o en muñecas, el icónico pañuelo -símbolo de la campaña nacional por el aborto seguro, legal y gratuito- se repitió entre cientos de mujeres que participaron de un "pañuelazo" convocado por una Red de 40 profesoras de esa Facultad a las 18.30 de hoy. El objetivo era manifestar públicamente la convicción de un sector de esa casa de estudios, que se pronuncia a favor de la despenalización y legalización del aborto. Participaron profesoras y alumnos, pero no autoridades oficiales.

En una de las explanadas, la alumna de segundo año de abogacía Julieta Nieva se mostró convencida: "Esto en la Facultad de Derecho es histórico". Segundos después, explicó a LA NACION que la Facultad no tomó una postura oficial sobre el tema y que en las aulas es difícil que se lo nombre. "De esto no se habla, es un debate silencioso que se da entre los estudiantes. Hay cátedras libres sobre el aborto, pero son como talleres; esas propuestas parten de profesores, no de la Facultad", dijo.

Uno de los motivos centrales por el que las 40 profesoras convocaron a este pañuelazo fue la ausencia de una postura oficial sobre el aborto por parte de las autoridades. "Creemos que la Facultad de la que formamos parte no puede ni debe permanecer indiferente frente a esta cuestión, pues el Congreso de la Nación se ha propuesto debatir y sancionar una norma jurídica", expresó un comunicado de la Red de Profesoras. "Nos vimos en la necesidad de hacer un acto que diera cuenta de que sí tenemos una opinión y que sí tenemos que participar en el debate sobre el tema", enfatizó la profesora de El género del proceso penal y Mujeres en conflicto con la ley penal Cecilia Hopp.

La abogada Marisa Herrera rodeada de compañeras de la Red de Profesoras que convocaron al pañuelazo
La abogada Marisa Herrera rodeada de compañeras de la Red de Profesoras que convocaron al pañuelazo Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

Con las manos en los bolsillos para cubrirlas del frío, la alumna de quinto año Milagros Rueda explicó que acudió al pañuelazo ante la invitación de la profesora Gabriela Gussis, que forma parte de la Red. "Soy consciente de que el aborto se practica y que para hacerlo tenes que pagarlo. Me parece mal que intenten coartarnos nuestra libertad desde el Estado y desde la Iglesia", dijo.

Si bien en las escalinatas predominó la presencia de mujeres, también hubo hombres. "Quería venir porque cuantos más seamos, mejor; estamos a pocas horas de la votación", dijo el alumno de tercer año Miguel Casella, minutos antes de entrar a clase. Según explicó, junto a sus compañeros tuvieron la posibilidad de hablar sobre la interrupción del embarazo en una sola materia de todas las que cursa. Fue por impulso de sus profesores, que dijeron estar a favor del proyecto de ley que se votará pasado mañana.

"Me parece importante que se dé el debate y que salga la ley. El aborto es un tema de salud pública y debe ser abordado como tal, sobre todo por la cantidad de muertes que hay por abortos clandestinos", expresó la abogada María Fernanda Samite, de 32 años y que trabaja en el Poder Judicial. Aunque dijo que es docente ayudante de Derecho Penal en la Facultad, explicó que no pertenece a la Red de Profesoras y que acudió a la manifestación de manera independiente.

La agrupación universitaria Juntas y a la Izquierda, con tres carteles que rezaban "aborto seguro, legal y gratuito" también se sumó a la convocatoria y desplegó un enorme pañuelo verde sobre las escalinatas. Minutos después, las profesoras de la Red tomaron la delantera: se posicionaron en la primera fila de las escalinatas y dejaron que los convocados se agruparan detrás. Agarradas a un enorme trapo de tela verde que pedía por el aborto legal comenzaron a cantar: "¡Aborto legal en el hospital!". Segundos más tarde, la abogada y subdirectora de la especialización en Derecho de Familia Marisa Herrera encabezó el icónico canto feminista: " Ahora que estamos juntas, ahora que si nos ven, abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer". Y rodeada de pañuelos verdes que se agitaban a lo alto, exclamó: "¡Nos vemos el miércoles!".

El pedido de las profesoras a la Facultad

"Todos presentaron notas pidiéndole a la Facultad que se expida", vociferó la profesora de Derecho del Trabajo Romina Stampone, rodeada por otras profesoras de la Red. "Sería bueno preguntarse qué posición pública ha tomado la Facultad sobre la legalización del aborto, si la respuesta es el silencio, ya eso dice demasiado acerca del clima que se vive aquí", añadió Herrera.

"El pañuelazo fue pensado en especial para la comunidad académica, para instalar el tema en la Facultad, pero es una actividad abierta a la que se sumaron muchas agrupaciones estudiantiles. El 25 de marzo, la marcha en ocasión del 'día del niño por nacer' terminó con un acto en la Facultad, asique no se nos escapa el peso simbólico que tiene la institución en este debate", agregó la profesora de Derecho Laboral Victoria Flores Beltrán. En igual sentido se expresó la profesora Cecilia Hopp: "El pañuelazo también tiene que ver con una reacción a la falta de pronunciamiento oficial de la Facultad sobre el tema".

Fuentes de esa casa de estudios dijeron a LA NACION que la institución no suele tomar una postura oficial en este tipo de casos. "En ningún tema toma una postura o una opinión, porque es una institución plural, con diversidad de voces. Nunca toma una postura porque se respetan todas las opiniones", explicaron.

Hopp dijo a LA NACION que el consejo directivo convocó a la comunidad académica a mandar mensajes a una dirección de e-mail para pronunciarse a favor o en contra de la legalización del aborto. "La Facultad no hizo ningún tipo de procesamiento de esos envíos y aparentemente los van a mandar al Congreso pero digamos que no hay ni va a haber un pronunciamiento de la Facultad de Derecho sobre el tema. La Facultad, como tal, tiene un rol que jugar", enfatizó. Fuentes de la Facultad explicaron que el fin último de la solicitud de esos mensajes fue conocer las diferentes posturas existentes dentro de la institución.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?