Primicia del DT: "Messi va desde el arranque"

12 de junio de 2018  • 23:59

Por primera vez desde que mantenemos estos diálogos mundialistas con Sampaoli, él está en Rusia. Con su franqueza habitual, me dice que su experiencia al frente de la selección será inolvidable, no por lo deportivo: "¡Nunca he viajado tanto!". Un genio: ya ha hecho más millas que los Rolling Stones.

Empezó a contarme las ciudades que conoció, los hotelazos en los que estuvo, los restaurantes tres estrellas Michelin a los que fue, y tuve que interrumpirlo para que habláramos de fútbol y de las cosas terribles que sacudieron a la selección desde nuestra última charla. Si el lema de Julio Grondona era "todo pasa", el de Sampa podría ser: "Me pasa de todo".

-¿Quién suspendió el partido con Israel?

-Los jugadores. Mejor dicho, Messi. El pibe vive desde chico en Barcelona, y vos sabés cómo son los catalanes con la guita. Cuando a un catalán le dicen que gaste plata, junta dos monedas y las frota ja ja ja. Leo tiene un mercado muy importante en todo el mundo árabe y con los palestinos. ¿Sabés la cantidad de camisetas con su nombre que se venden ahí? Hizo números y se plantó: "No vamos".

-¿Y vos? Ya sé: querías ir para cumplir con el contrato y además te venía bien probar el equipo.

-No, yo moría por conocer Jerusalén.

-¿Qué te pareció lo de Tapia cuando dijo que no iban como un aporte a la paz mundial?

-Un fenómeno, "Chiqui". Lo escuchamos y nos cagamos de risa.

-También fue polémico el plantón al Papa. ¿Cómo se animaron?

-La verdad es que era un garrón. Una hora y media de vuelo... Ya encontraremos la oportunidad de ir. Nada lo hace más feliz al Papa que una foto con la selección.

-Ya sé que la lesión de Lanzini fue un bombazo. Ni te pregunto. Pero sí me interesa saber cómo decidieron el reemplazo por Enzo Pérez. ¿Te encerraste horas con tus colaboradores?

-No, me reuní dos minutos con Leo. A él le gusta Pérez porque le pasa la pelota. Parece mentira, pero no es fácil convencer a nuestros jugadores de que se la pasen. Si tenés al lado a Masche, Salvio, Biglia, Pipita. y a Messi, ¿a quién se la das, papá? Bueno, me cuesta un huevo que lo entiendan.

-Habrás leído el artículo de Juan Irigoyen en el diario El País. Dice que los entrenamientos en el campo de deportes del Barça fueron un caos, sin horarios, sin organización, con un permanente cambio de planes. ¡Lapidario, Sampa!

-Mirá, no conozco a Bernardo de Irigoyen, pero tiene buena información. Algunas cosas se nos fueron de las manos. Yo tengo el criterio, y la nota lo dice, de que los jugadores se tienen que sentir cómodos. Y bueno, creo que al final se sintieron demasiado cómodos: hacían lo que querían. Para el próximo Mundial me voy a poner firme.

-Lo de Ansaldi fotografiándose con su novia en una bañera, lamentable.

-La foto fue lamentable, pero ojo, ella es una linda piba.

-Ésta va a ser nuestra última charla antes del debut del sábado. ¿Qué tenés para decirle al pueblo argentino?

-Que Islandia es un rival de cuidado, una potencia, pero nosotros estamos bien, confiados. Me dirán que no llegamos con la mejor preparación, que todavía no tengo el equipo, que cambio de opinión todo el tiempo, que me contradigo, que soy un desbolado. Bueno, ese es mi estilo y no voy a modificarlo a los 58 años. Vamos a hacer un gran Mundial, y el Mundial nos hará grandes. ¿Te gustó la frase? Ta buena, ¿no?

-¡Me encantó! Pero Sampa, por Dios, tirame un título, una primicia.

-Messi va desde el arranque.

TEMAS EN ESTA NOTA