La intimidad de Islandia antes del Mundial: a qué juegan en su tiempo libre y la preocupación por Messi

Para Islandia se acerca la hora del debut
Para Islandia se acerca la hora del debut Crédito: Santiago Filipuzzi
Tomás Bence
(0)
12 de junio de 2018  • 23:59

GELENDZHIK, Rusia.- El tiempo se va acortando para Islandia. La sensación de estar cada vez más cerca del debut mundialista ante la Argentina hace que cambien los gestos. Los jugadores dejan atrás las sonrisas y la diversión. Sus caras se tornan más serias. Las respuestas son directas, sin el vuelo de días atrás. Al menos eso es lo que eligen hacer en público. Es que el partido está a la vuelta de la esquina. Y allí está, también, Lionel Messi. Todo lo que la Pulga representa, los desvela.

A la apertura que mostraron el fin de semana, eligieron el camino contrario desde ayer. Ocultaron cada movimiento relativo al juego, cada maniobra que se pudiese recibir desde Bronnitsy. Hay 1500 kilómetros de distancia. Por eso, lo que el entrenador Heimer Hallgrímson mostró fueron sólo los movimientos de recreación. Puertas adentro prepara todo de forma minuciosa. Repara en cada detalle. "Tenemos con qué sorprender. pero no se lo vamos a contar", dijo a LA NACION uno de los integrantes del cuerpo técnico. Islandia se permite soñar.

Para Islandia se acerca la hora del debut
Para Islandia se acerca la hora del debut Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Hoy, para el equipo vikingo, lo más importante es la intimidad. Tratar de fortalecer puertas adentro la unión del grupo. Lo cuentan los propios jugadores. Se pasan buena parte del tiempo charlando. Otros eligen la recreación. Primero los juegos de fútbol, después, los de acción. Todo en las computadoras. Compiten en red -varios conectados al mismo tiempo- al Fortnite, un juego de acción. Pero cuando llega el tiempo de trabajar, se enfocan en cada detalle. Sobre todo el cuerpo técnico, atento dentro y fuera de la cancha. Vale sino lo que hicieron ayer. Mandaron a la policía a controlar uno de los balcones de los edificios que dan contra la cancha de práctica: pensaron que alguien la estaba filmando. Era sólo un hombre que vivía allí y tomó unas imágenes.

Hoy a Islandia lo devela un tema central: cómo llegará al partido Aron Gunnarson. Es nada menos que el capitán. Pero no sólo eso. Es el corazón del equipo, el líder. Es quien lleva la voz cantante, el que contagia a sus compañeros. El "prototipo" de jugador islandés. ¿Cómo son? "Futbolistas aguerridos, solidarios, que no dan ninguna pelota por perdida, que siempre van a entregar un poco más", al menos así los definió para LA NACION Helgi Kolvidsson, integrante del cuerpo técnico.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

¿Cuáles son sus puntos más fuertes? Sin dudas que el juego aéreo. Tiene defensores con altura, que van a cabecear cada vez que pueden. Además, suelen trabajar la pelota parada y rotar las búsquedas, lo que hace más difícil marcar. A la hora de defender son fuertes y aguerridos, pero algo torpes. Eso sí: cuando tienen que encargarse de una jugada aérea en contra, defienden con diez hombres en el área. Es Gyfli Sigurdsson, el número 10, el más desequilibrante. En él se deposita la esperanza vikinga.

Esta gesta histórica que Islandia comenzará a transitar en la Copa del Mundo desde que se enfrente con la Argentina puede tener el desenlace menos pensado. No por el resultado en sí, sino porque son varios los que hoy se preguntan qué pasará en el futuro. ¿Por qué? Está en duda la continuidad de uno de los protagonistas principales de la historia: su entrenador Heimer Hallgrímson.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.