Muy lejos de aquellos días de "Un' Estate Italiana"

Sebastián Espósito
(0)
13 de junio de 2018  

N otti magiche/ Inseguendo un goal/ Sotto il cielo/ Di un'estate italiana... ¿Quién no recuerda la canción de Italia 90? ¿Y la del Mundial de México 86? "México 86 donde se vive la emoción... México 86, el mundo unido por un balón". Todo aquel que haya vivido ambos mundiales aún hoy guarda con cariño la melodía en su memoria. Son las bandas de sonido de la epopeya de Maradona y de los penales atajados por Goycochea, y son el recuerdo de aquellos mundiales que tenían una sola canción. Ahora, y más precisamente desde al menos tres citas mundialistas, a la canción oficial la acompaña un conjunto de temas que, lejos de competir con "la" canción oficial, cumplen con el objetivo de involucrar a más audiencias y culturas. Si en Sudáfrica 2010 el trono fue compartido por el "Waka Waka" de Shakira y el "Wavin' Flag" de K'naan y David Bisbal, entre el pasado Mundial de Brasil (donde Shakira volvió a mostrar su alcance mundial, esta vez en compañía de Carlinhos Brown) y el que empezará mañana en Rusia, la ecuación creció hasta el punto de proyectar un puñado de "himnos" para acompañar la gran cita del fútbol. Así es como si bien la colaboración entre Nicky Jam y Will Smith es la única que puede adjudicarse el tema oficial, Maluma cuenta con el apoyo de Coca-Cola y Natalia Oreiro, canta orgullosa en castellano, ruso e inglés "United by Love". Como en un reality de talentos será el público el que decida qué canción prefiere. La tevé hará su aporte decisivo según el tema que elija cada una de las señales que transmitan los partidos de Rusia 2018.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.