srcset

Como de cristal: en pleno Congreso, una casa chorizo remodelada y llena de luz

Lucrecia Álvarez
Sol van Dorssen
(0)
19 de junio de 2018  

Elementos reciclados y una profunda reflexión sobre el espacio hicieron de esta casa chorizo en altura en pleno Centro una gema espaciosa y de sorprendente claridad. Repasamos todo lo que la arquitecta Lucía Maranca Quijano, creadora del estudio Cuatroparedes y dueña de casa, hizo para lograrlo.

ANTES: Pasillo con damero de calcáreos cuadrados. DESPUÉS: Se reemplazaron con calcáreos cementicios ‘Estocolmo’ de interesante dibujo (Bará Diseño). En la escalera se aplicó pintura de alto tránsito negra, una fantástica opción dentro de un producto que no ofrece gran variedad de colores
ANTES: Pasillo con damero de calcáreos cuadrados. DESPUÉS: Se reemplazaron con calcáreos cementicios ‘Estocolmo’ de interesante dibujo (Bará Diseño). En la escalera se aplicó pintura de alto tránsito negra, una fantástica opción dentro de un producto que no ofrece gran variedad de colores Crédito: Santiago Ciuffo

En el remozado hall, consola con tapa de mármol (Berna), lámpara de mesa (Mehiro Neshamoto) y bandeja de madera (BoConcept).

ANTES: Junto a la escalera, una carpintería de hierro cerraba el vestidor de la antigua suite. DESPUÉS: Hoy ocupado por el cuarto de los chicos, ese espacio intercambió el panel de vidrio repartido por una puerta y se lo cedió al lateral del cuarto de la pareja.
ANTES: Junto a la escalera, una carpintería de hierro cerraba el vestidor de la antigua suite. DESPUÉS: Hoy ocupado por el cuarto de los chicos, ese espacio intercambió el panel de vidrio repartido por una puerta y se lo cedió al lateral del cuarto de la pareja. Crédito: Santiago Ciuffo

En el ingreso a la casa está la galería con un trío de galponeras de cobre (Tienda Luz) en línea con la escalera a la terraza.

La ecuación de los dueños: arquitectura de 1880, arte colorido y pocos muebles. "El metro cuadrado es lo más caro, es un lujo poder disfrutarlo", dicen.

ANTES: Una pared que formaba el lateral de un placard reducía el vano que integra la galería y el comedor. Este, a su vez, se conectaba con la cocina mediante una puerta de doble hoja.
ANTES: Una pared que formaba el lateral de un placard reducía el vano que integra la galería y el comedor. Este, a su vez, se conectaba con la cocina mediante una puerta de doble hoja. Crédito: Santiago Ciuffo

DESPUÉS. Se tiró la pared para ampliar la conexión con la galería y se eliminó la abertura de la cocina, lo que centró el paso.
DESPUÉS. Se tiró la pared para ampliar la conexión con la galería y se eliminó la abertura de la cocina, lo que centró el paso. Crédito: Santiago Ciuffo

El comedor tiene mesa y sillas tipo Eames (Falabella), mantel color mostaza (Arredo), cuenco metálico y jarrones (todo de BoConcept) con flores (Silvestra).

A la vuelta, la galería, que se completa con un sillón Mar del Plata doble (Mercado Libre) y un jardín vertical (Arredo).

El cuadro del comedor lo pintó el hijo de Lucía a los cuatro años en un taller de arte.
El cuadro del comedor lo pintó el hijo de Lucía a los cuatro años en un taller de arte. Crédito: Santiago Ciuffo

Me gustan las casas en las que entrás y enseguida reconocés a sus dueños, su historia, sus gustos y la identidad del lugar
Lucía

ANTES: La mesada era más corta porque la interrumpía una puerta que llevaba a lo que originalmente era el área de servicio y que en una reforma anterior se había convertido en cuarto con vestidor. DESPUÉS: Más superficie de apoyo gracias a que se eliminó el paso al que hoy es el cuarto de los chicos
ANTES: La mesada era más corta porque la interrumpía una puerta que llevaba a lo que originalmente era el área de servicio y que en una reforma anterior se había convertido en cuarto con vestidor. DESPUÉS: Más superficie de apoyo gracias a que se eliminó el paso al que hoy es el cuarto de los chicos Crédito: Santiago Ciuffo

Entre la galería y la cocina, un escritorio traído de Estados Unidos y un módulo de casilleros rescatado de una obra.
Entre la galería y la cocina, un escritorio traído de Estados Unidos y un módulo de casilleros rescatado de una obra. Crédito: Santiago Ciuffo

En la cocina se repite el calcáreo de la entrada (Bará Diseño). Tanto el amoblamiento como los estantes fueron hechos a medida (Estudio Cuatroparedes). Además, se incorporó una mesada de Silestone; y horno, anafes y campana en acero inoxidable (Whirlpool).

ANTES: Con carpinterías blancas, el actual dormitorio principal estaba unido al living posterior mediante una arcada. Había dos accesos en el hall y el tercero eran estas ventanas corredizas en la esquina de la galería.
ANTES: Con carpinterías blancas, el actual dormitorio principal estaba unido al living posterior mediante una arcada. Había dos accesos en el hall y el tercero eran estas ventanas corredizas en la esquina de la galería. Crédito: Santiago Ciuffo

DESPUÉS: El cuarto está separado del estar y tiene una única entrada. La abertura de hierro con vidrios traslúcidos (negra del lado de la galería y blanca en el interior, como todas las carpinterías ahora) trae luz natural, pero bloquea la vista desde afuera.
DESPUÉS: El cuarto está separado del estar y tiene una única entrada. La abertura de hierro con vidrios traslúcidos (negra del lado de la galería y blanca en el interior, como todas las carpinterías ahora) trae luz natural, pero bloquea la vista desde afuera. Crédito: Santiago Ciuffo

"Buscamos especialmente una puerta con celosías y banderola. Así podemos cerrar el dormitorio y que se ventile igual, ya que la galería funciona como balcón", cuenta Lucía.

Sobre la mesa de luz (Mobler), cuadro de Juan Manuel Casalins, jarrón con flores (Silvestra) y lámpara de Mehiro Neshamoto.
Sobre la mesa de luz (Mobler), cuadro de Juan Manuel Casalins, jarrón con flores (Silvestra) y lámpara de Mehiro Neshamoto. Crédito: Santiago Ciuffo

El dormitorio principal tiene una cama antigua (Mercado Libre) de estilo provenzal con clásico respaldo de esterilla vestida con una colcha celeste (Arredo) y manta bicolor (BoConcept).

ANTES: Se había reemplazado la bañadera con patas por un box de ducha plástico atornillado al piso. DESPUÉS: Se mantuvo el revestimiento y el lavamanos originales. Éste último se reubicó alineado con los sanitarios para aprovechar mejor el espacio.
ANTES: Se había reemplazado la bañadera con patas por un box de ducha plástico atornillado al piso. DESPUÉS: Se mantuvo el revestimiento y el lavamanos originales. Éste último se reubicó alineado con los sanitarios para aprovechar mejor el espacio. Crédito: Santiago Ciuffo

DESPUÉS: Se recuperó la bañadera que estaba arrumbada en la terraza.
DESPUÉS: Se recuperó la bañadera que estaba arrumbada en la terraza. Crédito: Santiago Ciuffo

En el baño se colocaron sanitarios ‘Dama Senso’ (Roca), toallas color lavanda, cortina (todo de Arredo), bañadera y lavamanos existentes reenlozados, espejo redondo (Hausen Fröhlich) y banquito (Falabella).

En el living, cuadros de Juan Manuel Casalins (colgados) y de la dueña (en el piso).
En el living, cuadros de Juan Manuel Casalins (colgados) y de la dueña (en el piso). Crédito: Santiago Ciuffo

Este ambiente tiene piso de eucalipto prefinished, alfombra (Elementos Argentinos), lámpara de mesa (Laura Romeo), sofá (Metro Cuadrado), mesitas ‘Cartagena’ con juego de té y jarrones cerámicos (todo de Bo Concept); sillas Bertoia (DeSillas.com) y lámpara de pie (Hausen Fröhlich).

Antes de plastificar el piso, el pulido dejó a la vista el color original, mucho más claro, y decidieron preservarlo.
Antes de plastificar el piso, el pulido dejó a la vista el color original, mucho más claro, y decidieron preservarlo. Crédito: Santiago Ciuffo

En el espacio contiguo, escritorio vintage, silla nórdica (Mobler), araña heredada, cuadro de María Casalins, silla BKF de cuero (Mercado Libre) y biblioteca metálica tipo Rapi-estant.

En la escalera que va a la terraza, la arquitecta Lucía Maranca Quijano.
En la escalera que va a la terraza, la arquitecta Lucía Maranca Quijano. Crédito: Santiago Ciuffo

ANTES: Las barandas sobre las paredes eran de metal pintado de negro. DESPUÉS: Se las reemplazó por varillas de madera.
ANTES: Las barandas sobre las paredes eran de metal pintado de negro. DESPUÉS: Se las reemplazó por varillas de madera. Crédito: Santiago Ciuffo

Con las varillas de madera tenemos privacidad, pero vista libre del cielo. Y aunque estamos en Congreso, la mayoría de las veces sólo se escuchan los pajaritos
Lucía

La terraza se equipó con sombrilla para exterior (Easy). La base de una máquina de coser sirvió para hacer la mesa con tapa de OSB barnizada. La acompañan sillas Quilmes (Puerto de Frutos). El piso tiene baldosas atérmicas para pileta.

Plano con todas las modificaciones

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios