Escritores como personajes en nueve libros para leer en su día

El escritor Sergio Bizzio
El escritor Sergio Bizzio Crédito: Random House
Daniel Gigena
(0)
13 de junio de 2018  • 12:30

En homenaje a Leopoldo Lugones, que nació el 13 de junio de 1874 en la provincia de Córdoba, hoy se celebra el Día del Escritor en la Argentina. El autor de La guerra gaucha y El imperio jesuítico presidió la Sociedad Argentina de Escritores desde 1928 (el año de fundación de la SADE) hasta 1932. Luego de su muerte en 1938, la institución estableció esta fecha como el Día del Escritor. Muchas actividades de Lugones estuvieron emparentadas con la escritura; además de poeta, ensayista, cuentista, novelista y dramaturgo, se desempeñó como periodista, historiador, docente, traductor y filólogo. Lugones fue uno de los precursores de la literatura fantástica en la Argentina y sus volúmenes Las fuerzas extrañas y Cuentos fatales, que contiene relatos publicados en LA NACION, se destacan en el panorama de la literatura latinoamericana del siglo XX.

Desde La Divina Comedia, donde Virgilio participa como guía y modelo literario de Dante Alighieri, hasta el célebre cuento "El Aleph", de Jorge Luis Borges (donde dos escritores rivalizan por la memoria de Beatriz Viterbo), pasando por el joven Dostoievski que protagoniza El maestro de Petersburgo, de J. M. Coetzee, los escritores aparecen como personajes de ficción. Parodiados, homenajeados o como intérpretes de una poética, esos personajes poseen un linaje en la literatura. En la Argentina, un repertorio crece de manera constante.

"Me pregunto cuántos autores que deciden ficcionalizarse lo hacen descartando el plano familiar -dice Diego Vigna, investigador del Conicet y autor de la novela Cometa de la noche negra (Nudista), donde desanda las huellas de un asesinato familiar-. Intuyo que muchos lo hacen. En ese sentido, los que se colocan en el contexto familiar usan el recurso de 'hacerse personajes' como una forma de exorcismo. Y los que usan el recurso sin atender a la familia propia posiblemente lo usen como parte del plan narrativo, como si consideraran que incluyéndose en el relato lograrán la mejor forma de contar lo que quieren contar". En esa línea, Vigna menciona títulos firmados por Juan Forn, Patricio Pron y Martín Sivak, que utilizan el archivo personal como desencadenante de ficciones que incluyen a los autores como escritores.

Elegimos nueve libros protagonizados por escritores.

El águila ha llegado, de Bob Chow (Nudista)

"El águila ha llegado", alucinada ficción de Bob Chow
"El águila ha llegado", alucinada ficción de Bob Chow

Publicada a comienzos de 2016, la edición de El águila ha llegado incluye un CD de una banda que lideran tanto el personaje de la ficción como el escritor que firma la novela (con seudónimo). Gustavo Gerber es un músico que está en coma hace años y Solange Segula, una joven que por medio de sustancias puede acceder a la conciencia del artista y "traducirlas" en canciones. Es ella quien toma nota de las composiciones del músico y las transcribe. "Escritura posintercepción, escritura sin escritor", sugiere el título de un breve episodio de la novela. Penélope Nea Royce y el Dr. Nolan, que atienden a Solange, le piden que escriba un diario con el registro de sus trances. Ese segundo libro en el libro está habitado por conspiradores, un asesino serial que viaja en el tiempo y la presencia misteriosa de un ideograma con varias interpretaciones, entre ellas la del título de la novela. Teorías científicas, mensajes satánicos al ritmo del rock, la conquista del mundo por parte de los chinos y varias especulaciones cibernéticas conviven en esta ficción inquietante, escrita por una conciencia a la que se le imponen "las simetrías de una realidad con la pesadilla".

El Mañana, de Luisa Valenzuela (Seix Barral)

Novela experimental de Luisa Valenzuela, protagonizada por escritoras secuestradas y a la deriva
Novela experimental de Luisa Valenzuela, protagonizada por escritoras secuestradas y a la deriva

Dieciocho escritoras viajan cautivas en una embarcación llamada "El Mañana" y dejan que afloren sus relatos. En esta audaz novela, Luisa Valenzuela pone en juego distintas maneras de narrar y visibilizar la escritura de las mujeres. Elisa, una de las secuestradas que cuentan y se cuentan historias, logra huir y luego conoce a otros personajes que la ayudarán en una misión emancipatoria. "Comenzó con la imagen de una escritora encerrada en arresto domiciliario. Creo que en ese momento me sentía un poco excluida. A partir de esa idea del encierro y el aislamiento que silencia la voz, empecé a indagar los problemas de lenguaje que me sugería. ¿Hay una lengua de mujeres? ¿Son distintas las voces femeninas y las masculinas? Al acercarse, la palabra es la misma, pero la carga erótica, la carga eléctrica, la carga emocional son otras", declaró la autora en una entrevista con LA NACION cuando se publicó El Mañana, en 2010.

El escritor comido, de Sergio Bizzio (Mansalva)

Portada de "El escritor comido", de Sergio Bizzio
Portada de "El escritor comido", de Sergio Bizzio

Apenas un día después de presentar su biografía en público, un archifamoso escritor brasileño decide hacerse pasar por muerto para ver las reacciones que provoca esa noticia en el mundo. Autor de célebres novelas espirituales, Mauro Saupol, criado en la pobreza de las favelas cariocas, desaparece de la noche a la mañana. Desde su guarida en la selva, lee los diarios, recapitula episodios de su pasado de miserias y padece celos al enterarse de que varios hombres rondan a su mujer y viuda oficial. Escrita en el vertiginoso estilo del autor de Rabia y Aiwa, El escritor comido es una divertida parodia sobre la industria editorial y una reflexión sobre el agobiante deseo de ser otro. Admirado por Britney Spears, Umberto Eco y Sharon Stone, Saupol vive sus experiencias con tribus, lectores desconocidos y mujeres con la mente puesta en escribir (y de inmediato publicar) best sellers. Los libros del protagonista de El escritor comido desplazan de las listas de títulos más vendidos al mismísimo Paulo Coelho.

Mariano Dupont, Arno Schmidt (Seix Barral)

Portada de la desopilante novela de Mariano Dupont
Portada de la desopilante novela de Mariano Dupont

Para evitar confusiones de entrada, la tercera novela del escritor argentino nacido en 1965 no es una biografía del escritor alemán Arno Schmidt sino la historia de un conjunto de escritores contemporáneos, entre ellos el propio Mariano Dupont, que viaja a una residencia para artistas situada en una base de la Antártida. Luego de una travesía en barco en que los personajes empiezan a conocerse, el autor asume el tono satírico que dominará la historia. El personaje de Dupont pretende reescribir el Popol-Vuh en su estancia antártica. "Una novela o algo parecido. O un largo poema en prosa. Épico, cómico, lírico, de todo un poco. Medianamente ilegible. Una página por hora. Dos horas de trabajo por día. El resto del tiempo podría aprovecharlo para leer, hacer un poco de musculación, nadar.", conjetura. El mundo de la literatura contemporánea, con sus festivales, conferencias y otros rituales, aparece representado con mordacidad y estilo.

El cuaderno tachado, de Nicolás Giacobone (Reservoir Books)

Portada de la primera novela del guionista Nicolás Giacobone
Portada de la primera novela del guionista Nicolás Giacobone

Coautor de varios guiones premiados, como el de las películas Biutiful, Birdman y El último Elvis, Giacobone presenta a un aspirante a novelista en su primera novela. Secuestrado por Santiago Salvatierra, un egocéntrico director de cine latinomericano, Pablo debe escribir guiones en un sótano, bajo amenaza. Durante los escasos ratos libres que le deja la tiranía del director de cine, a la madrugada y mal alimentado, Pablo trama una venganza, reflexiona sobre el acto de escribir y devela secretos de la industria cinematográfica en el diario íntimo de su cautiverio. "Se puede hacer cine sabiendo un poquito de pintura, o un poquito de teatro, o un poquito de literatura", anota en el tono epigramático que predomina en la novela. En vez de capítulos, El cuaderno tachado se enmarca en archivos de Word y versiones piratas de Final Draft. Ágil y original.

La felicidad es un lugar común, de Mariana Skiadaressis (Entropía)

Portada de la primera novela de Mariana Skiadaressis
Portada de la primera novela de Mariana Skiadaressis

La primera novela de esta autora porteña (1978) cuenta la historia de una treintañera recién divorciada que inicia un romance erótico-intelectual con Marcelo Kaminsky, un hombre mucho mayor que ella y que es, además, su escritor favorito. Con la excusa de una monografía, decide comunicarse con él. "Le voy a escribir a Kaminsky. Debe ser vanidoso, y seguramente reciba con agrado los mails de los estudiantes que trabajan sobre sus textos. Quiero ver si se siente identificado con algo de lo que propongo", reflexiona la joven estudiante de Letras de la Universidad de Buenos Aires. El mundillo literario criollo es escrutado por medio de una prosa en apariencia ingenua en la que arden los fulgores de una pequeña hoguera de vanidades. Novedad de junio.

RW: Rodolfo Walsh en historietas, de Gonzalo Penas y Cristian Camba (Maten al Mensajero)

Portada de la "bio-cómic" de Rodolfo Walsh
Portada de la "bio-cómic" de Rodolfo Walsh

El volumen recopila los capítulos del "bio-cómic" publicado en la revista Maten al Mensajero e incluye materiales inéditos sobre la vida de Rodolfo Walsh, como el capítulo referido a su viaje a Palestina. Inspirado en la trayectoria del periodista y escritor, el cómic tiene como hilo conductor los últimos minutos en la vida del autor de ¿Quién mató a Rosendo?, que se conectan con algún hecho del pasado: la juventud, la militancia, el periodismo. "Aprovechamos todos los recursos que nos permite este formato para contar el lado menos conocido de Walsh, su lado más humano: el lugar de padre, de pareja, vecino", cuenta Gonzalo Penas, guionista de la historieta. Todos los dibujos están hechos en blanco y negro. "Para realizarla fue importante revisar los trabajos de Pratt, Oesterheld y Breccia porque estos autores desarrollaron gran parte de su obra entre los años 50 y los 70, época donde transcurre casi toda la historia de RW. Al estar en blanco y negro, fue imposible no tener como referencia a esos maestros", detalla CJ Camba, el ilustrador.

Borges, inspector de aves, de Lucas Nine (Hotel de las Ideas)

Portada de "Borges, inspector de aves", de Lucas Nine
Portada de "Borges, inspector de aves", de Lucas Nine

La novela gráfica de Lucas Nine retoma un famoso y conocido episodio ocurrido en 1946, cuando el escritor argentino fue nombrado "inspector de aves, conejos y huevos" por el gobierno peronista, que lo desplazó de su puesto de auxiliar bibliotecario en una biblioteca municipal. La ficción se aventura en el campo de las posibilidades. ¿Qué hubiera pasado si Jorge Luis Borges, en vez de renunciar, hubiera aceptado el cargo con el que se lo pretendía degradar? Vestido con la típica indumentaria de los detectives anglosajones, la historieta hace pasear al autor de Ficciones por distintas ferias municipales porteñas y recrea encuentros con Adolfo Bioy Casares, Witold Gombrowicz y Oliverio Girondo.

The Book of Writers, de Elvio Gandolfo (Caballo Negro)

Portada del volumen de cuentos protagonizados por escritores escritos por Elvio Gandolfo
Portada del volumen de cuentos protagonizados por escritores escritos por Elvio Gandolfo

Compuestos entre el final de la década de 1980 y el de la de 1990, los siete cuentos de este volumen ofrecen una visión variada sobre cuestiones vinculadas con escritores y escritoras, muchas veces anónimos. El título en inglés del libro se aclara en una nota final del autor: "En la esquina de Santa Fe y Billinghurst había en la época de Menem (cuando empecé a escribir este libro) un videoclub que atendía las 24 horas. En las vidrieras decía ' open 24 hours'. En ninguna parte decía 'abierto las 24 horas'. A los centros comerciales absolutamente nadie los llamaba sino 'shoppings centers'", escribe Gandolfo. Esa resonancia callejera, híbrida y humorística prevalece en los cuentos que, según confiesa el autor, fueron escritos bajo la influencia del Henry James de "La humillación de los Northrope", magistral relato sobre escritores. El libro se disfruta como una miscelánea de personajes extravagantes, caprichosos y consecuentes en sus maneras de fracasar.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.